Reseña: Namco Museum Archives Vol. 1 – La colección ideal para amantes de lo retro

| 19 de agosto de 2020
Namco Museum Archives no solo es una colección de viejos títulos de arcade; también es una declaración de amor a lo retro.

Namco Museum Archives es una colección que incluye clásicos de las arcade como Pac-Man y Galaga, pero también otros menos conocidos que solo fueron lanzados en Japón. Es difícil escribir una reseña de esta colección porque ¿qué hay que criticar, la interfaz y la experiencia general que brinda o los juegos y su gameplay? Lo primero dejaría un poco de lado los juegos, mientras que lo segundo podría ser injusto si los evaluáramos con base en los estándares modernos. Además cada jugador valorará diferente cada uno de esos dos aspectos. Aunque parezca un poco difícil trataré de mantener un balance entre esos dos extremos, a ver qué pasa.

También te recomendamos: Reseña: Clubhouse Games: 51 Worldwide Classics – Los clásicos nunca pasan de moda

Como todo centennial, solo había escuchado de la época dorada de las arcade por a) mi padre y b) Hi Score Girl. Bueno más o menos, pero el punto es que crecí pensando que los videojuegos se encontraban principalmente en las consolas que tienes en casa y no en las salas de juego en las que uno deja la vida en el tablero.

Mi experiencia con las maquinitas nunca fue más allá de King of Fighters y Metal Slug, juegos que sueles disfrutar con tus amigos de la escuela. Sin embargo siempre he tenido curiosidad de esos rudimentarios y absurdamente entretenidos juegos de las arcade y de su increíble capacidad de absorber a la gente y, sobre todo, divertirlos.

Namco Museum Archives es una prueba de que esos títulos sabían cómo aprovechar todos sus recursos y, aunque no lo sepamos, dejaron su huella que sigue volviéndolos tan adictivos y entretenidos. Además la colección cuenta con herramientas y funciones que harán que cualquiera despierte su amor a lo retro. Podrían no ser tantas como las que ofrece un emulador, pero se agradece que vengan incluidas de forma nativa.

Configuraciones de visualización

A primera vista la pantalla de inicio no tiene nada especial. Presenta los diez juegos sobre un fondo blanco listos para iniciarlos. Sin embargo lo primero que hice fue ir a las configuraciones para ver con qué opciones de visualización contaba. Y no quedé decepcionado: la colección tiene cuatro opciones principales: puedes escoger un rango 4:3, otro llamado Zoom, otro “Dot-by-dot” y por último el Full Screen que alargará esos pixeles al tamaño de tu pantalla o monitor. Probé todos con diferentes juegos y todos corrían de maravilla, no encontré cuadros negros o distorsiones repentinas en medio de una intensa persecución en Pac-Man ni en ningún otro juego. Mi favorita fue Zoom porque los juegos se ven más naturales y es lo más cercano a la resolución original sin sacrificar calidad en la imagen.

Ajustes de Pantalla. (Bandai Namco)

Otra opción que complementa la experiencia es poder escoger skins para el fondo de la pantalla, en específico para los tamaños que dejan recuadros negros vacíos en las laterales. No son muchas las imágenes que puedes escoger para el fondo, y la verdad se echa en falta la opción para escoger entre las imágenes de nuestra propia galería. Aún así es bueno tener la opción.

Pero la cereza del pastel en la visualización es la capacidad de modificar el anti-aliasing y las scan lines (o líneas de exploración) que le dará un aspecto de TV de antaño a los juegos. Al principio no sabía que esta opción existía en la colección porque está un poco escondida, pero puedes modificarla desde Screen Settings. En un emulador esto se lograría usando un plugin de video personalizado o un shader, pero aquí nos ahorramos todo ese proceso, aunque eso sí, no hay más formas de personalizarlo. O lo usas o no y ya está. Cuando descubrí esta función ya no quise dejar de usarla.

Cada juego muestra un resumen de la historia y los controles. Sinopsis de Galaxian. (Bandai Namco)

Namco Museum Archives es a prueba de noobs como yo. Al iniciar un juego verás un menú que te mostrará un resumen de la historia así como los controles básicos del juego. La mayoría de los títulos usan a lo mucho el joystick y dos botones extra, así que no será difícil memorizarlos rápidamente. No obstante creo que hubiera estado bien poder acceder al esquema de controles dentro de los juegos mismos, pero desafortunadamente ninguno tiene esta opción. No creo que sea un problema mayor, pues probando todos los botones te acostumbras rápido a cada esquema. También se echa de menos la opción de remapear los botones, pues creo que algunos se jugarían mejor usando los gatillos y los bumpers.

Nunca jugué ninguno de los títulos en una arcade real, obviamente, a excepción quizá de Pac-Man, pero puedo decir que los controles se traducen extraordinariamente bien al control de mano. El movimiento con el joystick se siente muy fluido y responde muy bien. A veces puede ser un poco confuso que dos botones realicen la misma acción, pero no creo que eso sea una desventaja.

Esquema de controles en Dragon Spirit. (Bandai Namco)

Otra opción interesante es que todos los juegos de permiten regresar un poco en el tiempo de tu partida. Tan solo presionando un botón podrás regresar unos segundos antes de que te quedaras acorralado en Dig-Dug. Lo bueno es que la herramienta es parte de la colección misma, por lo que podrás acceder a ella en cualquier de los juegos incluidos.

Todos los juegos te permiten volver unos segundos al pasado. (Bandai Namco)

Creo que eso es básicamente todo lo que ofrece la colección hablando de personalización y configuraciones. Como se ve no está al nivel de lo que se consigue usando un buen emulador, pero es bastante funcional y sencillo de usar. Ahora veamos un poco de mi experiencia con los juegos.

Pac-Man, el clásico de clásicos

No hay mucho que decir de Pac-Man en realidad. Se siente un poco raro encender tu PS4 solo para echar a andar un juego que no pesa ni 100 MB, pero el port hace lo que tiene que hacer. No experimenté ningún problema digno de mencionarse (excepto que soy pésimo y no pude pasar del cuarto nivel). Además, por si no habías tenido suficiente, este primer volumen de Museum Archives también incluye la Championship Edition, una versión de Pac-Man con niveles más amplios y que ofrece en general una experiencia más competitiva. Al final de cada partida verás tu posición en una tabla con los mejores jugadores, así que si quieres poner a prueba tus habilidades, este juego es para ti.

Galaxian, o cómo mejorar Space Invaders

Galaxian es como un Space Invaders pero mejorado. Al principio creí que sería más sencillo dispararle a todo lo que se mueve como en cualquier FPS moderno, pero estaba equivocado. El juego solo te deja hacer un cierto número de disparos por segundo, lo que hará que pienses bien a dónde dirigir cada uno de tus misiles. Esa combinación entre esperar a disparar de nuevo y calcular el movimiento de cada enemigo lo vuelven una experiencia adictiva y divertida.

Xevious

(Bandai Namco)

Xevious es uno de esos shoot em’ up que una vez que tomas el control ya no puedes dejar de jugar. No solo el movimiento de la nave y los disparos se sienten fluidos, sino que hay una pequeña capa de estrategia implementada por una segunda arma que tenemos a nuestra disposición. Esta segunda arma nos permite arrojar bombas sobre las bases enemigas, pero siempre hay que calcular bien dónde vamos a atacar.

No todos los niveles son increíbles, ya que a veces te llueven balas por todos lados y no sabes ni dónde esconderte, y tampoco es como que sean los niveles más avanzados.

Dragon Buster: cuando las arcade te odian

No sabía que los juegos de arcade podían ser así de malvados. (Bandai Namco)

Visto de fuera Dragon Buster podría pasar por una de las inspiraciones de Zelda II. Ahí tienes el mundo semi-medieval lleno de magia, ahí tienes tu héroe de corta edad con una espada en su arsenal, ahí tienes el gameplay tipo sidescroller; tienes todo prácticamente. Lo que no encuentras por ningún lado es orden en este desastre de juego.

Los niveles son caóticos y extremadamente difíciles, los enemigos salen de los lugares más inesperados y con ataques casi imposibles de esquivar. Cuando te das cuenta cómo te atacarán los enemigos ya es muy tarde, pues ya aparecieron nuevos que acabarán con lo poco que te queda de vida. No creo que sea tan difícil dominarlo con mucha, mucha paciencia y tiempo, pero honestamente ¿quién haría algo así?

Mappy

Me hubiera gustado jugar Mappy de niño. (Bandai Namco)

Siento que Mappy es uno de esos juegos que las personas recuerdan con cariño porque solían jugarlos de niños, algo así como lo que pasa con Crash. También siento que haberlo jugado de pequeño es casi un requisito para que lo disfrutes (como a veces también pasa con Crash). Honestamente la fórmula no me llamó nada la atención: eres un ratoncillo que salta en unas plataformas para escapar de unos gatitos que amenazan con capturarte. Siento que es más complicado de lo que debería ser. A veces sucede que llegas a un pasillo sin salida, y lo único que te queda hacer es esperar a que venga un gato por ti.

Dig-Dug, todavía recuerdo la música

Dig-Dug es lo que te viene a la mente cuando oyes “arcade.”(Bandai Namco)

Dig-Dug es el juego en el que piensas cuando alguien te habla de las arcade. Eres un hombrecito azul explorando el mundo subterráneo y en tu camino hay monstruos que puedes hacer estallar conectándoles una bomba de aire. Genial, ¿no? Y esa ni siquiera es la mejor parte. Tan solo escucha la música:

El tema es tan bueno que cuando googleé Dig-Dug, la búsqueda más popular era “dig dug theme.”

The Tower of Druaga, el verdadero padre de Dark Souls

¿Dark Souls, eres tú? (Bandai Namco)

Nadie me podrá sacar esta idea de la cabeza ahora: The Tower of Druaga es el juego que inspiró a From Software para crear la franquicia de Dark Souls. No tengo pruebas pero tampoco dudas. En primer lugar: eres un caballero de armadura dorada. En segundo lugar: el combate es increíblemente entretenido y algo difícil de dominar. Aquí no tienes más que dos botones, uno te sirve para blandir tu espada y el otro para protegerte con tu escudo. Lo interesante es que los enemigos tienen diferentes patrones de movimiento, así que tienes que adivinar si es momento de atacar, de huir o de protegerte. Siempre tienes diferentes opciones.

Tu objetivo es conseguir una llave en el laberinto generado al azar y llegar a la puerta antes de que el reloj llegue a ceros. Al principio tus enemigos solo son unas burbujas verdes, luego aparecen unas negras y finalmente te enfrentas a otros caballeros que además de ataques pueden protegerse.

Sky Kid

Sky Kid es otro shoot em’ up pero con tiernos aviones que se destrozan entre ellos. Tienes una mecánica divertida que te permite dar piruetas en el cielo para evitar las balas de los enemigos, así como para no estrellarte con ellos. También es bastante útil para colocarte detrás de los otros aviones y dispararles por la espalda. No puedes regresar en el mapa, ni apuntar hacia atrás, así que esta mecánica tiene bastantes usos además de ese.

Dragon Spirit: The New Legend

(Bandai Namco)

Dragon Spirit es uno de los juegos a los que seguiré volviendo después de terminar de escribir esto. El arte del juego está mucho más cuidado que en todos los demás, la historia es más ambiciosa e interesante y se intercambia con el sólido y divertido gameplay. Es un shoot em’ up que guarda muchas similitudes con Xevious: también puedes disparar al frente y hacia abajo, aunque aquí ya encuentras más mejoras que te harán disparar el fuego con diferentes patrones con mayor alcance. También me llamó mucho la atención el soundtrack, por alguna razón se me hizo bastante nostálgico pero pegajoso.

Splatterhouse: Wanpaku Graffiti

(Bandai Namco)

No se me ocurre otra palabra para describir Splatterhouse mas  que original. Tienes que luchar contra zombies y cruces voladoras que se atraviesan en tu camino, y de repente te encuentras un Drácula haciendo el moonwalk. Al principio solo tienes un bat de beisbol destruido, pero conforme avances encontrarás armas más poderosas.

Lo bueno
  • Varias opciones de visualización
  • Filtros que le dan un toque especial a los juegos
  • Los juegos corren a la perfección, ¿por qué no lo harían?
  • Los controles se traducen bien al DualShock 4
  • Es a prueba de noobs
  • Una amplia variedad de títulos
  • Una buena opción para experimentar los juegos
  • Hay opción para el multijugador local
Lo malo
  • Los botones no se pueden remapear
  • Podría haber más filtros
  • La personalización no le llega a lo que se consigue en un emulador
  • ¿Quién hizo Dragon Buster?
Veredicto

Namco Museum Archives Vol. 1 le da la opción a los nuevos gamers y a los amantes de lo retro de revivir algunos clásicos títulos de las arcade, así como de experimentarlos por primera vez. La colección ofrece una cantidad razonable de opciones de personalización y visualización, y aunque no se comparan con lo que se logra mediante un emulador, es suficiente para la mayoría de los usuarios.

Publicidad

Más reseñas