Elon Musk quiere enviarnos a Marte, pero “es posible que mueras” en el proceso

"No es una misión para los de corazón débil."
(SpaceX)

Elon Musk es famoso por prometer más de lo que puede hacer en realidad. ¿Se acuerdan que prometió ofrecer una demostración “real” de Neuralink, pero en cambio solo vimos a un cerdo emitir un pitido cada que respiraba? Y esa solo es una de muchas. También aseguró que para 2050 enviará a un millón de personas a Marte, cuando a la fecha ninguna nave tripulada ha llegado al planeta.

Por eso la primera misión de SpaceX sería poner una nave tripulada en Marte lo más antes posible. Según Musk esto se volverá realidad en 2024, con la meta de erigir una ciudad autosustentable en el Planeta Rojo en treinta años. Y no cabe duda de que luego del éxito de su primera misión fuera de la atmósfera el multimillonario se sienta bastante confiado.

Eso no quiere decir que el proceso vaya a ser sencillo. “Tenemos que construir la ciudad y llevarla al punto en que sea autosustentable” comentó en una transmisión en vivo de Explore Mars. “Quiero enfatizar que esto es algo sumamente duro, peligroso y difícil.”

Y claro, algunos podrían morir en el camino.

“No es para los débiles de corazón. Hay muchas probabilidades de que mueras. Y va a ser duro ir, pero será bastante glorioso en caso de que funcione. Las primera naves podrían no funcionar. Es un territorio inexplorado. Nadie ha creado jamás un cohete orbital completamente reutilizable. Tan solo contar con eso es bastante significativo.”

Musk reveló que SpaceX tiene el objetivo de construir 1,000 naves en un período de 10 años, es decir, un aproximado de 100 naves por año. Además, en algún momento planea enviar 1,000 cohetes a Marte cada año, con un promedio de 3 naves por día. Ajá.

Contando que cada nave lleve a sus espaldas 100 aventureros, tomaría 1,000 naves en un período de 9 años llevar el millón de personas que se prometió.