Reseña: Huawei Y6 2019 – el balance ideal entre precio y rendimiento

| 2 de abril de 2019
El Y6 2019 es el más reciente gama media de Huawei.

Con el pasar de lo años, los smartphones han catafixiado el funcionamiento por las grandes innovaciones. Esto, claro, ha hecho que el desempeño esté supeditado al diseño exterior que, con el pasar de los años, se hace cada vez más compacto.

Sin embargo, Huawei sigue buscando alternativas que integren ambas cosas, esta vez con el Y6 2019, que compite en rubros que ni siquiera está invitado.

Por dentro, el Y6 de este año es muy similar a su predecesor. Se trata de un terminal simple, bastante básico y con pocas especificaciones que puedan resaltar dentro del mercado, que cada día le pone menos atención al estrato más bajo del mercado.

A diferencia de su predecesor, este decidió optar por un procesador de MediaTek, específicamente el Helio A22 (que corre a impresionantes 2.0 GHz), poniéndose codo a codo con el Kirin 710 que integra el Huawei Y9 2019, con la única diferencia de ser de cuatro en vez de ocho núcleos.

También cuenta con 2 Gb en RAM y 32 Gb de memoria interna con capacidad para ampliarse a través de tarjetas de memoria MicroSD. Por otro lado, su batería es de tan solo 3 mil 20 mAh, pero resulta suficiente y una gran decisión a la hora de balancear el producto final.

(Código Espagueti).

Justamente su máquina pequeña y ligera es lo que le permite integrar funcionalidades propias de gama media en un cuerpo tan simple, que parecería estar destinado al desempeño más enclenque y básico, pero no es así, finalmente.

Tener un procesador con hardware de 12 nanómetros en vez de 28 es un gran salto a la hora de hablar de lo que, con un poco de esfuerzo, termina consiguiendo el Y6 como un terminal que, no podemos olvidarlo, es de la gama más baja del mercado.

Esto lo podemos adivinar desde el primer vistazo. Se trata de un teléfono con una estética ya tradicional que emula el estilo de casi todos los fabricantes, con el añadido de tener un acabado en piel sintética en la parte trasera, que además de ser un gran aditamento estético resulta conveniente a la hora de entender su bastante óptimo desempeño térmico.

El notch, pequeño y funcional, es también un gran detalle en una pantalla que no es deslumbrante en ningún sentido, pero que se siente cómoda y que tiene un gran rendimiento para reproducir cualquier formato y aplicación en términos bastante razonables.

A pesar de tener una densidad de píxeles de 228 por pulgada y una resolución máxima de 720p, que es el mínimo en HD, la reproducción del color, así como el rango dinámico de la gama total de más de 16 millones de colores, permiten que cualquier contenido, sean videos, películas, aplicaciones o juegos, se sienta íntegro para las 6 pulgadas en formato largo (16:5.9).

(Código Espagueti).

Esta pantalla se lleva bien con sus dos cámaras, que en la parte trasera es un objetivo simple, sin la firma de Leica, pero con un sensor que responde igual que los demás modelos de la compañía china con resolución de 13 MP en formato 4:3 y de 8 al usar el tamaño total de la pantalla; su cámara frontal está apoyada por un sensor de 8 MP en formato 4:3 y de 5, al abarcar toda la pantalla.

Aunque no puede acceder a una función de retrato con desenfoque por solo tener un objetivo, es bastante flexible gracias a sus controles manuales de exposición en su modo conocido como “Pro” y también permite tomas con gran rango dinámico de exposición en su modo HDR sirviéndose de la pantalla. Simple pero completamente útil.

Tener el mismo sensor que los demás teléfonos Huawei es posiblemente, lo que salva una cámara tan simple. La definición y la reproducción de color es algo que se complementa con su pantalla. Sin embargo, la respuesta fotosensible en condiciones de luz baja cae enteramente en un sensor que llega de manera nativa hasta ISO 3200 sin que el ruido distorsione la imagen o los colores significativamente.

El equilibrio que existe entre su máquina con sus demás partes, físicas y virtuales, no sería posible sin la integración de EMUI, la máscara de Huawei para sus dispositivos Android.

(Código Espagueti).

Lejos de ser una interfaz que limite la experiencia de Android en su estado puro (como en Pixel, Motorola, Nokia y algunos otros dispositivos), es más bien una forma de entender Huawei a través de la tecnología que decide montar sobre sus terminales.

Es probable el equilibrio sea la única razón de por qué el Huawei Y6 2019 resulte tan bueno a pesar de ser tan limitado. Tanto EMUI como las características propias del teléfono resultan completamente útiles.

No será mentira que se trata de un producto limitado a su precio y a su construcción, pero cuenta con lo necesario para destacar en su segmento de mercado apostando por una mejor construcción antes que decantarse por diseños extravagantes o un agregado que no aporte nada a su desempeño.

(Código Espagueti).

Es, en todo momento, una máquina capaz de cumplir con lo que promete y de ocupar todo su rango de posibilidades en casi todo momento: funcional, eficaz y concreto.

Su procesador, que sufre por no tener un respaldo suficiente de memoria RAM, sí permite correr diferentes aplicaciones al mismo tiempo, además de los procesos propios del teléfono, sin sufrir de sobrecalentamiento o falta de fluidez, siempre y cuando se trate de tareas simples como procesamiento de texto o reproducción audiovisual.

Evidentemente, llevarlo a un punto más alto, corriendo videojuegos con gráficas demandantes o realizar tareas simultáneas más complejas de procesos más arduos, no es posible.

Sin embargo, para su relación precio-calidad, además de su construcción ligera, lograr lo que logra es una victoria más en un mercado que cada vez se está olvidando más por la industria de los smartphones.

Lo Bueno
  • Relación precio – calidad
  • Revive un segmento de mercado algo olvidado
  • Procesador eficiente y ligero
  • Estética
  • Hardware
Lo Malo
  • Limitado en casi todos sus aspectos
  • No es para uso medio (mucho menos rudo)
  • Puede dañarse fácilmente
Veredicto

(Código Espagueti).

En la parte alta de la innovación y el desempeño, Huawei se pelea fuertemente con varias compañías. Sin embargo, el mercado de smartphones no se compone solo de ese podio de precios, diseños y novedades. Este también tiene un amplio abanico de posibilidades que no son asequibles para todos.

La parte baja de la tabla siempre está llena de extravagancias y desarrolladores que olvidan que están vendiendo un producto que, antes que todo, es una herramienta para su usuario; Huawei retoma la idea y la integra con un precio que corresponde a su calidad y desempeño.

Es posiblemente un esbirro de la guerra intensa que se lleva cuando miramos hacia arriba, pero uno que puede valerse por sí mismo en rubros que, al mirar su ficha técnica, creeríamos que no le corresponden.

Por: Freddy Campos

Huawei Y6 2019

Dimensiones: 156.3 x 73.5 x 8 mm.

Peso: 150 gramos.

Presentaciones: Acabado plástico con apariencia de piel en color miel.

Pantalla: IPS LCD de 6.9″.

Resolución: 720x1560p (19.5:9) @282 ppi.

Procesador:Mediatek MT6761 Helio A22.

Almacenamiento: 32GB base (hasta 512GB).

Cámaras: Trasera de 13 MP 1080p@30fps// frontal 8 MP HD @ 30 fps.

Foto: Resolución máxima de 13 MP panorama y HDR.

Video: 1080p.

strong>RAM: 2 GB.

Conectividad: Bluetooth 4.1, Wi-Fi, Datos Móviles, GPS.

Certificación contra polvo y agua: N/A.

Sensor biométrico: Trasero.

Batería: 3,020 mAh.

Software: Android 9.0 Pie bajo EMUI 9.

Precio: $3,999.00.

ANUNCIO

Más reseñas