Doble de riesgo que perdió un brazo en Resident Evil: The Final Chapter gana juicio

La doble de riesgo de Milla Jovovich perdió un brazo y sufrió heridas que aún conserva después de 5 años.
(Foto: Sony Pictures)

En 2015, la vida de la actriz de riesgo Olivia Jackson cambió por completo durante el rodaje de Resident Evil: The Final Chapter (2016). Debido a la negligente producción de la película, Jackson sufrió un accidente en Ciudad del Cabo mientras conducía una motocicleta a gran velocidad. En septiembre de 2019 presentó una demanda, y hoy se dio a conocer que un tribunal en Sudáfrica falló a su favor. 

De acuerdo con The Hollywood Reporter, el tribunal dictaminó que el truco que Jackson fue obligada a realizar estuvo “planeado” y “ejecutado” negligentemente por la compañía local Bickers Actions S.A., que operó la cámara y el vehículo de filmación con los que Jackson terminó accidentándose. Tras el percance, la actriz cayó en coma durante 17 días. Perdió un brazo por encima del codo. Quedó paralizada de una cuarta parte de su cuerpo. Sus pulmones fueron perforados. Sus costillas se rompieron y aún sufre daños nerviosos y cicatrices en la cara.

En la demanda presentada por Jackson en 2019, acusó al director Paul Anderson, al productor Jeremy Bolt, Tannhauser Gate Inc., y Bolt Pictures Inc., señalando que estaba previsto que ella sustituiría a Milla Jovovich durante la secuencia de una pelea. Pero al último minuto, hubo un repentino cambio de planes y le pidieron realizar “una escena de motocicleta peligrosa y técnicamente compleja en condiciones climáticas adversas”. 

“Extraño mi vieja cara. Extraño mi viejo cuerpo. Extraño mi antigua vida. Al menos ahora finalmente tengo una sentencia judicial que demuestra que este truco fue mal planeado y que no fue mi culpa”, dijo Jackson.

“Este juicio es un reconocimiento importante de que los especialistas en acrobacias no son inherentemente responsables, ni voluntarios dispuestos, sino desechables, cuando algo sale mal. Al igual que a todos los trabajadores, los responsables tienen el deber de cuidarlos de la forma más segura posible del truco”, concluyó el abogado de Jackson,  Julian Chamberlayne.

Cuando Olivia se accidentó, únicamente recibió un pago de 33 mil dólares.