Esta mañana Nintendo presentó el reporte financiero referente al último trimestre del 2013. Como ya se especulaba, los números no fueron buenos, la empresa japonesa presentó pérdidas operativas equivalentes a 15.3 millones de dólares.

En la presentación quedó en manifiesto que el problema es la consola casera de Nintendo, no los juegos, que tuvieron ventas aceptables. Los títulos más importante que salieron al mercado durante el último trimestre del año pasado presentaron buenos números, The Legend of Zelda: The Wind Waker HD, Wii Party U y Super Mario 3D World consiguieron sobrepasar cada uno el millón de unidades vendidas, que junto con otros juegos para la plataforma, sumaron en total 15.96 millones de copias vendidas. En contraste, las ventas de la Wii U sólo alcanzaron 2.41 millones de unidades, lo cual es un número bajo tomando en cuenta que este periodo del año financiero coincide con la época navideña, cuando por lo general se tienen buenas ventas.

De acuerdo con el reporte, los dirigentes tienen claro que el problema de la consola se da fuera de Japón, donde no le ha ido mal, pero en Estados Unidos y Europa las ventas son pobres. Asimismo se mencionó que no esperan un repunte en el primer trimestre de 2014, debido a que históricamente es un periodo en el que los números económicos del sector tecnológico son los más bajos del año.

Wii-U-Gamepad

Con respecto a la Nintendo 3DS las cifras son positivas, pues en el último periodo del año vendió 7.76 millones de unidades. La consola se consolidó en el mercado de los Estados Unidos, donde superó claramente en ventas a las nuevas consolas de la competencia, Xbox One y PlayStation 4, convirtiéndose en la más vendida del 2013 en Norteamérica. En el mercado global los juegos de 3DS vendieron más de 57 millones de unidades.

Después de dar a conocer los resultados financieros Satoru Iwata, presidente de Nintendo, anunció que él y toda la mesa de directores principales de la compañía se rebajarán el sueldo en un 50% durante dos trimestres, después de lo cual, en base al nuevo reporte financiero decidirán si mantienen ese sueldo. Iwata declaró:

“Hasta ahora la Wii U no es atractiva para la gente de Estados Unidos, nuestro gran desafío es cambiar esa sensación y hacer que los usuarios vuelvan a sentir interés por la oferta de Nintendo. Mientras tanto, estos números indican que fallamos completamente en nuestras estimaciones, y la responsabilidad de estos errores tan grandes es de los directores”.

Tal parece que como decía Fernando la semana pasada,  por ahora no hay quien pueda salvar a Nintento de esta crisis, causada en gran parte por las pobres ventas de Wii U.

vía The Wall Street Journal

fuente Nintendo

temas