El nuevo juego de Nintendo al fin ha llegado a nuestras manos, trayéndonos consigo una experiencia bastante divertida.

Fue cerca de estas mismas fechas pero del año pasado, durante el evento digital de Nintendo en E3, cuando tuvimos la oportunidad de presenciar el inesperado debut de la nueva apuesta de la compañía: Splatoon, una muy osada incursión en el terreno de los shooters que, al menos hasta aquél momento, parecía tener estándares bastante específicos y predeterminados.

Al principio, el público se mostró muy poco interesado en lo que este proyecto nos traería a futuro, pero lo cierto es que la gran N ha pensado bastante bien el movimiento de sus piezas, entregándonos un producto que, además de haber resultado algo bien cuidado y entretenido, cuenta con interesantes añadidos que le dan ese factor adictivo que nadie esperaba.

¡Bienvenidos a Inkopolis!

En la plaza de Inkopolis vive todo el contenido disponible en Splatoon
En la plaza de Inkopolis vive todo el contenido disponible en Splatoon

Apenas comiences a jugar Splatoon, te harás responsable de tu propio Inkling, éstos son mitad humanos que pueden convertirse en ágiles calamares, teniendo la posibilidad de desplazarse y transportarse de entre lugares bastante poco usuales como coladeras o deslizarse por las paredes hacia lo alto de un edificio. Al inicio podrás seleccionar algunos parámetros que caracterizarán a tu personaje, como su color de piel y de ojos. A partir de ese momento, comenzarás a formar parte de este nuevo universo, siendo transportado a la plaza de Inkopolis.

En lugar de tener un menú tradicional para acceder a todos los modos en el juego, es precisamente en esa parte explorable de la ciudad en donde podrás dirigir a tu Inkling y comenzar a aprovechar todas las opciones disponibles: tiendas de accesorios y ropa, leer comentarios de otros pulpos humanoides de Miiverse que se encontrarán merodeando en tu plaza y por supuesto, entrar en las arenas de batalla.

Tomando en cuenta que Splatoon es un juego que promete grandes cantidades de contenido dosificado, cada vez que inicies sesión en tu consola, comenzará a transmitirse un noticiero en el que las famosas Squid Sisters te informarán de todas las novedades que te has perdido durante el tiempo que estuviste fuera, de esa manera estarás enterado de qué nuevas armas o escenarios serán los que podrás aprovechar.

El apartado visual del juego es muy adecuado para el público al que la gran N pretende apuntar con Splatoon: el millennial. Sin embargo, extrae algunos elementos noventeros que por algún momento te hacen creer que estás jugando un título de PlayStation como Crash Bandicoot o algún clásico de SEGA como Jet Set Radio o Space Channel 5. Un ejemplo de ello es el uso de colores saturados y el diseño de los personajes, mismos que llevan hoodies y camisetas hip-hoperas que van muy bien con el soundtrack, que, aunque es bastante pegajoso y divertido, no cuenta con una variedad amplia de canciones para los combates, por lo que si juegas durante varias horas, puede que al final de la sesión estés cansado de la constante repetición de melodías.

Amiibo_Splatoon
Los amiibo te ofrecerán una serie de retos, y si logras superarlos te harás de más equipo para tu Inkling

La compatibilidad con las figuras amiibo está presente, y en realidad está pensada para los más competitivos. Pues aunque adquirir las figuras en realidad es bastante opcional, cada una de ellas te ofrecerá una serie de retos que en el caso superar, recibirás nueva ropa que llenará de fuerza a tu Inkling en los modos de batalla, prometiéndote buenas ventajas sobre el equipo contrario.

Que comiencen las retas

retas
Organiza a tu equipo y derrota a tus adversarios

De inicio, Splatoon sólo tiene tres modos diferentes: Turf War, en donde dos equipos de cuatro jugadores cada uno, deberán salpicar de tinta todo el escenario antes de que se termine el tiempo; Battle Dojo, que es básicamente el modo 1-v-1 local; y finalmente, el Hero Mode, que es el modo historia.

A diferencia de otros shooters que todavía abrazan el modo historia como el atractivo principal del juego, Splatoon es honesto y se enfoca principalmente en la experiencia en línea. Incluso para mí, que no soy fiel seguidora de los shooters multijugador y siempre voy por la campaña y misiones principales, esta decisión resulta funcionar bastante bien en el juego. Sin embargo, el modo historia combina elementos clásicos de los juegos de plataforma en 3D con su sistema de disparos y cobertura. Si eres de los que prefieren aprender a jugar antes de meterse a las retas en línea, puede ser que terminar la historia sea una buena opción, pues especialmente en las batallas con jefes, tiene buenos picos de dificultad que te dejarán aprender a reaccionar rápidamente y saber cuál es el mejor momento para atacar.

Cuando el título fue lanzado, sólo se podía tener acceso a batallas regulares en el modo Turf War, y posteriormente se abrió el modo Ranked, pensando en los Inklings que después de superar el nivel 10 ya habían pulido sus habilidades y esperaban más retos. Hablando de la primera modalidad, la arena estará a disposición de los dos equipos durante tres minutos, y como mencioné antes, la meta es llenar la mayor cantidad de terreno posible con nuestro color, punto que resulta interesante si tomamos en cuenta las posibilidades que nos ofrece el gameplay.

Organiza
Planea la mejor estrategia para vencer al equipo contrario

La clase de cada personaje es determinada por el arma que elija. Hay opciones muy buenas para todos los gustos, por ejemplo: para los que no quieran detenerse mucho tiempo a planear una estrategia y en cambio prefiera lanzarse directamente a disparar por todas partes, está la Splattershot que dispara varias bolas de pintura rápidamente; si el enfoque del jugador es más sigiloso y prefiere mantener la distancia, entonces la opción puede ser una Splat Charger; y por otra parte están los rodillos, como el Splat Roller, pensados para los jugadores que prefieren cubrir el terreno de tinta y ganar la partida, aunque es un arma bastante eficiente en este caso, puede llegar a ser difícil de maniobrar.

Sin importar cuál sea la clase que elijas, tendrás que pensar en las mejores maneras de sorprender al equipo contrario y acorralarlo en su base para impedir que deje huella en la arena. Para ello podrás usar tus habilidades de calamar para esconderte o moverte de manera más veloz y aparecer cuando menos se lo esperen, o hacer uso del arma secundaria, que puede ser una granada explosiva o un localizador de enemigos, por ejemplo. Uno de los puntos que vale la pena destacar, es que el juego castiga muchísimo a los denominados campers, pues si tomamos en cuenta que al menos en el único modo disponible ahora lo único que vale es el porcentaje de pintura rociada y no las muertes, será complicado llegar al objetivo si el jugador se mantiene todo el tiempo en un solo lugar. Pero todo depende de qué clase de equipo le sea asignado, en algunas ocasiones fui derrotada por letales snipers que ayudaban a sus compañeros rollers a eliminar a cualquier Inkling contrario que intentara acercarse.

Cubrir la mayor parte de la arena con tu color no será una tarea fácil
Cubrir la mayor parte de la arena con tu color no será una tarea fácil

Uno de los problemas que se acentúan a medida que la comunidad incrementa, es lo injusto que puede llegar a ser el resultado aleatorio para asignar miembros a cada equipo, pues a estas alturas, ya muchos han superado el nivel 20 y por otra parte hay quienes están aprendiendo aún o simplemente acaban de adquirir su copia del juego. El problema es que a veces en un lobby la mitad de los usuarios son novatos y la otra mitad no, y al no haber algo que determine un balance al formar los equipos, a la hora del combate se enfrentan equipos de 4 expertos, contra 4 novatos y el resultado final, es bastante poco sorpresivo.

El modo local tiene las mismas reglas, y se reduce a sólo dos jugadores sin posibilidad de dividir la pantalla: uno mirará al televisor, y el otro jugará directamente en el gamepad, aspecto que convierte a esta entrega en algo que a diferencia de títulos como Mario Kart, Super Smash Bros. o Mario Party, no podrá disfrutarse en una reunión con todos tus amigos, a menos de que haya más de una consola.

Nintendo mencionó en un Direct previo al lanzamiento, que el contenido del juego se irá enriqueciendo con novedades como armas y nuevos escenarios que se desbloquearán poco a poco durante los próximos meses, ésto como una ingeniosa estrategia para evitar la inactividad en los modos multijugador.

La frescura de los Inkling con estilo

Personaliza
Tendrás la posibilidad de personalizar a tu Inkling como más te convenga

Como mencioné antes, los Inkling son una vía importante hacia el corazón del juego, pues además de ser quienes te acompañarán durante todas las aventuras sin importar cuál de los modos elijas, serán ellos quien te mantengan conectado a lo que está pasando en la comunidad de Miiverse, y por otra parte de las habilidades y ventajas obtenidas de la ropa, dependerá tal vez alguna victoria importante.

Los atuendos no sólo funcionarán para que tu Inkling sea el más fresco del barrio, sino que también te equiparán con mejoras que determinarán ciertas ventajas para ti y tu equipo, como el nadar más rápido por los charcos de tinta o que el poder especial dure mucho más tiempo. A medida que juegas y tu personaje adquiere más experiencia, también estas habilidades especiales irán incrementando.

Si jugaron títulos como Animal Crossing: New Leaf, podrán recordar que uno de los factores que hacían adictivo el juego, era la necesidad de regresar cada día a las tiendas para hacerse de una prenda o un mueble de colección y con suerte, adquirir un objeto raro. Algo similar ha sido implementado en Splatoon: todas las tiendas cambian constantemente de contenido, por lo que es importante visitarlas al menos una vez al día. Por otra parte, miembros de la comunidad de Miiverse aparecerán merodeando por el lobby de tu ciudad; puedes hablar con ellos y ordenar con los vendedores “clandestinos” lo que llevan puesto para hacerte de sus habilidades.

Lo bueno

  • Combates divertidos que prometen horas interminables de diversión.
  • Contenido que cambia diariamente, dándote buenas posibilidades para personalizar a tu Inkling.
  • Actualizaciones semanales –y gratuitas– que mantendrán vivo el juego durante mucho tiempo.
  • A pesar de la ausencia de chat de voz en el juego, la interacción con otros jugadores siempre es interesante, especialmente a la hora de coordinar un equipo.

Lo malo

  • La música puede llegar a ser muy repetitiva después de jugar mucho tiempo.
  • Pocas posibilidades para jugar localmente.
  • Los combates pueden resultar injustos con el mal balance de la selección de equipos.

Veredicto
 

Splatoon promete horas interminables de diversión
Splatoon promete horas interminables de diversión

Nintendo ha demostrado una vez más, que lo que puede hacer grande a un juego, es una buena propuesta en cuanto a mecánicas, tomando muy en cuenta los gustos de las nuevas generaciones para probar su punto. No solamente nos entregó un shooter en tercera persona que no necesita abusar de elementos hiperrealistas y violencia absurda para resultar divertido, sino que también se atreve a dar una lección a otras compañías acerca de cómo dosificar contenido, mantener la expectativa del público y dejar atrás el tabú de enfocarse más en los modos en línea que en la campaña de un solo jugador. Definitivamente Splatoon es un juego con mucho potencial y la audiencia ha respondido bien, pero será hasta que termine la temporada de actualizaciones, cuando se determine si de verdad es una propuesta longeva.

Splatoon_Mini_Cover

Título: Splatoon

Fecha de lanzamiento: 29 de mayo de 2015

Plataforma: Wii U

Desarrollador: Nintendo

Publisher: Nintendo

Ver más
Otras reseñas