A las autoridades del país asiático se les hizo “demasiado violenta”.

Estamos a menos de un mes del estreno de Deadpool, la cinta de superhéroes que ha logrado llamar la atención por su tono irreverente, acción a manos llenas, malas palabras, sangre a raudales y humor negro. La cinta, que tendrá una clasificación para adultos en casi todo el mundo, promete tener altas dosis de violencia, tal y como ocurre en la historieta en la que se basa. Si bien lo anterior es percibido con beneplácito por los fans del personaje, la decisión va a afectar a la taquilla internacional de la película.

Lo anterior se debe a que, oficialmente, Deadpool ha sido prohibida en China, país donde no existe clasificación por edades y, si una película se estrena en los cines puede ser vista por todo el mundo. Para conseguir lo anterior, las autoridades chinas suelen cortar sin miramientos los filmes que se proyectan en la región, mutilando escenas sensuales y violentas si lo consideran adecuando. Después de estudiar a conciencia la película, los representantes de la censura china llegaron a la conclusión de que, si cortaban todo lo inapropiado de la película la cinta no se entendía en absoluto, por lo que decidieron simplemente prohibir su estreno por su “violencia, nudismo y lenguaje gráfico”.

Está es una desastrosa noticia para Fox, debido a que las cintas de Marvel siempre han tenido una excelente acogida en China, país que ha representado el segundo mercado de mayores ingresos en las últimas películas con personajes de la casa de las ideas.

fuente Hollywood Reporter

temas