¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Ciencia revela que los hombres que mandan dick pics sin consentimiento sienten aversión por las mujeres

Un estudio reveló que los hombres que mandan dick pics sin consentimiento son narcisistas y sexistas.
(Foto: ajcespedes / Pixabay)

Si eres de esos impertinentes que cree que todo el mundo quiere ver fotos de tu “paquete”, lamentamos decirte que estás en serios problemas psicológicos. Un nuevo estudio reveló que los hombres que mandan dick pics sin consentimiento son narcisistas y sexistas.

También te recomendamos: ¿Por qué los gallos no tienen pene?

La investigación, publicada en The Journal of Sex Research, explica que de los 1,087 hombres que participaron en el estudio, el 48% admitió haber enviado previamente fotos de su pene no solicitadas a mujeres.

Los autores del estudio utilizaron una serie de cuestionarios para evaluar los rasgos de personalidad de los participantes, y descubrieron que:

“Los hombres que enviaban fotos de su pene reportaban niveles más altos de narcisismo, así como sexismo ambivalente y hostil”.

Los narcisistas tienden a tener una admiración excesiva por ellos mismos, a menudo creen que son mejores que otros o se obsesionan consigo mismos. Entre las razones que argumentaron ante el hecho de mandar las fotos, el 15% declaró que lo hicieron para provocar temor a las destinatarias, mientras que un 8% lo hizo con la esperanza de provocar una sensación de vergüenza en el otro.

Varios participantes seleccionaron la misoginia y el control como sus motivaciones principales, con algunas declaraciones como:

“Siento una aversión hacia las mujeres y enviar fotos de mi pene es satisfactorio”.

O:

“Enviar fotos de mi pene me da una sensación de control sobre la persona que a la que se la envío”.

En general, sin embargo, se descubrió que los emisores de dick pics estaban totalmente engañados con respecto al valor y el atractivo de su aparato reproductor, ya que la gran mayoría creía que las imágenes inspirarían sentimientos positivos entre los destinatarios.

Un ridículo 82% de los que enviaron instantáneas de sus penes dijeron que lo hicieron para excitar sexualmente a las mujeres, mientras que el 50% esperaba que recibir una foto de su miembro haría que una mujer se sintiera atractiva.

Casi el 45% envió las fotos con lo que los autores del estudio llaman una “mentalidad transaccional”, lo que significa que esperaban que su oferta fuera recíproca de alguna manera. La mayoría esperaba recibir fotos sexys a cambio, aunque algunos optimistas despistados afirmaron que ligaban así en línea como una forma de hacer que las mujeres se acostaran con ellos.

Quizás sorprendentemente, menos de una quinta parte dijo que enviaron fotos de pene para su propia excitación o satisfacción sexual. Por lo tanto, los investigadores concluyen que, contrariamente a la opinión popular, rara vez es la libido incontrolable de un hombre es que lo obliga a retratarse a “su amiguito”.

En cambio, parece que la mayoría de los hombres que participan en este comportamiento simplemente no confían en su rostro para causar la impresión correcta, y sienten que su mejor atributo está entre las piernas.

¡Todo la mísera idea del machismo y la falocracia!