logo-codigo-espagueti

Reseña – Crisis Core: Final Fantasy VII Reunion, la remasterización de un incómodo spin-off

| 13 de diciembre de 2022
Crisis Core: Final Fantasy 7 Reunion se ha convertido en la mejor forma de jugar este incómodo spin-off de PSP.

Crisis Core: Final Fantasy VII  Reunion toma la precuela de PSP de Final Fantasy VII y la actualiza para una audiencia moderna con mejoras sustanciales que permite la arquitectura de la PlayStation 5. Square Enix realmente no tuvo otra opción, ya que la estrella de Crisis Core, Zack Fair, será un jugador relevante dentro de la trilogía remake de FFVII que se está desarrollando actualmente.

A diferencia de algunos de los proyectos retro recientes de la popular franquicia JRPG, Crisis Core bordea la línea entre una remasterización y una nueva versión total: los gráficos, los modelos y el combate se han mejorado significativamente sin embargo, la historia, diálogos y el diseño de niveles se mantiene idéntico al original, acentuando los pecados narrativos que este juego tuvo hace unos años en la portátil de PlayStation.

Imagen: Square Enix

Zack al ataque

Para esta remasterización, la trama del Crisis Core original se transfiere en su totalidad. Encarnaremos la aventura de Zack Fair, un joven soldado que lidia con una rebelión contextualizada cinco años previos de lo visto en Final Fantasy VII.

En ese sentido, debo decir que Crisis Core me gusta como un juego independiente, incluso la historia por si sola me parece atractiva, sin embargo, cuando se enlaza al universo general de la metaserie de Final Fantasy VII todo se vuelve más confuso. Los elementos que amplían los eventos de los que escuchamos en FFVII, como la guerra de Wutai, son muy apreciados, pero Génesis y Angeal no son personajes convincentes y solo sirven para eclipsar con un tono plano y acartonado la historia de fondo de Sepiroth.

Imagen: Square Enix

Y es que a pesar de todas sus actualizaciones gráficas, Crisis Core no puede ocultar su dirección de diálogo fue y es incómoda. Si eres completamente nuevo en este juego spin-off, debes comprender que Crisis Core siempre fue un juego especialmente simplón y anodino, y esto incluso se acentúa ahora que los personajes lucen mucho más “realistas”.

Gran parte de la escritura del título es tonta y descuidada, y la trama en general permanece sin cambios sustanciales con respecto a cómo era en el lanzamiento original. Hay escenas y secuencias en que la narración se sienten completamente absurdas. Los jugadores que regresan sabrán lo que les espera, pero incluso entonces, nos encontramos luchando por comprender cuán malas son algunos de los diálogos e interacciones que van construyendo a los personajes. Han pasado más de diez y con Reunion presumiendo de una actuación de voz regrabada, un poco de reescritura podría haber caído bien en el título.

Ahora, pese a estas inconsistencias en el guion, hay algo entrañable en el protagonista Zack Fair: es un tanto atrabancado y no es exactamente el tipo de persona que uno esperarías fuera un operativo militar de élite, pero su comportamiento extrovertido tiene el suficiente carisma como para lograr cautivar a los jugadores. No será el personaje más emblemático de la saga y ni esta cerca de serlo, pero resulta un protagonista divertido para la aventura que se nos presenta en Crisis Core.

Imagen: Square Enix

Aspecto mejorado

Contrario a lo que pasa en la narrativa, la actualización visual de Crisis Core: Final Fantasy 7 Reunion es sustancial. Hay suficientes diferencias entre esta remasterización y el original, con Square Enix haciendo fondos desde cero en lugar de mejorar los antiguos, agregando muchos detalles que no estaban en la versión del juego en PSP.

La iluminación también ha mejorado mucho y permite que los ambientes sean más envolventes. Por otro lado, el juego todavía tiene un diseño muy lineal basado en corredores y las transiciones y pantallas de carga se encuentran exactamente en las mismas ubicaciones. Uno pensaría que una de las grandes ventajas de llevar Crisis Core a las plataformas modernas sería la eliminación de al menos algunos puntos de carga, sin embargo no es el caso.

Imagen: Square Enix

La calidad del modelo varía según el personaje. Algunos como Sephiroth (quien supongo que está reutilizando sus activos de FF7 Remake), se ven bien; pero hay otros Angael que son menos prolijos y que lucen un tanto cutres.

En lo que respecta a las cinemáticas parece que Square Enix hizo una mejora rápida y las lanzó tal como están. Como resultado, tienen una sensación un poco borrosa y suave que no contrasta bien con las imágenes más nítidas. Los gráficos del juego suelen ser más nítidos y de mayor calidad que las escenas pregrabadas en alta resolución. Nada grave, pero falta un poco de consistencia y uniformidad en estos apartados del juego.

Imagen: Square Enix

Soldado de Élite

Crisis Core: Final Fantasy VII Reunion es, con diferencia, la mejor forma de jugar a este spin-off de Final Fantasy VII . Gracias a un sistema de combate muy mejorado, las batallas ocupan la mayor parte del tiempo de juego, con controles sedosos, combos sustanciosos y las actualizaciones de las mecánicas más cuestionables del juego original.

De hecho, los jefes enemigos ya no pueden simplemente interrumpir la pelea y desatar un súper ataque devastador contra Zack. En cambio, los enemigos más duros ahora tienen una barra de escalonamiento que se puede romper cuando cargan su habilidad, mientras que la tirada de esquivar de Zack es mucho más generosa en términos de velocidad y suavidad.

Imagen: Square Enix

En resumen, Reunion se parece mucho más a un juego de acción real, y no a un extraño híbrido basado en comandos que era demasiado torpe. Un gran paso adelante considerando cuán frecuentes son las peleas a lo largo de esta aventura.

Y es que el combate en Crisis Core: Final Fantasy 7 Reunion es básicamente FFVII Remake versión light. Es una experiencia mucho más fluida y suave, y el control de la cámara en el joystick derecho es muy bienvenido.

Imagen: Square Enix

Veredicto

Crisis Core: Final Fantasy VII Reunion es una remasterización realmente buena y Square Enix ha hecho un trabajo fantástico al actualizar el título de PSP. Los modelos de personajes y los activos ambientales son un gran paso adelante, y el rendimiento es suave como la mantequilla a 60 cuadros por segundo.

Como una especie de pieza que complementa a Final Fantasy VII Remake, es un remaster completo y con algunos ajustes de juego y apariencia muy bienvenidos. El único negrito en el arroz es que para los recién llegados a Crisis Core será complicado superar la escritura y las interacciones de los personajes del título, que aún son sorprendentemente incómodas.

ANUNCIO

Más reseñas