La mayoría de científicos locos que se creen dioses tienen su justo castigo. O acaban muertos por sus propios descubrimientos, o son perseguidos por multitudes con antorchas, pero no quedan impunes. Excepto estos diez científicos que tuvieron la astucia o la suerte de escapar del castigo que se merecían.

1. Professor Farnsworth (Futurama)

Este genio demente ha jugado con todos los fundamentos del universo que uno se pueda imaginar, como el tiempo, la vida, el espacio, etc. Ha lanzado a su tripulación a inumerables misiones peligrosas, los ha llevado hasta el final de los tiempo, los ha clonado y ha sido lo suficientemente distraído como para ponerlos en peligro de muerte tantas veces como capítulos tiene la serie. Y a pesar de toda esa negligencia, ninguna asociación de científicos siquiera le ha quitado su licencia. Good news, everyone!

2. Mordin Solus (Mass Effect)

Este monstruo (literalmente) es el responsable de la manipulación genética de toda una especie de seres vivos, los Krogan. No sólo intervino para enfermarlos y para evitar que se reproduzcan, sino que cuando se empezaron a hacer resistentes a sus técnicas, colaboró para mantener bajo “control” el crecimiento poblacional. Lo que ocurre al final con él depende de lo que hagas en el juego, pero nunca es llevado ante la corte internacional por genocidio.

3. Doctor Krieger (Archer)

Al frente del Departamento de Investigación Aplicada en ISIS, Krieger lleva a cabo todo tipo de locos experimentos: modificación genética, robótica, dispositivos de espionaje y todo tipo de drogas. No importa la regla ética que estés pensando, este doctor las ha roto todas. Y a pesar de todo, ni siquiera se ha llevado una reprimenda por parte de sus jefes.

4. Dra. Helen Narbon y Dra. Helen Narbon (Narbonic)

Este par de científicas son madre e hije y protagonizan uno de los más aclamados cómics que puedes encontrar en línea. A lo largo de sus dilatadas aventuras hacen de todo y juegan a ser diosas todo el tiempo. No obstante, nunca nada malo les ocurre.

Narbonic

5. La Dulce Princesa (Hora de Aventura)

Esta princesa tiene cautivo a todo el Dulce Reino, y en nombre de la ciencia realiza los más crueles experimentos. Ella no sólo no recibe castigo alguno, sino que es festejada y querida por todos.

6. Dr. Kurt Leopold (Zaat)

Esta extraña película, también conocida como Blood Waters of Dr. Z, trata sobre un científico loco nazi que crea una fórmula para convertir a los seres humanos en peces gato. Sí, peces gato. Después de probar la fórmula en él mismo, se convierte en un horrible monstruo que aterroriza el pueblo. Al final no sabemos si murió o simplemente siguió su camino y encontró otro pueblo para aterrorizar.

7. El narrador (cuento Herbert West: reanimador de H.P. Lovecraft)

Si bien es cierto que el Dr. Herbert West al final de cuento es castigado por sus terribles experimentos, el narrador, que lo ayudó en todo el proceso, queda tan tranquilo y nos cuenta la historia sin problemas. No importa que se sienta culpable por haber asesinado a una niñita durante sus colaboración con West, el narrador nunca es verdaderamente castigado.

Herbert-West-reanimador

8. D.A. Sinclair (Invincible)

Este demente creó una serie de robots/zombis llamados Reanimen. Para lograr hacer esto, experimento con muchos cadáveres y con varias personas vivas. Fue llevado ante la justicia, pero en lugar de ser encerrado, el gobierno le dio un buen trabajo con buenas prestaciones para que se dedicara a hacer Reanimen soldados.

D-A-Sinclair-Invincible

9. Crake (de la novela de ciencia ficción Oryx y Crake de Margaret Atwood)

La verdad aquí depende de cómo se lea la historia. Es decir, sin lugar a dudas Crake es un científico loco que con sus manipulaciones genéticas lleva al borde de la extinción a la raza humana. La cuestión dudosa está al final. Si bien Crake acaba siendo asesinado, algunos lectores interpretan que en realidad se trata de un plan muy elaborado para suicidarse. Si esto fuera así, en realidad consiguió todo lo que quería.

Oryx-y-Crake

10. Reed Richards (Fantastic Four)

Seamos claros, se supone que éste es uno de los buenos, pero se pasa la vida fabricando armas de destrucción masiva y abriendo portales a otros mundos a diestra y siniestra. Esta práctica irresponsable de la ciencia ha causado más de un desastre. Ciertamente que la ha pasado mal en algunos momentos, pero siempre termina regresando a su laboratorio rodeado de calor familiar.

Reed-Richards

vía iO9

temas