Super Mario Maker 2 propone muchas cosas, pero flaquea en otras.

Nintendo entiende su juego, su audiencia y sus expectativas. Super Mario Maker 2 es una muestra más de cómo el desarrollo de los videojuegos japoneses está enfocado en la idea principal que define a esta industria: jugar.

Esta segunda edición de SMM es bastante similar a la que llegó en 2015 al Nintendo Wii U. Las diferencias, sin embargo, no son precisamente necesarias porque el concepto central de este título se cumple y aterrizó en una consola de última generación.

Sin embargo, sí hay algunas cuantas diferencias respecto a su predecesor, dentro de las cuales el Modo Historia es la principal. En esta, se tienen que superar una serie de niveles diseñados por el Fabricante para recolectar monedas y reconstruir el castillo de la Princesa Peach, que fue destruido por un no tan feliz accidente.

Con esto, también se desprenden una extraña mezcla de sucesiones de niveles que, de alguna forma, simulaban una especie de “historia” o de desarrollo de escenarios por niveles que, con mala suerte, tocaban todos de esos imposibles de pasar aun con un centenar de vidas disponibles.

Y sí, todo esto es parte de SMM2 y son buenas añadiduras para la jugabilidad y el desarrollo de opciones para los diferentes tipos de jugadores, pero todos sabemos que a este videojuego no venimos, precisamente, a descubrir una historia, sino a crear y jugar niveles creados por la misma comunidad.

En ese sentido, SMM2 logra superar a su predecesor y entregar una interfaz de creación que conserva las opciones de su predecesor y añade algunas nuevas, y que también resuelve y modifica ciertas cosas que en la primera versión eran imposibles de hacer.

En total, son 120 piezas diferentes para creación de distintos escenarios y niveles que están disponibles en su totalidad para jugar y crear desde que se instala el juego. Además, incluye modos tutoriales para que cualquier jugador, desde el más experto hasta el novato, tenga la posibilidad de entender cómo funciona cada herramienta. Una vez creando, es donde la magia de SMM2 ocurre, que está en un solo lugar: los Niveles Mundiales.

Aquí encontramos la lista general de todos los niveles creador por la comunidad, que incluyen desde pesadillas sin más necesidad que hacerte quedar calvo de la frustración, hasta verdaderas odas y ofrendas a la belleza de un juego tan icónico como la franquicia de Super Mario Bros.

Los niveles creados se dividen en tres paneles: Prometedores, donde se incluyen escenarios creados que van subiendo su popularidad entre la comunidad; Populares, donde ya están los que tuvieron éxito; y las Novedades, sección que se actualiza cuando un jugador crea un nivel nuevo para ser recorrido por los demás. Finalmente, hay un recuadro que permite hacer búsquedas específicas de niveles mediante un ID.

Por supuesto, existen limitantes y, a diferencia de su predecesor, SMM2 constriñe un poco las posibilidades de manejar sus propias herramientas, pero todo tiene el fin último de mejorar la jugabilidad y las posibilidades creativas dentro de sus propias herramientas. Pequeñas cosas como no poder encimar tuberías o restringir el número de interacciones entre elementos, más que ser un contrapunto, son una ayuda para el jugador promedio.

Esa es la mayor virtud que tiene esta nueva versión y está enfocada en la necesidad que parece tener Nintendo en darle a los usuarios una comunidad. Esta se encuentra simplificada y al alcance de cualquiera que entre al juego y a las opciones que ofrece.

Cuando se trata de títulos del tipo sandbox lo importante no es lo extenso de las posibilidades, sino qué tanto sus herramientas pueden ayudar a que los jugadores saquen provecho de ellas, y la forma en que SMM2 aprovecha la tradición de Mario Bros es casi perfecta.

Así mismo, Super Mario Maker 2 se nutre de sus propios jugadores, que tienen la posibilidad de hacer que aquellos que crean niveles desafiantes, entretenidos o simplemente desesperantes, lleguen a más jugadores que, aunque no diseñen niveles, tienen la necesidad y el gusto de entrar solo por jugar.

Lo bueno
  • Más y mejores opciones de personalización
  • Interfaz de usuario mejorada que facilita la creación
  • Mayor compatibilidad con otros escenarios
  • Más opciones para compartir tus creaciones
Lo malo
  • Se llega a sentir como “más de lo mismo”
  • Algunos añadidos se sienten irrelevantes
  • Las creaciones de la comunicad aún se siguen sintiendo abandonadas
Veredicto

SMM2 cumple una premisa muy simple: jugar. Pareciera demasiado obvio, pero para estos tiempos, la industria del videojuego se ha centrado en cosas que pueden ser tan superfluas como el desarrollo de skins y texturas, antes de enfocarse en la comunidad, que bien ha jugado en 8bits que en 4K, y que sigue regresando a Super Mario Bros. y a Nintendo por lo que hizo famosos estos nombres en primer lugar: el juego simple y accesible.

La apuesta de Nintendo en Super Mario Maker 2 fue la de mejorar las capacidades de generar comunidad y lo logró con creces. SMM2 es no solamente una plataforma de libertad creativa, es al mismo tiempo un laboratorio gratuito de posibilidades para futuros títulos o desarrollos.

Por: Freddy Campos

 

Título: Super Mario Maker 2

Publisher: Nintendo

Desarrollador: Nintendo

País: Japón

Género: Plataformas

Plataformas: Nintendo Switch

Fecha de lanzamiento: 28 de junio de 2019.

Ver más
Otras reseñas