El Golden State Killer es sentenciado a cadena perpetúa

Joseph DeAngelo, el violador y asesino de 74 años pasará lo que le resta de vida en la cárcel.
Joseph James DeAngelo durante el tercer día de declaraciones de impacto de la víctima en el Palacio de Justicia del Condado de Sacramento Gordon D. Schaber el jueves 20 de agosto de 2020, en Sacramento, California (Santiago Mejía / AP)

Joseph DeAngelo, el infame Golden State Killer también era conocido como el Violador del Área Este o el Original Night Stalker, fue sentenciado a cadena perpetua sin derecho a libertad condicional.

También te puede interesar: Magdalena Solís, Suma Sacerdotisa de la Sangre, asesina vampírica mexicana.

El violador y asesino confeso de 74 años de edad fue condenado por un tribunal de Sacramento, California a 11 cadenas perpetuas más 8 años, en total luego que en junio se declarar culpable de 13 asesinatos y 13 cargos relacionados con violación sexual, más otras decenas más de agresiones sexuales que prescribieron ante la ley hace muchos años. DeAngelo llegó a un trato para no ser condenado a muerte, pero tuvo que registrarse como delincuente sexual y compensar a sus víctimas y a sus familias sobrevivientes.

El Golden State Killer estuvo activo de 1975 a 1986 y, de acuerdo a los fiscales del caso, DeAngelo confesó haber lastimado a 87 personas en 53 delitos separados.

La policía finalmente capturó a DeAngelo, un ex policía, en 2018 a través de pruebas de ADN que se habían dejado en las escenas del crimen de hace décadas. Los investigadores buscaron en una base de datos de genealogía en línea hasta que dieron con una pista: los familiares de DeAngelo. Una vez que la policía identificó a DeAngelo como sospechoso, usaron el ADN que había dejado en un área pública para confirmar que en realidad era su hombre.

El trabajo de Michelle McNamara, la investigadora y escritora estadounidense de crímenes reales, autora de I’ll Be Gone in the Dark: One Woman’s Obsessive Search for the Golden State y en cuyo libro se basó la sobresaliente serie documental de HBO, está terminado. Ella fue una de las artífices del uso de la tecnología para cazar a DeAngelo. McNamara, quien estaba casada con el comediante Patton Oswalt, murió en 2016.