El espacio siempre nos tiene increíbles imágenes que ofrecer. En este caso, gracias al Observatorio Europeo Austral, podemos observar un fenómeno visualmente bello.

No se trata de una burbuja en el espacio, como podría parecer a simple vista, sino de una nebulosa planetaria, una nube de gas formada a partir de la muerte de una estrella. En el caso de esta nebulosa planetaria, su diámetro es de 4 años luz (un año luz equivale a 9,46 x 10^15 km).

Una nebulosa dura decenas de miles de años y luego se desvanece. Cuando ésto ocurre quedan remanentes estelares que duran un billón de años y luego se convierten en una enana blanca, que toma billones de años en enfriar.

La fotografía fue una captura realizada por el conjunto de Telescopio Muy Grande (VLT). Éste es el observatorio de luz visible más avanzado del mundo y se localiza en Chile.

fuente The New York Times