Se le añadieron un par de nuevos elementos a una formula vieja y el resultado fue el mismo: una inofensiva película de Marvel.


Por fin se estrenó Capitana Marvel, la nueva película de Marvel Studios, la que supuestamente marcará la próxima fase del MCU. Parece que esperamos décadas para que esto sucediera. En los últimos meses Disney promovió la película como el pináculo del feminismo en el cine y la fanaticada nociva que adora el Universo Cinematográfico marvelita, como siempre, alzó la voz condenando a la película antes de verla. Pero, por desgracia, los vestigios de lucha feminista en Capitana Marvel son eso: vestigios.

La película funciona valiéndose de la misma fórmula de toda película de Marvel: humor +nostalgia + fuegos pirotécnicos con un par de giros sorpresivos eficientes, que intentan sostener la trama. No hay mucho más. A grandes rasgos, esta es una película inofensiva para toda la familia.

Las líneas que leerán a continuación son una reseña y opinión de esta película y, aunque me he esforzado mucho en no poner ningún spoiler que pueda arruinarles las sorpresas (por si no han visto la película), les pido que la vean antes de leer lo que sigue, porque no quiero que este texto influya ni un poco en lo que puedan pensar sobre Capitana Marvel.

(Marvel Studios)

La Historia de Carol Danvers

Capitana Marvel cuenta la historia de Vers, una guerrera del imperio Kree que tiene habilidades que rebasan la naturaleza de esta raza extraterrestre (como superfuerza y arrojar rayos de energía), mismas que no puede controlar por estar siempre en conflicto con sus pensamientos. Vers no recuerda nada de su pasado y, no es hasta una fallida misión contra los enemigos jurados de su imperio, los Skrull, que comienza a recordar fracciones de su pasado en la tierra, donde era una piloto de combate de la Fuerza Aérea estadounidense.

A partir de este punto, Vers viaja a la Tierra para encontrarse con su vida pasada, en la que se llamaba Carol Danvers y, con la ayuda de un joven agente de S.H.I.E.L.D, llamado Nick Fury, y su amiga y ex compañera piloto, Maria Rambeau, desenredar una trama llena de enigmas que la dirigen hacia su antigua jefa, la Dra. Wendy Lawson.

(Marvel Studios)

Vuela Alto, pero no tan alto como para llegar lejos

Cuando los tráilers anunciaba que Capitana Marvel era una película de los 90, no bromeaban. Lo es en casi todos los aspectos posibles. La narrativa de la obra emula a las cintas de la época, lo cual se siente como un retroceso narrativo, pues las películas de hoy tienen otro ritmo. Pero, con un poco de voluntad entendemos lo que los directores (Anna Boden y Ryan Fleck) querían hacer: una película entre Mi Marciano Favorito, ALF y Arma Mortal, y hasta se disfruta este detalle.

El diseño de producción es impecable. Cada detalle habla de 1995, la música, el ambiente, la tecnología e incluso la actuación de Samuel L. Jackson es igual a la forma en la que lo hacía en esa década, antes de que toda la locura del MCU llegara a su vida.

Como buena película de Marvel, tiene buen humor, haciendo de las bromas sobre lo arcaico que se ve para nosotros la tecnología de los 90 el pilar en el que crecen sus chistes. Además, la complicidad que logran crear Larson y Jackson en la pantalla es única, fuerte y entrañable.

La cinta es entretenida y es lo que importa en una película de Marvel, ¿no? Pasar dos horas de sano entretenimiento familiar viendo una película que existe para (que contrariedad) perderte y olvidarte de tu familia y tu trabajo por dos hermosas horas.

Hasta aquí todo hubiera estado medianamente bien, pero hay cosas que no le podemos perdonar, la primera es que tiene una trama débil. Capitana Marvel se basa en una fórmula a la que se le agregaron un par de nuevos elementos, pero que dio como resultado lo mismo que ya vimos antes. La misma historia sobre “The Chosen One”, en la que nunca se siente que la protagonista se enfrente a un peligro real y en la que la violencia se siente forzada.

(Marvel Studios)

Me prometieron emancipación de la mujer en el MCU y me dieron esto

La película es mediocre porque se queda en medio de las dos películas que pretendían hacer. Porque, si no iban a hacer dos películas, no entiendo qué demonios acabo de ver. La primera parte de la película es una historia sobre Carol Danvers, una mujer con la mente destrozada que busca juntar los pedazos de su personalidad, que nunca se ha dejado vencer en su lucha por la búsqueda de la igualdad de derechos. La segunda parte de la cinta es una película de acción con buenos efectos especiales y ya.

La historia sobre los problemas que enfrentan las mujeres que buscan las mismas oportunidades en el mundo se perdió. La mano de un hombre en la dirección se siente y es tan incómoda como un borracho impertinente queriendo ligar en el vagón de las mujeres en el Metro. Dice que las comprende, que entiende por lo que están pasando, pero, en el fondo, todos sabemos lo que busca.

Por ejemplo, en Wonder Woman, el personaje no tiene que mencionar que una mujer puede hacer lo que quiera, porque se sobreentiende con las acciones de los personajes. Diana es grande y fuerte no por su origen místico, sino porque hace lo correcto, porque su sexo no la limita, porque es compasiva con los otros. Acá no, el discurso es verbal, no implícito. La segunda película, la de acción, falla aún más rotundamente porque la violencia se siente forzada.

Pudieron haber hecho una gran película sin recurrir a los mismos clichés de batallas. Salir del patrón que Marvel se ha empecinado en crear en los últimos 10 años, pero les dio miedo. Les dio miedo contar una historia de empoderamiento femenino real, les dio miedo dejar a una mujer a dirigir sola, les dio miedo que esa horda de gordos genéricos con barba que afirman que las mujeres echaron a perder el mundo de los cómics, ese fandom malito de sus sentimientos que se quejan cuando es bueno y se quejan cuando es malo, aquellos que dejaron de escuchar música el 31 de diciembre de 1999 porque la mejor música ya se había escrito, se les fuera realmente encima. Les dio miedo y por eso hicieron una película para ellos. Sí, ¡sorpresa! Ustedes disfrutaran esta película como nadie. Fue fabricada para ustedes y eso se siente como una traición.

Lo que me da coraje es que tuvieron la oportunidad de terminar con el fandom nocivo con una sola película y no lo hicieron. ¡PORQUE LES DIO MIEDO!

(Marvel Studios)

Capitana Marvel

Mi Marciano Favorito

Ahora que lo pienso, no podría sentirme traicionado por Disney. Algo entiendo de cómo funciona esta compañía. A Disney no le interesa el empoderamiento femenino o la representación étnica, Disney solo quiere tu dinero y va a engañarte de todas las formas posibles para que se lo des arriesgando lo mínimo posible. Por eso crearon esto. Una película inofensiva, que quiere agradar a todos y a todos les queda mal. Crearon mucha expectativa y no cumplieron nada.

No es su culpa, es la nuestra. Estamos mal acostumbrados a querer algo que no existe, que sólo vive en nuestra mente, la película perfecta de superhéroes. Pero, aun sabiendo esto, Capitana Marvel falla porque se siente como un filler del MCU, un capítulo de relleno, algo que soltaron para tenernos entretenidos antes de Avengers: Endgame y eso no es justo. El personaje se merece más, mucho más. Esta Capitana se merece que le rinda honores de forma apropiada.

(Marvel Studios)

Capitana Vs Capitán

Si juzgamos la película dentro de su propio universo, la tendríamos que comparar con Capitán América: Soldado de Invierno, por ser una película sobre agentes infiltrados, y también se queda corta. Los infiltrados son rápidamente descubiertos, nunca representan un conflicto real para la protagonista o amenaza para la humanidad.

Los villanos dan miedo porque los fans los reconocen, no por las acciones que se muestran en esta historia. Ronan es el más claro ejemplo de lo que digo. Sale en la pantalla y todos parecen esforzarse por espantarse “Ay wey, es el Ronan”, pero alguien que no vio Guardianes de la Galaxia raramente se podría sentir atemorizado por él, sobre todo porque no muestra ni una pizca de la villanía y locura que le vimos en GOTG.

Aquí quisiera ser puntual y decir que el mayor acierto de la historia de Capitana Marvel es haber contado una historia sobre las consecuencias de la guerra, en la que los poderosos son tomados como héroes y a los sometidos, cuando se defienden, se les llaman “terroristas”.

La película triunfa, como casi todas las películas de Marvel, cuando se deja de tomar en serio a sí misma. Cuando deja su discurso defensivo y se relaja un poco. Para prueba la ridícula forma en la que Nick Fury pierde el ojo, cuando se mofa de la tecnología que hace menos de 20 años aún dominaba el mundo, o le permite a un hombre que ha visto infinidad de guerras ser tierno con un gatito.

(Marvel Studios)

Lo bueno
  • Cuando no pelean todos los personajes son entrañables.
  • Nick Fury joven es una burla de sí mismo y eso es maravilloso.
  • El mejor efecto que he visto en mucho tiempo es el del rostro rejuvenecido de Samuel L. Jackson.
  • Buena selección musical.
  • Los Skrull.
  • Los dos giros que tiene la trama con Mar-Vell y el de Thalos.
  • Maria Rambeau y el agente Coulson son buenos personajes de soporte.
  • El diseño de producción.
Lo malo
  • La trama es gris.
  • La emotividad la quiere callar con explosiones.
  • Quisieron contar Memento y contaron Mi Villano Favorito.
  • No dejaron a una mujer dirigir sola la película.
  • Los efectos especiales del espacio no ofrecen nada novedoso.
  • Carol es un personaje opaco y brilla gracias a los personajes de soporte.
  • El gato que tanto aman no es la gran cosa y cualquier fanático promedio de cómics sabe lo que pasará con él.
  • El inicio es atropellado y confuso, no lograron contar lo que se supone deberían.

(Marvel Studios)

Veredicto

¿Qué les puedo decir que no les haya dicho ya? Nada, pero seguro les interesa saber si hay un cameo de Stan Lee. Lo hay. Saber si el homenaje que le hacen al padre de Marvel es emotivo, lo es. Si quieren leer sobre las escenas post créditos, las tiene (son dos, una en medio de los créditos y otra al final). Es una película de Marvel que cumple con todo lo que un fan del MCU busca de la película. No más, no menos.

Para los que busquen una película de acción como Guardianes de la Galaxia, no la encontrarán aquí. Las que necesiten un panfleto revolucionario feminista, es mejor que busquen en otro lado.

De verdad fui con las mejores intenciones a ver la película. Quería que me gustara y llegué al punto en el que me estaba esforzando demasiado para que me gustara la Capitana Marvel, pero la película es gris. Terminé pensando cosas como: “¿Por qué el interior de las naves espaciales no pueden estar bien iluminadas? Se me hace increíble que en el universo que muestran una nave que tiene la energía suficiente para viajar a la velocidad de la luz no puedan destinar un poco de presupuesto para poner un foco de 100 watts o una lámpara de luz neon”.

Aunque la Capitana Marvel vuele muy, muy alto no alcanza la grandeza. Se queda lejos de ella. El personaje se merece más. Merece la grandeza, libertad, y aquí no encuentra ni lo uno ni lo otro.

Título: Captain Marvel

Duración: 2 horas 4 minutos

Director: Anna Boden y Ryan Fleck

Elenco: Brie Larson, Samuel L. Jackson, Ben Mendelsohn, Jude Law, Annette Bening y Clark Gregg

País: Estados Unidos

Año: 2019

Ver más
Otras reseñas