¿En verdad mi iPhone es resistente al agua?

Los últimos modelos de iPhone son resistentes al agua, pero no deberías confiar mucho en ellos.
Imagen: 9to5Mac

A partir del iPhone 7, todos los smartphones de Apple tienen en cierta medida resistencia al agua. Pero muchos de sus usuarios habrán notado que a pesar de esta característica muchos se descomponen luego de haberse mojado un poco. Entonces, ¿los iPhone que dicen ser resistentes al agua verdaderamente lo son? Bueno, depende, pero lo mejor es no arriesgarse y evitar que se te moje, como cualquier otro teléfono que no sea resistente al agua.

También te recomendamos: ¿Cómo tener emojis de iPhone en un celular Android?

Apple implementó la resistencia al agua en sus smartphones a partir del iPhone 7. Según las especificaciones de este modelo podías sumergirlo a una profundidad de hasta un metro durante media hora. Esta resistencia aumentó en los siguientes modelos, pues el iPhone 11 y el iPhone 11 Pro pueden resistir una profundidad de cuatro metros durante treinta minutos, mientras que el iPhone XS y XS Max resisten dos metros de profundidad durante treinta minutos.

Aquí es donde las cosas se ponen raras, pues mientras muchos usuarios han descompuesto su iPhone con solo un chapusón, otros han visto que la resistencia al agua es en realidad mucho mayor. Y a pesar de eso la garantía de tu iPhone no cubre los daños causados por el agua. Por eso la compañía sugiere que no hagas nada como:

  • Nadar, bañarte o utilizar tu iPhone en un cuarto de vapor
  • Exponer el dispositivo a agua a presión como una regadera
  • Limpiar tu dispositivo con aire comprimido
  • Evitar sumergir tu teléfono en agua intencionalmente
  • Evitar exponer el teléfono a una temperatura o humedad mayores de las recomendadas

Con todo esto, en realidad deberías ver la resistencia al agua de tu iPhone como una protección extra. No es recomendable confiarte demasiado en ella, pues no saber si podría fallar. Por ejemplo, en caso de que tu dispositivo sufra un fuerte golpe, la capa que protege contra el agua podría dañarse.