Ellas Mandan -Late Night- es una película divertida y entretenida que busca despertar la conciencia sobre la equidad y la diversidad.


En Hollywood hay una eterna discusión sobre la diversidad de sus filmes y sus series. Sobre la equidad, el machismo, la misoginia, el #OscarsSoWhite y el #MeToo. Las minorías cada vez están más representados en las premiaciones y en los grandes papeles de la industria. Si bien algunos parecen ser nominados para acallar las críticas. Es por eso que Ellas MandanLate Night– es una entretenida manera de hacer conciencia sobre un tema polémico y de debate constante.

También te recomendamos: ¿Dónde estás Bernadette? – Una comedia entretenida pero no tan sólida

(Amazon Studios)

Late Night

Katherine Newbury (una fabulosa Emma Thompson), es una comediante británica que ha sido la cara de Late Night con Katherine Newbury durante dos décadas. Tiene una oficina atascada en Emmys y un marido comprensivo y sincero (John Lithgow), aunque presa de una enfermedad degenerativa. No tiene muchos amigos debido a que brutalmente franca -rayando en lo grosera- y demasiado autosuficiente. Eso la ha llevado a vivir en una realidad que no es la actual. Se ha quedado en el pasado.

Al darse cuenta que no conoce a la gran mayoría de su personal de redacción y que el que no haya diversidad entre su staff, ha dado a pensar que es misógina, que odia a su propio género. Eso lleva a su productor a contratar a Molly Patel (Mindy Kaling), quien hasta ese día había trabajado en una planta química de Queens.

Es una dramatización exageradamente caricaturesca de “contratar sólo por dar diversidad”. Como era de esperarse, los otros escritores del personal no se muestran demasiado amables, haciendo comentarios poco apropiadas y puestos en una posición incómoda, fuera de su zona de confort. Sobre todo cuando Katherine se da cuenta que los tiempos han cambiado y que si quiere volver a ser relevante, necesita adaptarse a estos tiempos, algo que no es tan fácil como imagina.

(Amazon Studios)

El siglo XXI y las relaciones personales

Hasta ahora, Late Night podría ser una historia que se antoja predecible: una mujer de color se va a probar ante su ruda jefa y triunfará en la profesión de su elección. Y no es así. Es también una historia con un humor cínico y una narración más profunda de lo que imaginamos.

Porque la relación entre Molly y Katherine se vuelve el eje del filme. Algo que logra muy bien el guión, escrito por la propia Kaling, entiende perfectamente que Molly no sólo puede ser un personaje que ebulle optimismo, lo que podría ser desagradable, sino que también tiene que ser consciente de como funciona el mundo para demostrarle a su jefa, que está atrapada en el pasado, que le puede ser de utilidad para dar una nueva vida a su programa.

Si bien Thompson se lleva el filme por su excepcional desempeño, Kalin provee lo necesario para que la química entre ambas sea fundamental para el éxito de Late Night. Si bien el título de Ellas Mandan no hace justicia a lo que es en verdad el filme, si aplica para las dos protagonistas.

Porque si algo busca retratar esta película es la complejidad de las relaciones interpersonales en plena era de redes sociales y proliferación de teléfonos inteligentes. Katherine se ha tardado en entender que el Siglo XXI no es como ella supone y que la década del 2010 no es igual a la del 2000. Los medios pueden acabar con carreras con un sólo clic y YouTube te exhibe en segundos. ¿Cómo ajustarse a un mundo de inmediatez y que parece ensalzar lo vacuo y banal? ¿Cómo usar sus propios medios para hacer algo importante y significativo? Molly es la que está allí para proveer soluciones. Pero, sobre todo, está ahí para Katherine, aún cuando su jefa no la merezca.


(Amazon Studios)


Hashtags

Ellas Mandan, a pesar de ser una comedia, también es una película que pone el foco en la equidad y el sexismo. Un incidente en particular pone el foco en la era de las denuncias en redes sociales, le trato dispar que se le da a hombres y mujeres, así como la manera en la que las personas responden a los escándalos en los que se ven envueltos.

Eso es lo más valioso que tiene Late Nite -Ellas Mandan- que buscan ponernos a pensar sobre lo que implica todo lo anterior, particularmente en una industria tan salpicada por acusaciones que empezaron con un hashtag. Nos pone a pensar en el alto costo de un indiscreción -o una agresión- y que no todos tienen la fortaleza para poder asumir las consecuencias de los actos.

De nuevo, el guión brilla por como nos entrega esta resolución y que termina por hacer de Ellas Mandan una comedia que vale mucho la pena, más de lo que podríamos imaginar.

Lo bueno
  • Emma Thompson.
  • El guion  y la actuación de Mindy Kaling.
  • La relación entre Katherine Newbury y su marido.
  • Las interacciones entre Kaling y Thompson.
  • El desarrollo del guión.
  • El desenlace.
Lo malo
  • La relación entre Molly y Charly.
  • Algunos tal vez no entiendan la profundidad de la comedia.
  • Ciertos momentos son algo tediosos y parecen innecesarios.
Veredicto

Ella Mandan es un título algo engañoso para un película que no es sólo -porque claro que lo es- un filme sobre empoderamiento femenino. Es un filme que nos habla de relaciones interpersonales, de la vida en y fuera de las redes sociales, de los medios, de la inmediatez y de los efectos destructores de un leak o un hashtag.

Es una comedia inteligente que nos invita a reflexionar y que trata de darnos un mensaje optimista con  respecto a la equidad, no sólo de género o color, sino a la equidad entre todos y que las oportunidades se deben dar siempre, sin importar el físico.

Título: Late Night.

Duración: 102 min.

Director: Nisha Gantara.

Elenco: Emma Thompson, Mindy Kaling, Max Casella, Hugh Dancy, John Lithgow

País: Estados Unidos.

Ver más
Otras reseñas