Reseña: Sony HT-G700 – A ver al cine, a escuchar a tu casa

| 6 de febrero de 2021
Si necesitas un sonido increíble, aquí tienes la respuesta.

Cosas que extraño de ir al cine: las palomitas, los asientos cómodos, los estrenos y el buen sonido. Las tres primeras las puedo conseguir por mi cuenta; la cuarta es la que puede llegar a ser más complicada. Afortunadamente, probamos la barra de sonido Sony HT-G700 para disfrutar de películas, series y videojuegos.

¿Puede esta barra de sonido ayudar a sustituir las ganas de ir a una sala de cine? Aquí lo averiguamos.

La instalación

La caja incluye la barra de sonido, un subwoofer y los cables para conectar a la energía eléctrica y a los puertos HDMI, o bien, a la señal óptica de la televisión, y el control remoto. Aunque puedes manejar el volumen de la barra con el control de la TV, es importante tener este control a la mano para ajustar las preferencias del audio.

La barra de sonido mide 980 x 64 x 108 mm y pesa 3.5kg (más o menos el peso de un bebé recién nacido, aw). El subwoofer mide 192 x 387 x 406 mm y pesa 7.5 kg. (lo que pesan dos gatitos) y se conecta vía bluetooth a la barra.

Imagen: Sony

La barra tiene dos espacios en la parte trasera. En uno de estos está la entrada al adaptador de corriente y en la otra se encuentran los puertos óptico digital, USB (para actualizaciones de firmware que se requieran) y HDMI.

Con la guía y el manual de instrucciones es suficiente para que cualquiera que esté familiarizado con la tecnología de un smartphone o smart TV pueda instalarlo. Si lo estás conectando a una smart TV de Sony, como lo hice yo, puedes confiar que en automático se optimizarán las configuraciones de audio.

La misma guía te puede ayudar a saber cómo conectar tu barra, de acuerdo a las especificaciones de tu televisión. Si esta tiene entrada HDMI ARC o eARC, será más fácil.

Si tienes consolas de videojuegos o reproductores Blu-Ray y la barra pudo conectarse a una entrada ARC o eARC, no necesitarás conectar estos aparatos a la barra para que funcionen con ella.

Comparado con otros sistemas de sonido recientes y viejos en el mercado, la instalación y configuración de esta barra es mucho, mucho más fácil. No hay necesidad de colocar tres o cuatro bocinas en las paredes de tu habitación para tener una experiencia más que decente.

¿Sonido Dolby Atmos?

Esta barra está equipada con 3.1 canales de Dolby Atmos y tecnología Vertical Surround Engine. Hace un buen trabajo para recrear los sonidos tridimensionales. Diálogos, explosiones, bandas sonoras y efectos de sonido se distinguen como si vinieran desde distintas bocinas, pero no es así. Todos vienen de la barra y un subwoofer colocados alrededor de tu televisión.

Una buena manera de demostrar esto es con videojuegos de los últimos dos años. Jugamos con títulos de varias consolas y nos dimos cuenta de llevábamos mucho tiempo sin sacarle el mayor provecho a la música y los efectos de sonido.

La mejor demostración del poder la tuvimos con The Last of Us 2. Los momentos de terror y drama que ya conocíamos ahora alcanzaron una profundidad que, supongo, asustó e hizo llorar a nuestros vecinos. Este es un juego cuyo audio está diseñado para apreciarse con tecnología de sonido de vanguardia, y con la HT-G700 fue suficiente para conocer la posición de amigos y enemigos tan solo por su respiración.

No querrás volver a jugar The Last of Us 2 de otra manera. / Foto: Código Espagueti

Lo mismo pasó con otros juegos, sobre todo en aquellos donde la música de fondo varía entre nivel y nivel. Si cuentas con un catálogo amplio de videojuegos de generaciones recientes, esta barra puede ser la mejor opción para disfrutarlos en familia.

Redescubriendo clásicos

Con la HT-G700 disfrutamos de películas y series nuevas y clásicas.

La trilogía The Dark Knight nos ayudó bastante a darnos cuenta de la calidad de niveles altos y bajos que alcanza este sistema. La voz aguda del Guasón, la voz grave de Bane y las persecuciones en vehículos de la saga sirvieron de parámetro para comprobar la calidad que esta soundbar puede alcanzar.

En cualquier caso, es importante que pruebes las configuraciones de la barra. Por ejemplo, si es de noche y no quieres peleas con tus vecinos, vale la pena probar el modo nocturno para conservar la calidad sin restarle tanto al volumen.

Es importante que antes de que te acostumbres a que la barra suene de cierta manera, pruebes los ajustes disponibles y compatibles con cada aparato que usas. De otro modo, puede que estés desperdiciando la tecnología que adquiriste.

Imagen: Sony

¿Problemas?

Aunque la instalación es sencilla, de vez en cuando la configuración de software requiere paciencia. Es muy importante que no pierdas tu manual de instrucciones, porque vas a querer consultarlo después de la instalación para entender la navegación en los menús.

Cada vez que pausas el material y lo reinicias, el audio tarda en reconectarse a la barra, lo que provoca que te pierdas unos dos o tres segundos de sonido. Nada grave, pero tendrás que retroceder unos segundos para recuperar segundos preciados de diálogos.

Tras una semana de probarla, tuvimos un problema de conexión con la televisión. Luego de intentar con los ajustes en el software de la pantalla y en la barra, incluyendo regresar a ajustes de fábrica, el problema se solucionó cuando volvimos a instalar todo desde el principio.

Desconocemos qué causó el problema (probablemente alguien pisó uno de los botones sin querer).

Lo bueno

Instalación rápida y sencilla. Si le sabes a estas cosas, en media hora ya lo estás disfrutando.
Salida compatible con ARC y eARC. Facilita la conexión con tu TV y otros dispositivos.
Subwoofer inalámbrico

Lo malo

Un par de silencios al pausar y volver a reproducir audiovisuales

Veredicto

Si necesitas un sonido increíble para este y los próximos Super Bowl, o tienes un espacio pequeño pero te urge un sonido que haga temblar a quien se acerque a tu habitación, la HT-G700 de Sony vale la pena para echarle un ojo y oídos.

Si estás buscando un sistema de sonido de vanguardia que sea fácil de instalar, aquí tienes una buena opción. Ofrece lo suficiente si te gustan los deportes, los videojuegos o el cine.

En cuanto al precio, hay sistemas de igual o menor precio con casi la misma calidad de audio, pero encontrar uno que le compita en comodidad y practicidad a la HT-G700 está difícil.

Más reseñas