Apple siempre ha sido una marca alejada de los bajos costos, y cercana al buen gusto y el diseño innovador, por ello no sorprende que sus contrataciones más recientes se han enfocado en directivos de empresas relacionadas con el lujo y el diseño.

Hace tres meses la compañía de la manzana fichó a Paul Deneve, ex director de Yves Saint Laurent, como coordinador de proyectos especiales, y el día de hoy anunciaron la llegada a la compañía de Angela Ahrendts, la hasta ahora CEO de Burberry, empresa dedicada al diseño de ropa y artículos de lujo.

Ahrendts, de 53 años de edad, ha trabajado durante toda su carrera profesional en firmas de prestigio relacionadas con el mundo de la moda, como Liz Claiborne y Donna Karan. En Apple estará a cargo de supervisar la dirección estratégica, la expansión y el funcionamiento de las tiendas físicas y de las tiendas online de la empresa.

Con esto, ella se convierte en una de las pocas mujeres con un puesto elevado en Apple, como Andrea Jung, la presidenta de Avon que es parte de la junta directiva de la compañía de Cupertino. Con su cargo de “vicepresidenta senior”, Angela Ahrendts se  pone a la altura de los ocho hombres que se encuentran sólo por debajo de Tim Cook.

La noticia de esta contratación ha tenido repercusión en la bolsa londinense, inmediatamente después del anuncio las acciones de Burberry cayeron un 4%; en contraparte en Nasdaq una acción de Apple se cotiza en 496 dólares.

Quizás el nombramiento de una mujer en un alto puesto directivo de una empresa relacionada con la tecnología es motivo de festejo en el día de Ada Lovelance.

vía The New York Times

fuente Apple

temas