El director y también guionista de la película reveló de dónde sacó la idea para esa polémica escena.

Rian Johnson consiguió dividir a la crítica y los fans con The Last Jedi. Y es que el Episodio VIII llegó para romper con el sagrado molde que hasta ahora le había dado forma a la saga galáctica.

Sin duda, una de las escenas que causó más polémica fue la que Luke Skywalker protagonizó en la batalla del planeta Crait. Sí, nos referimos a esa parte en la que Luke hace aparecer un “holograma” de él mismo para engañar a Kylo Ren y darle tiempo a los rebeldes de escapar.

Luego de varias semanas de quedarse callado, el director acaba de cerrarle la boca a todos los críticos que señalaban esa escena como una falta de respeto a Star Wars.

Todo comenzó con unos misteriosos tuits en la cuenta de Rian Johnson, en los que primero publicó un emoji de ojos, seguido por la foto de un librero. Raro, ¿no?

Poco después, el director publicó otra foto del librero y una más en la que sostenía el libro The Jedi Path: A Manual for Students of the Force (El Camino Jedi: Un Manual para Estudiantes de la Fuerza). Este libro, publicado por Daniel Wallace y Lucasfilm en 2010, narra la historia de la Orden Jedi y describe muchas de sus creencias, técnicas y forma de vida.

¿Qué tiene todo esto que ver con la escena de Luke? Pues que al abrir el libro, Johnson señala el apartado de “Técnicas Avanzadas de la Fuerza”, en donde se describe con lujo de detalles esa extraña técnica que vimos en The Last Jedi: “Doppelganger, o Similfuturus, le permite a un Jedi crear un duplicado efímero de sí mismo o un objeto externo que es visualmente indistinguible del objeto real. Aquellos que han perfeccionado esta habilidad pueden crear fantasmas de cualquier persona de su elección o engañar a un enemigo para que vea más objetos, como droides, de los que realmente están presentes”.

Así, el director y también guionista de la película reveló por fin de dónde sacó la idea para hacer que Luke tuviera un doble más joven en Crait, mientras que en realidad seguía en la isla de Ahch-To. Se llama Similfuturus y no se lo sacó de la manga, sino de un libro oficial de Star Wars.

Y como era de esperarse, luego de soltar la bomba, Rian Johnson cerró su hilo de tuits con un bello mensaje en forma de GIF:

Caso cerrado.

temas