Un grupo de japoneses decidió darle un nuevo y pecular uso a sus viejos cartuchos de Famicom: el de un instrumento musical.

Todos aquellos que crecimos durante los ochenta y buena parte de los noventa, utilizamos el viejo truco de soplarle a nuestros cartuchos con el fin de “arreglarlos”. Generalmente, el problema no estaba en el cartucho, sino en la suciedad del puerto de la consola en el que lo enchufábamos.

Con la llegada de las nuevas consolas y sus discos digitales, los cartuchos han quedado en el olvido. Pero ya no más.

Armónica-8-bits-02

Para todos aquellos que extrañan el característico soplido a los casetes, un grupo de jóvenes japoneses, conocidos como BASAMI Sentaku, desarrolló una armónica de 8-bits. El instrumento está construido en su exterior con carcasas de viejos cartuchos de Famicom, mientras que en su interior tiene diferentes tipos de micrófonos y pequeños circuitos que reproducen los sonidos chiptune de la vieja era de los videojuegos.

Debido a que cada armónica sólo puede generar un sonido a la vez, para reproducir una canción de, digamos Super Mario Bros, se deb contar con un grupo de amigos que ayuden en el proceso por revivir estos clásicos. A continuación pueden ver en acción a este instrumento musical, un artículo que bien podría ser considerado una pieza de arte pop.

vía CNET News

fuente BASAMI Sentaku

temas