Reseña: Clubhouse Games: 51 Worldwide Classics – Los clásicos nunca pasan de moda

| 21 de junio de 2020
Un juego que nos ayuda a revivir juegos de mesa clásicos, además de enseñarnos a jugar juegos de otros lados del mundo.

Cuando recibí Clubhouse Games: 51 Worldwide Classics no esperaba mucho del juego, sobre todo por el nombre genérico del título, pero fue una agradable sorpresa para jugar en familia durante la cuarentena. Y así, pasé de compararlo con esos Tetris portátiles piratas que prometían incluir 100 juegos (y que eran prácticamente iguales), a considerarlo un agradable recopilatorio de juegos de mesa virtuales.

(Nintendo)

Juegos de mesa en tu Switch

La premisa de Clubhouse Games: 51 Worldwide Classics (versión mejorada de Clubhouse Games de Nintendo DS) es muy básica, se trata de un título que intenta transferir la experiencia de jugar 51 juegos de mesa clásicos (y uno extra escondido) a la pantalla del Nintendo Switch. Si bien, no suena tan atractivo jugar ajedrez, Black Jack, backgammon o Damas Chinas en una consola, después de unos minutos de jugar vemos porque estos juegos son clásicos con, en algunos casos, cientos de años de historia.

El juego no destaca por sus gráficos, pero tiene el feeling suficiente como para transportarnos a una época anterior de nuestras vidas, cuando aún éramos niños, y en una fiesta familiar perdíamos el tiempo con nuestros primos jugando algún olvidado juego de mesa o jugando baraja. Para eso se aprovecha de la pantalla táctil de Switch, y permite jugar Damas o Ajedrez moviendo las fichas tocando la pantalla. Es importante recalcar que 51 Worldwide Classics no es solo una colección masiva de juegos de mesa, el paquete de juegos tiene una profundidad sorprendente que lo vuelven una buena opción para usar el Switch en pareja, o con nuestros hijos, incluso con nuestros padres, porque estos juegos no pasan de moda.

(Nintendo)

Además, como en el caso de un servidor, si nunca aprendimos cómo jugar correctamente backgammon o algún juego de cartas, el juego incluye instrucciones que te ayudan a entender los diferentes juegos de manera sencilla. Gracias a esto, todos los juegos son fáciles de aprender, pero conforme avanzamos en ellos, la inteligencia artificial eleva el grado de dificultad automáticamente (pasando de normal a difícil, de difícil a experto y de experto a imposible), y nos obliga a pensar en estrategias para ganar. Además, el juego incluye varios juegos populares en Japón como el Shogi (una especie de ajedrez japonés) y el Hanafuda, una especie de domino japonés (y el primer juego que desarrolló Nintendo cuando fabricaba juegos de mesa), que son conocidos por las series, anime y videojuegos, pero que eran de muy difícil acceso en esta parte del mundo, gracias a las instrucciones de voz, es fácil aprender a jugarlos desde nuestra Switch. También incluye El juego del Molino, un juego de mesa de estrategia abstracto para dos jugadores originado en el Imperio romano, una curiosidad muy interesante de aprender a jugar.

Por cierto, además de los juegos de mesa y cartas tradicionales, se incluyen versiones sencillas de juegos deportivos (como fútbol, ​​tenis, curling y boxeo) pero imitando juegos de mesa que probablemente existen. También se incluyen juegos un poco menos comunes, como billar, golf, bolos y dardos, pesca y hasta timbiriche. Contrario a lo que podrías pensar, todos son divertidos.

Lo mejor del juego es la enorme variedad de opciones que nos brinda, y así, si nos aburrimos de alguno de los juegos, podemos cambiar a otro sin problema.  Eso sí, más que jugar contra el CPU, lo verdaderamente divertido del juego es disfrutarlo contra un rival de carne y hueso, brindando horas de diversión y entretenimiento a sus usuarios (sin importar su nivel gamer), algo que se agradece en estos momentos de reclusión obligatoria. Existen opciones para jugar varios participantes con una misma consola, pero también incluye una opción online para enfrentar a jugadores de todo el mundo. Pero, si no contamos con un rival real, el CPU es un reto fuerte, sobre todo en los niveles de dificultad elevados.

(Nintendo)

Lo bueno
  • La variedad de juegos
  • Descubrir juegos de otras culturas
  • El modo multijugador
  • El juego de la tortuga
Lo malo
  • Algunos juegos son demasiado sencillos
  • No todos los juegos tienen un alto replay value
  • Los niños y el adulto que introducen los juegos son odiosos
Veredicto

Como mencioné al principio, no esperaba mucho de Clubhouse Games: 51 Worldwide Classics, y fue una muy agradable sorpresa para estos días de cuarentena. Si bien no todos los 51 juegos son super entretenidos, el paquete de juegos es accesible y fácil de aprender y jugar. Así que, si buscas un juego casual que puedas jugar con tu esposa, tus hijos o tus padres en cualquier momento, es una compra indispensable para los usuarios de Switch.

Más reseñas