Se trata de una especie de Jumanji trasnochada donde la historia no deja mucho a la imaginación, aunque lo parezca.

Hace 19 años, Nickelodeon creó la seria animada Dora la Exploradora, un programa educativo enfocado en el público infantil y que permitía a los niños estadounidenses aprender algunas palabras en español y otras cosas. En México y el resto de países de habla hispana la caricatura compartió el éxito que obtuvo en Estados Unidos, volviendo al personaje una especie de ícono infantil.

Te recomendamos: Reseña: Mi Amigo Enzo — Melodrama cursi para amantes de los perros

Ese público infantil que disfrutó de las aventuras de la pequeña exploradora ha crecido y empieza a tener poder adquisitivo. Por eso, Nickelodeon, como todas las grandes marcas y compañías del mundo, apostó por la newstalgia para crear un live-action que presenta a Dora como una adolescente intrépida que se aventura en la selva. Pero, ¿de qué hablamos cuando hablamos de newstalgia?

Dora Película
(Foto: Paramount Pictures)

Dora Película

Como su nombre en inglés lo indica, la newstalgia es una mezcla entre lo nuevo y lo viejo. A diferencia de lo que entendemos de manera masiva como nostalgia, este nuevo término nacido de la mercadotecnia, hace referencia a todos los productos que toman algo del pasado y lo lanzan al mercado con algunas adaptaciones propias de los nuevos tiempos, exactamente como sucede en Dora and the Lost City of Gold de James Bobin (Alice Through the Looking Glass, Muppets Most Wanted).

La película ha recibido una aceptación bastante aceptable por parte de la crítica y el público, pero para este viejo amargado no se trata de la gran cosa y aclaro que me refiero a que “no se trata de la gran cosa” dentro de los parámetros que la misma lógica de la película y el universo planteado por Nickelodeon.

Pero, vamos por partes, el elenco de Dora and the Lost City of Gold es bastante rico, Isabela Moner, quien interpreta a una joven Dora lo hace muy bien; Michael Peña recupera lo mejor que tiene de su repertorio bufonesco, Eva Longoria luce como una madre amorosa pero severa y, desde luego, Benicio del Toro como Swiper, el zorro, y Dany Trejo como Botas, el compañero simiesco de Dora, lo hacen muy bien. De Eugenio Derbez no quiero ni hablar, porque me saca ronchas y mucho enojo, pues pone al servicio de la película los peores gags de su repertorio representando a una imagen de los hispanoamericanos pobre y llena de clichés.

De la imaginación al mundo real

Dora 2 Película
(Foto: Paramount Pictures)

Dora 2 Película

Antes de abrir con el famoso tema de la caricatura, en la pantalla aparece una advertencia donde se nos dice que todo lo que ocurre es real a excepción de que los zorros no roban. Esta broma, divertida, también sirve de justificación para entender por qué Swiper habla en la cinta y, al mismo tiempo, confirma el pacto del espectador con lo que veremos a continuación.

En menos de lo que canta un gallo ya estamos viendo a la pequeña Dora (Madelyn Miranda) con seis años en su haber jugando con “la audiencia” a la manera del programa,  junto a Botas, el cual es tan azul como KeMonito, pero sin la astucia del luchador. Entonces, como si se tratara de la caricatura, todo tiene vida en la imaginación de la niña, la mochila, el mapa y por supuesto aparece Swiper.

Posteriormente, vemos que Dora ha crecido en medio de las selvas tropicales de Perú, que tiene 16 años y que toda la vida ha sido criada por sus padres antropólogos (Longoria y Peña), los cuales insisten en que su trabajo es ese y no el de buscadores de tesoros. ¿Les suena conocido? Claro, es lo mismo que Indiana Jones le decía a sus estudiantes de arqueología.

Dora Película 3
(Foto: Paramount Pictures)

Dora Película 3

Los padres de Dora consideran que debe dejar la selva y tener una mejor educación por lo que es enviada a estudiar el High School a Los Ángeles con su primo Diego. ¿Les parece que lo han visto antes en una película de adolescentes? Por supuesto que sí, en el clásico de clásicos y gloria de glorias, Mean Girls. Es lo mismo que le sucede a Cadie Heron.

Mientras Dora tiene que lidiar con lo difícil que resulta adaptarse a la secundaria, sus padres están buscando la ciudad dorada de Parapata. Como es de esperarse, los padres de Dora se pierden y ahí comienza la aventura en la selva.

No quiero ahondar en spoilers, sólo me interesaba contar dos momentos de la cinta para ejemplificar que las referencias que utiliza James Bobin para su película son bastante evidentes y las hemos visto hasta el cansancio, en especial porque las películas citadas con anterioridad son ya referentes en la cultura popular.

En cierto sentido esto no está mal, pero creo que a pesar de tratarse de una película infantil, está llena de muchos lugares comunes que implican cualquier película relacionada con la búsqueda de tesoros. Sobre todo el problema es que esos lugares comunes están mal construidos.

Pero no todo es malo en la cinta, lo mejor de todo es una escena en la que los personajes que acompañan a Dora en su expedición, junto con ella, inhalan una suerte de esporas que los hacen alucinar y entonces Dora imagina toda esa escena como si estuviera dentro de la caricatura que todos conocemos, esto le permite a la cinta, una suerte de enrarecimiento que juega a favor de la misma y nos proporciona la sensación de que es algo original, aunque no lo sea del todo.

Dora Película 4
(Foto: Paramount Pictures)

Dora Película 4

Lo bueno
  • Las actuaciones de todos, menos Eugenio Derbez.
  • Que tiene todas las referencias necesarias a su versión animada.
  • Que si vas pacheco te la puedas pasar bien.
  • La pequeña parte animada de la película.
  • Que no deja de ser una cinta que habla sobre la búsqueda de uno mismo.
Lo malo
  • Eugenio Derbez.
  • Que la película es una historia bastante básica del tipo A pasando por C para llegar a B. Y el que se trate de una cinta para niños no tiene nada que ver.
  • Cantan mucho.
  • Esta llena de lugares comunes.
  • Que quieran jugar con las emociones de tu infancia para generar varo (sí, como casi todas las películas hoy en día).

(Foto: Paramount Pictures)

Veredicto

Si tienes hijos ve a ver la película, si no tienes hijos ve a ver la película con un par de ácidos encima, si tienes ganas de ver una versión trasnochada de Jumanji, ve a verla. Si quieres revivir al niño que llevas dentro puedes asistir con tu bote de palomitas, si buscas buen entretenimiento, mejor quédate en tu casa y ponte a ver cualquier película que citamos en esta reseña, menos, obviamente, Dora and the Lost City of Gold.

Por lo demás, no está cool decir que algo está cool nada más para parecer que estás a tono con esta época.

Título: Dora and the Lost City of Gold
Duración: 102 minutos
Dirección: James Bobin
Elenco: ‎Isabela Moner, Eva Longoria, Michael Peña, Danny Trejo, Benicio del Toro y Eugenio Derbez
País: Estados Unidos
Fecha de Estreno: 13 de septiembre de 2019

Ver más
Otras reseñas