huawei-p20-lite-reseña-review

Un teléfono que demuestra que la marca china aprendió a dominar completamente la gama media.

El hermano menor de la familia P20 apenas y fue mencionado en el evento de presentación, pero ahora que pudimos ponerle las manos encima tras su llegada a México, nos preguntamos ¿por qué este terminal de gama media no recibió más atención por parte de los de Huawei?

Con el nuevo Huawei P20 Lite la firma china nos ofrece un teléfono de especificaciones medianas, pero con un acabado premium y una cámara mucho mejor que la de teléfonos de precios similares.

Más de lo que parece

Por fuera el teléfono luce muy similar a sus dos hermanos mayores: por delante presenta un notch en la parte superior de la pantalla, que guarda un sensor de proximidad, una bocina y una cámara de 16 MP; y por detrás una cámara dual de 16 + 2 MP y un sensor de huellas digitales.

El marco de este aparato no es plástico, sino de aluminio, y su parte trasera es de cristal. Esto le da al P20 Lite una apariencia y una sensación al tacto superior a los teléfonos de gama media de otras marcas.

huawei-p20-lite-reseña-review

Afortunadamente, este teléfono combina lo mejor de ambos mundos, pues no sólo conserva el jack de 3.5 mm para audífonos, sino que también añade una ranura para cable USB-C, ya sea para transferir datos o cargar su pila usando tecnología de carga rápida QuickCharge.

En su parte inferior el teléfono encontramos con una bocina capaz de reproducir sonido a un volumen bastante alto, y por la parte lateral derecha presenta tres botones: dos para el volumen y uno para poner a dormir el dispositivo. En la parte izquierda del marco también tenemos la charola para tarjeta NanoSIM y MicroSD.

Todo esto enmarca una pantalla Full HD+ de 5.84″ que aprovecha al menos 80.1% de la parte frontal de todo el aparato. La resolución del display es de 1,080 x 2,280 pixeles con una densidad de 432 píxeles por pulgada y un aspecto de relación 19:9.

Capacidad fotográfica por arriba de

Con su cámara dual, el P20 lite es capaz de tomar excelentes fotos, ya sea con modo de Apertura Amplia o incluso en la noche. Este teléfono no cuenta con ayuda de la inteligencia artificial de sus hermanos mayores, pero sí es capaz de tomar buenas imágenes aún en condiciones lumínicas adversas.

Prueba de ello es su capacidad de tomar buenas fotos de noche y con poca iluminación, tanto con su cámara dual trasera como su lente frontal de 16 MP que en algunas ocasiones llega a usar la misma pantalla del teléfono como flash.

En cuestión de video, la cámara no es capaz de grabar en 4K o 2K, pero sí en Full HD. De noche la tecnología del P20 lite sufre demasiado, rompiendo el grano del video para intentar darle sentido a la mancha negra o azul que llegas a ver en pantalla cuando intentas hacer grabaciones nocturnas.

Al ser un teléfono de gama media y de bajo costo, el P20 Lite también padece la falta de una verdadera tecnología de Estabilización Óptica de Imagen, lo que hará que tus videos caseros de día o de noche, se vean movidos o sufran por la vibración de tu cuerpo al caminar.

No obstante, la cámara dual trasera es bastante capaz de grabar video y capturar imágenes con excelente resolución en la mayoría de las situaciones, en especial de día y al aire libre.

Sin embargo, Huawei repitió esa obsesión con su modo de Belleza en su cámara frontal que tanto ha caracterizado a la marca. Aún cuando lo ajustamos al mínimo o lo cancelamos, muestra un efecto que luce algo exagerado.

Eso sí, en la escala DxOMark de calidad fotográfica que tanto el P20 Pro como el P20 regular presumen desde hace un par de meses, el P20 lite no aparece por ningún lado, por lo que no esperes una experiencia fotográfica superior o un Modo Profesional como el que ofrecen sus hermanos mayores.

En este teléfono la capacidad de tomar video en cámara lenta (mucho menos súper cámara lenta) no está disponible y los ajustes tanto en fotos como en el modo de grabación se limitan a modo de Apertura Amplia y modalidad para capturar imágenes en movimiento. Nada más.

EMUI 8.0

Este teléfono trabaja con Android 8.0 Oreo con la capa de personalización EMUI 8.0 de Huawei, que añade algunas características que no esperábamos ver en un teléfono de gama media.

Por ejemplo, gracias a esta máscara y al poder de su procesador HiSilicon Kirin 659 de 8 núcleos, podemos dividir la pantalla en dos para trabajar en dos aplicaciones al mismo tiempo, así como navegar a través de varias apps activas de manera rápida y sin sufrir complicaciones de relevancia.

EMUI 8.0 vuelve al P20 Lite con su protección de archivos o apps individuales a través de su sensor de huellas digitales, así como con un sistema de reconocimiento facial integrado a la cámara frontal que no es 3D, ni es tan preciso como el de sus hermanos mayores (por no mencionar al del iPhone X), pero que hace bien su trabajo en la mayoría de las situaciones, en especial durante la noche.

Las posibilidades de personalización características de esta capa desarrollada por Huawei también regresan a este teléfono: tenemos modo de descanso visual, modalidad de uso de una sola mano, capacidad de cambiar la forma en la que usamos la barra inferior de la pantalla a través de diferentes movimientos de los dedos y administración rápida de archivos de un teléfono Huawei a otro a través de su app de clonación Phone Clone.

Tal vez para ahorrar costos, los de la marca china decidieron eliminar la posibilidad de controlar ciertas acciones del teléfono a través de gestos con los nudillos, así que si quieres hacer ciertas cosas como tomar una captura de pantalla, deberás arrastrar tres dedos sobre la pantalla para lograrlo.

En este aspecto de gestos, el software que le da vida al teléfono está muy limitado, pero tampoco significa que esta falta de posibilidades sea algo malo. Después de todo, en teléfonos anteriores de Huawei, nos quejamos de la gran cantidad de cosas que hay disponibles para hacer y que nunca volvimos a usar.

Detalles que no deben ser pasados por alto

Algo que noté en casi un mes de uso ininterrumpido, es que mi teléfono rara vez (o nunca) se pudo conectar a una red de datos móviles de 4G, 4G LTE o incluso 4.5G, sino que casi siempre se mantuvo entre el 3G y el H+, que es una escala entre el H (superior al 3G en tasa de transferencia de datos) y el 4G.

El procesador Kirin de este aparato, así como sus 4 GB de RAM, son una dupla bastante competente para disfrutar videojuegos. Sin problemas pude jugar Fortnite o Dragon Ball Legends (sí te la sabes, puedes jugarlo desde hoy) en él, aunque la batería sufrió mucho para durar más de cinco horas seguidas de juego y el cuerpo del aparato se calentó tanto que por un momento pensé que me quemaría las manos.

Sin embargo, no recomiendo usar este aparato para uso rudo en videojuegos de gráficas avanzadas, no porque no pueda ejecutarlos correctamente, sino porque nunca he sido partidario de jugar en un dispositivo móvil.

Al ser de 3,000 mAh, la batería me ofreció una autonomía superior al promedio, pero nunca tan buena como la del P20 o el P20 Pro (de 4,000 mAh), sin embargo, se entiende la decisión de reducir la capacidad de la pila para disminuir costos de fabricación.

El almacenamiento base de este equipo es de 32 GB, pero puede expandirse hasta 256 GB a través de una tarjeta MicroSD. Se recomienda una de Clase 10 para aprovechar al máximo las capacidades de la misma.

En la caja donde viene el aparato viene una funda plástica traslúcida que protegerá al aparato de cualquier caída accidental o de los daños del ajetreo diario. Este detalle se agradece.

Lo bueno
  • Excelente diseño exterior de apariencia premium.
  • Especificaciones técnicas superiores a la gama media.
  • La autonomía de su batería y su carga rápida.
  • Es compatible con los cables USB-C.
  • Pantalla brillante, amplia y de buena resolución.
  • Capacidad de multitarea bastante efectiva.
Lo malo
  • No incluye Modo Profesional en su apartado fotográfico.
  • Estabilización Óptica de Imagen muy limitada en video.
  • El video en la noche no es siempre el mejor.
  • Modo de Belleza tan invasivo como el de sus antecesores.
  • Intermitencia con su conectividad de Datos Móviles.
Veredicto

Huawei ha demostrado ser el verdadero dueño de la gama media de teléfonos inteligentes y este dispositivo lo demuestra. Por un precio decente no sólo obtenemos una buena cámara dual, sino también un teléfono bonito (que viene en negro, rosa y azul) y elegante, un sensor de huellas digitales eficiente, un sistema de reconocimiento facial bueno (pero no excelente), y capacidad de trabajar en dos aplicaciones a la vez; sin mencionar que funciona para disfrutar de videojuegos muy recientes sin mayores problemas.

Tal vez llegamos a sentir que el P20 Pro nos quedó a deber cuando lo probamos, pero sí podemos decirte que el P20 Lite, el hermano menor de la familia, será un teléfono que dejará satisfecho con creces al usuario que no quiere tener lo más avanzado en tecnología, pero sí obtener un producto bueno y duradero a un precio razonable. 

Huawei P20 lite

Dimensiones: 148.6 x 71.2 x 7.4 mm.

Peso: 145 gramos.

Pantalla: IPS LCD Full HD+ Huawei FullView de 5.84″.

Resolución: 1080 x 2280 pixeles / 432 (ppi).

Procesador: HiSilicon Kirin 659 de 8 núcleos.

Almacenamiento: 32 GB.

RAM: 4 GB.

Cámara trasera: 16 MP (f/2.2, 1.0µm) + 2 MP.

Cámara delantera: 16 MP.

Puertos: USB-C, jack de 3.5 mm.

Conectividad: Bluetooth, Wi-Fi, Datos Móviles.

Batería: 3,000 mAh.

Precio: Desde $6,499 pesos.

Ver más
Otras reseñas