logo-codigo-espagueti

Reseña – Dolmen, un juego de ciencia ficción espacial sin tanto jugo para las batallas

Dolmen cuenta con una buena premisa, pero su ritmo es algo extraño y puede que a muchos no les convenza del todo.

Llegó el juego de Prime Matter Games y Massive Work Studio, Dolmen, el cual nos lleva a un ambiente fuera de este mundo plagado de criaturas extrañas que en un principio podrían llamar nuestra atención, pero que se queda corto, pues a pesar de que cuenta con ideas interesantes en su jugabilidad, simplemente no aporta nada nuevo.

Lo primero es hablar sobre su historia. Dolmen nos envía a la colonia minera de Revion Prime, un lugar situado en un sistema solar colonizado por la humanidad, pero la manipulación genética se volvió la principal herramienta para conseguir la adaptación en condiciones extremas del espacio y la raza alienígena Vahani es la responsable del caos que sucede en la zona, y el jugador debe ponerle punto final.

Voy a ser sincera, cuando leí de que trata Dolmen, lo recibí con los brazos abiertos, ya que presenta a alienígenas que invadieron una sociedad humana, y es claro que sería interesante ver esta aventuras espacial terrorífica. Sin embargo, creo que la realidad fue otra y fue una odisea jugarlo.

Distintas clases de personajes pero con problemas

Este título cuenta con una buena premisa, pero su ritmo es algo extraño y en lo personal no me termina de convencer, a pesar de que los escenarios son ideales para lo que sucede en cada zona, entre los que se pueden encontrar laboratorios con experimentos horribles o invernaderos de una región de la galaxia desconocida que van más allá de nuestra comprensión. Este punto bueno viene acompañado de un apartado visual que llama la atención y que intenta aproximarse a un ambiente de terror, lo que me recuerda a un estilo muy parecido a Dark Souls e incluso Alien, pero, ¿funciona este tipo de temática dentro del espacio exterior?

Fuente: PlayStation

Existen 5 clases de personajes dentro del juego que podemos elegir: Recluit, Sharshooter, Bounty Hunter, Tanker e Hybrid, cada uno con su propia habilidad y herramienta, la cuales te permitirán adentrarte a este mundo cósmico de terror, lleno de criaturas que fueron creadas por los cristales hostiles de Dolmen. Una vez seleccionado, es momento de comenzar la aventura.

Dolmen es un juego RPG de estilo souls-like con ciertos toques lovecraftianos, pero al momento de jugarlo las cosas pueden ser totalmente diferentes, sin duda toma las mecánicas básicas de estos videojuegos como la moneda del juego, que sirve para poder obtener mejoras tanto en los armamentos y armaduras e incluso hasta tener experiencia para subir de nivel. El sistema de combate cuenta con un ataque fuerte y otro débil, así como unos cuántos de defensa.

El tutorial a primera vista funge para saber qué tienes que hacer, a qué lugares moverte, pero el objetivo principal brilla por su ausencia y más adelante nos encontramos con los primeros enemigos. Aquí es cuando viene uno de los inconvenientes más grandes para este título.

Fuente: PlayStation

Se trata de una barra de salud, otra de resistencia y hasta una de energía, las cuales van de la mano y que cambia con la configuración de los botones. En ese sentido, podemos cambiar entre la munición o hasta activar un reactor para poder potenciar nuestra fuerza, defendernos y hacer más ataques, pero al activar dicho reactor nos acelera y recargar energía nos detiene. Es decir, me debo quedar totalmente quieta para recargarme, esto puede ser fastidioso, especialmente cuando ya tengo a toda una manada de extraterrestres atacándome uno tras otro.

En lo personal no me agrado que tenía que estar apretando constantemente el botón de ataque, además de que tenía que estar pendiente de mi barra de energía para no quedarme sin ella, porque cada golpe que damos consume demasiada stamina, por lo que terminé bastante cansada tan solo las primeras 3 o 4 horas de juego.

Fuente: PlayStation

Quizá para aquellos empedernidos, tras jugar varias horas, podrían empezar a dominar muy bien los ataques al mismo tiempo que logran curarse por haber atacado y acabar con su energía. No me mal entiendas, eso no quiere decir que sea un juego que no tenga grandes momentos o que no tenga cosas bellas, Dolmen sin duda sería para pasar un rato tratando de matar a unos alienígenas.

Lo bueno
  • Una buena historia
  • Escenarios terroríficos
  • Una aventura en el espacio
Lo malo
  • Ritmo lento en la jugabilidad
  • Golpes que consumen mucha energía
  • Especies de alienígenas que dejan mucho que desear
Veredicto

Dolmen es un juego que incluso es similar a Bloodborne, un título de los mismos desarrolladores de Dark Souls y que cuenta con una temática con especies lovecraftnianas, como ya lo habíamos mencionado. 

Tiene buenas ideas, busca contar con un ritmo diferente para atraer a jugadores o que tengas más tiempo para ver en sus alrededores, los escenarios son buenos, pero al momento de los enfrentamiento deja deseando mucho y quizá para algunos pueda volverse algo tedioso después de algunas horas. Si eres de los fanáticos de souls-like, sin duda es un título ideal para ti o en todo caso si te llama la atención, creo que será mejor ver a otro lado o simplemente quedarte con Dark Souls.

ANUNCIO

Más reseñas