Así hicieron pelear a los dinosaurios de Primal Rage

Primal Rage, un clásico de Atari, fue revolucionario para la animación en los videojuegos.

Primal Rage, ese juego de los 90 con dinosaurios que peleaban entre sí, es un título clásico de Atari y una joya de la animación en stop-motion: nunca se había hecho un videojuego con las mismas técnicas cinematográficas. Un cortometraje producido por Time Warner muestra el proceso de creación del juego y el trabajo que existió detrás de los peleadores dinosaurios.

A su productor Dennis Harper y al diseñador Jason Leong se les ocurrió la misma idea de peleas de dinosaurios, inspirados por el especialista en efectos especiales Ray Harryhousen: algo que nunca antes visto en el medio. “Nunca produjimos un título tan ambicioso y la logística era inmensa”, dice Harper.

Stop-motion

En el cortometraje, los creadores explican que detrás de cada dinosaurio en Primal Rage había todo un trabajo estructural. Los diseñadores consideraron que los dinosaurios erguidos parecían más amenazantes, pero pronto se dieron cuenta de que en esa postura todos se veían iguales. Fue así como se tomaron más libertades y diseñaron especies más locas que terminaron siendo modelos en 3D.

(Imagen: Warner)

La construcción de cada marioneta requirió de muchas acciones minuciosas que tomaron hasta tres semanas cada una: desde el esqueleto metálico que el animador colocaría en cientos de poses distintas para lograr los movimientos que vemos en el juego, hasta el horneado y pintado de los dinosaurios en su etapa final. Dan Platt, quien también trabajó en cintas como Terminator 2, Tron: Legacy y Maleficent, fue el encargado de llevar a los dinosaurios de la ilustración a las esculturas tridimensionales.

“Este juego fue creado usando las mismas técnicas utilizadas en cintas de Hollywood, pero con captura de hardware y software que se desarrolló en Sillicon Valley“, señalan. “Más tarde, estas imágenes son combinadas con escenarios generados a computadora y efectos especiales, para crear un juego de arcadia que ‘devore’ a sus jugadores”.