Fragmento de la película Teen Titans Go! to the Movies

Ridícula y simplona y, aun así, esta película animada supo leer a la perfección lo qué hizo grande a los superhéroes desde hace décadas.

Teen Titans Go! to the movies, o como mal la nombraron en México ¡Jóvenes Titanes en acción! la película, es la continuación cinematográfica de la serie de animación basada en las versiones chibi de los personajes de DC Comics. No más, no menos.

En esta aventura, Robin descubre que su equipo no es tomado en serio por los grandes superhéroes del Universo DC y no sólo eso, sino que los consideran payasos a los que nadie debe tomar en serio. Así, los héroes adolescentes intentan descubrir la respuesta a la pregunta ¿qué debe tener un buen superhéroe para ser amado y respetado? La respuesta es sencilla: una película. Así que los Jóvenes Titanes viajan a Hollywood a convertirse en estrellas, sin importar el caos que generen a su paso.

(Warner)

Teen Titans goes to Hollywood

Junta todas las cosas que te hicieron enamorarte de los cómics: Las aventuras alocadas, los colores chillones, los diálogos extraños, la acción, el suspenso y la diversión. Eso es Teen Titans Go! to the movies. Una mezcla de todo lo bueno que tenían los cómics y que ahora, en una época en que todo debe ser correcto y sobrio, ha desaparecido o no es bien visto, y vive en el anaquel de las “cosas para niños”.

La película es una fiesta a la que fueron invitadas todas las referencias posibles al mundo de las historietas. No es un decir, hay tantas referencias y son tan importantes que tengo miedo que al contar alguna arruine la experiencia, así que voy a tratar de hablar sobre la historia sin spoilear nada (o casi nada).

Como leíste en los primeros párrafos de esta reseña, Robin está obsesionado con ser tomado en cuenta y lleva a su equipo (compuesto por Raven, Starfire, Chico Bestia y Cyborg) a Hollywood para convencer a los estudios de que les filmen una película. Nadie los toma en cuenta porque se la viven haciendo chistes sobre flatulencias, hasta que se enfrentan a Slade, cuyo nombre de villano realmente es Deathstroke.

La obsesión por obtener su propia película lleva a los titanes a viajar en el tiempo, y es aquí donde se pone interesante la historia, porque hay muchos chistes para adultos escondidos en una trama para niños. Los Titanes asesinan, salvan y destruyen un planeta, condenan a otro equipo a la muerte en un universo paralelo, hacen referencias al pene de Cyborg, critican abiertamente a las plataformas de streaming y, en el inter de todo esto, cantan, cantan mucho. Demasiado.

La trama es muy sencilla y el giro del villano está cantado, no hay mucho que decir al respecto. Así que, mejor vamos a concentrarnos en lo que hace verdaderamente grande a esta pieza de animación.

(Warner)

La fiesta de las referencias

El trabajo del artista Dan Hipp puede verse a lo largo de toda la película y es fenomenal. Él es el encargado de crear los fondos tanto en la serie animada como en la película, y no podemos estarle más agradecido por la cantidad de referencias que escondió (como easter eggs) en todos los rincones posibles. En las escenas que ocurren en la sala de cine vean los carteles, hay anuncias de las próximas películas de Alfred, Wonder Woman, Atom y hasta Detective Chimp. Hay anuncios relacionados con Dark Knight Metal y el famoso Lazarus Pit de Ra’s al Ghul como si fuera un spa.

También hay homenajes a las series animadas de DC, como la mítica Batman: The Animated series y Animaniacs, hasta a las películas de Marvel. Además, hay referencias para los que ven regularmente la serie. Como los guiños al noviazgo entre Raven y Beast Boy, los panqueques y “el bote”.

Y ya que hablamos de la “casa de las ideas” no podemos dejar pasar el cameo de Stan Lee. No les estamos quemando nada, ya les habíamos dicho que llegaría. Es una joya histórica, porque es la primera aparición de Stan Lee en una película de DC Comics, la gran competidora de la editorial que él ayudó a crecer: Marvel. Stan se prestó a burlarse de sí mismo, de su actitud de “rey del cameo” y es fenomenal.

Los Jóvenes Titanes se burlan de la seriedad del Universo DC y del fracaso de las películas de Warner. Por ejemplo, en una escena en la que Superman, Wonder Woman y Green Lantern hablan de lo importantes que han sido sus películas, Linterna Verde afirma que él prefiere no recordar la suya. Tanto lo quieren olvidar que ni siquiera es Hal Jordan el que aparece.

El elenco en su versión original es fenomenal, pero yo la vi en español. El doblaje no es malo, pero hay un par de ocasiones en las que se nota que metieron chistes que sólo se entienden en México, y no sé por qué. Por ejemplo, recrean (en diálogo) el meme del conductor de noticias que despotrica contra López Doriga y termina diciendo “Avísenme” y, la verdad, es que sí encabrona un poco. Otra cosa, la tan cacareada “actuación” del vloger Andrés Navy dura 3 segundos, y él lo hace fatal.

(Warner)

Las manitas de bebé de Robin

¿Quiénes van a reírse a carcajadas con Teen Titans Go! to the movies?Los verdaderos amantes del cómic. Esos gorditos con barba genéricos que en su vida adulta han convertido su fanatismo por las historietas en un problema de espacio físico en sus casas, porque simplemente ya no caben sus revistas en su casa; las chicas que se mantienen firmes y combaten el sexismo de un medio que perjura que “no es para mujeres”, pero que ellas se han hecho cargo de hacerlo suyo; los que llevamos camisetas de superhéroes al trabajo y saliendo vamos a comer a la Frikiplaza. Le va a gustar al Niño Pony, a los que saben quiénes son los Challenge of The Unknown y para qué sirve la kryptonita rosa. Teen Titans Go! to the movies es una fiesta para celebrarlos a ustedes.

Los mal llamados “geek” amantes de superhéroes, vlogers quienes hace once años no sabían realmente quién era Tony Stark, pero se la viven hablando de qué es mejor “DC o Marvel” en YouTube; los guardianes de la verdad de lo que debe ser “el cómic”; los que creen que lo mejor es el Batman de Nolan y los protectores del cáliz bendito con lágrimas de macho de Wolverine, mejor que no la vean.
Yo la verdad es que sí me reí, me reí mucho. Desde las manitas de bebé de Robin hasta el novio delfín de Aquaman y la inutilidad de Atom, yo disfrute cada chiste de esta película.

(Warner)

Lo Bueno
  • Los 5 minutos de gloria que son las escenas del viaje espacio-temporal. Es todo lo que Justice League nunca pudo ser.
  • La plétora de referencias.
  • Que prácticamente todos los personajes de DC Comics tienen una aparición
  • Stan Lee burlándose de sí mismo
  • El humor es simple y honesto
  • Demuestra lo divertido que podría ser una película live action de DC Comics si se arriesgaran un poquito.
Lo Malo
  • La película bien podía haber sido una miniserie de 4 capítulos y no pasaba nada.
  • Nada en lo que aparezca Andrés Navy puede ser realmente bueno.
  • No explotan todo el potencial del Deathstroke.
  • Abusan de las canciones

(Warner)

Veredicto

El humor que llevó al género de superhéroes a sobrevivir durante décadas está casi extinto, pero hay de repente algunos chispazos que hacen conservar nuestra esperanza en la cultura Pop. Para entrar al mundo del cine, los superhéroes tuvieron que dejar su brillantez a un lado y vivir en un mundo de tormento eterno. Cuando intentaron readaptarse fracasaron, fueron juzgados, sometidos y enviados durante años en el rincón obscuro de la vergüenza, hasta que llegó Blade (con sus toques de comedia negra), luego X-Men, hasta llegar a Guardianes de la Galaxia.

Teen Titans Go! to the movies es un recuerdo de que no todo tiene que ser venganza, drama y oscuridad en una película de superhéroes que sólo quiere ser divertida, y eso no es nada malo.

Título: Teen Titans Go! To the Movies
Duración: 1h 24min
Director: Aaron Horvath, Peter Rida Michail
Elenco: Greg Cipes, Scott Menville, Khary Payton, Tara Strong, Hynden Walch, Will Arnett, Kristen Bell
País: Estados Unidos.

Ver más
Otras reseñas