Microsoft adquiere GPT-3 Inteligencia Artificial de OpenIA dedicada al lenguaje

GPT-3 es conocida por ser la Inteligencia Artificial más avanzada de la actualidad

Los acuerdos entre Microsoft y OpenIA avanzaron y ahora la empresa de Bill Gates tendrá acceso exclusivo al desarrollo de la Inteligencia Artificial (IA) GPT-3, que es conocida por publicar su propio artículo en The Guardian y que busca ser una herramienta para combatir la desinformación en Internet.

Esta IA está dedicada casi por completo al lenguaje y su desarrollo y entendimiento, siendo uno de los proyectos más ambiciosos del rubro, pues no solamente aprende a comunicarse en términos humanos, sino que está encargada a encontrar aquello que hace nuestra comunicación efectiva ser lo que es, para así poder ser una herramienta completa en toda área que se le requiera.

Te recomendamos: Inteligencia Artificial demuestra ser mejor en aviones de combate que pilotos humanos

Kevin Scott, jefe de tecnología dentro de Microsoft, se refirió a esta IA de la siguiente forma:

“GPT-3 es la IA más grande y avanzada de lenguaje en el mundo con 175 mil millones de parámetros y es entrenada en la supercomputadora de Inteligencia Artificial Azure. Estos muy emocionado de anunciar que Microsoft se alía con OpenIA con una licencia exclusiva en GPT-3, permitiéndonos apoyar sus innovaciones técnicas y tecnológicas para desarrollar y entregar soluciones de IA avanzadas a nuestro clientes, al mismo tiempo que crearemos nuevas soluciones para sacarle provecho al impresionante Power of Advanced Natural Language Generation

Microsoft espera que el uso de GPT-3 para crear un ecosistema en el que el manejo y comprobación de la información sea pasado a través de esta tecnología de IA y así evitar la propagación de noticias falsas mediante el análisis del lenguaje utilizado, así como el contraste inmediato con la información que capture al respecto en otras fuentes que pueda ser comparable en términos lingüísticos y no solamente en comparación directa en los caracteres usados.

Por otro lado, esta también podrá perfeccionar los algoritmos usados para la experiencia de usuario en miles de plataformas que se basan en lenguaje de programación cerrado y no incorporan la variable del lenguaje y sus concepciones humanas en el uso común.

(Ilustración: José Carlos Aguilar)