logo-codigo-espagueti

Obi-Wan Kenobi Episodio 4: El rescate, una vieja fórmula de Star Wars

Una vieja fórmula narrativa de Star Wars se vuelve a implementar en el más reciente episodio de Obi-Wan Kenobi.
Obi-Wan Kenobi Episodio 4
La Fuerza regresa a Obi-Wan | Imagen: Disney+

El cuarto episodio de la serie Obi-Wan Kenobi ya está disponible en Disney+, en una aventura que comienza a entrar en su recta final -al menos en lo que respecta a lo que sería su primera temporada- y que comienza a dar atisbos de ese gran, sabio y poderoso Jedi que es nuestro protagonista.

Tras su enfrentamiento con Darth Vader, su antiguo amigo y alumno, Obi-Wan apenas y pudo escapar, por lo que ahora toca recuperar las fuerzas lo más rápido posible, sobre todo, porque Leia continúa en aprietos y necesita ser rescatada.

ATENCIÓN: A partir de este punto entramos en algunos spoilers del tercer episodio de Obi-Wan Kenobi.

La fortaleza de la Inquisición

Después del final de la tercera parte de Obi-Wan Kenobi, la acción se retoma con los dos protagonistas separados tras su fracaso al intentar huir de las garras de la Inquisición y Vader. El personaje de Ewan McGregor necesita sanarse, mientras que la joven princesa de Alderaan una vez más se encuentra en cautiverio y recibirá un duro interrogatorio a cargo de la Tercera Hermana.

De esta forma, prácticamente todo el episodio se va a desarrollar dentro de la Fortaleza de la Inquisición ubicada en la luna de Nur, localización ampliamente conocida por los jugadores de Star Wars Jedi: Fallen Order. De hecho, el propio Obi-Wan utilizó un truco de Cal Kestis para entrar en dicha fortaleza y rescatar una vez más, a la princesa en apuros.

Y es que a grandes rasgos, se trata de un episodio de rescate, en la que es posiblemente la narrativa más sobada por parte de Star Wars a lo largo de su historia: Obi-Wan Kenobi se cuela a bordo de una base imperial para rescatar a la princesa Leia, que está siendo interrogada y torturada mientras el Imperio busca información sobre un movimiento de resistencia clandestino. Darth Vader ronda en las sombras, y el monje Jedi se disfraza para evitar ser detectado. Sí te resulta familiar es por qué lo es, The Mandalorian nos entrego algunos capítulos con está dinámica y básicamente el episodio 4 de Obi-Wan Kenobi es  la misión de rescate de la Estrella de la Muerte de A New Hope. 

Imagen: Disney+

La historia es cíclica y se repite a sí misma. El episodio 4 de Obi-Wan Kenobi retoma viejos cliché de Star Wars que últimamente no han funcionado bien porque se recurre a conveniencias de guion a costa de la verosimilitud, y esto cada vez resulta más costoso para la saga en lo que respecta a la crítica.

Hay errores de continuidad y argumentos que se sienten flojos dentro del guion, en algo que ya parece inevitable dentro de la franquicia desde que Disney se ha hecho cargo de ello. Es algo a lo que debemos acostumbrarnos, aunque sea duro de aceptar para los seguidores más nostálgicos y veteranos de la creación de Goerge Lucas. La forma en que Obi-Wan termina escapando de Darth Vader y el hecho de que el villano más icónico de la industria del cine no sea capaz de custodiar una niña de 10 años, son un claro ejemplo de estas inconsistencias, y se deben convivir con ellas porque da la impresión que desde la casa del ratón no están a por la tarea de cambiar la fórmula.

Por último, encontramos algo de acción en los últimos compases del episodio, con un Obi-Wan  que cada vez se siente más seguro de su Fuerza. Las secuencias de acción de Star Wars siempre han sido motivo de discusión. Soldados Imperiales que fallan más que una escopeta de feria en sus disparos, coreografías poco prolijas y un montón de etcéteras. Protestar sobre ello a estas alturas ya no tiene demasiado sentido. Es triste, pero supongo que como fan de Star Wars uno cada vez cae más en la resignación con tal de poder disfrutar un pedazo de ese universo que nos ha maravillado.

Imagen: Disney+

¿Qué te pareció el episodio 4 de Obi-Wan Kenobi?

***

NANI?, un vlog donde discutiremos los temas centrales de la agenda del entretenimiento audiovisual asiático, principalmente de la industria japonesa. No te lo pierdas en nuestro canal de YouTube.

ANUNCIO