Los osos polares se están alimentando de plástico

Los osos polares están hurgando en tiraderos de basura e ingiriendo productos hechos de plástico como bolsas según una nueva investigación.
(Minden Pictures)

Los tiraderos de basura están llenos de plástico y, como muestra una nuevo estudio de Alaska, los osos polares están ingiriendo gran cantidad de este desecho plástico.

En un análisis de los contenidos estomacales de 51 osos polares que habían sido sacrificados por cazadores de subsistencia en el sur del mar de Beaufort entre 1996 y 2018, investigadores dirigidos por Raphaela Stimmelmayr, veterinaria de vida silvestre del Departamento de Manejo de Vida Silvestre del condado de Slope Norte de Alaska, encontraron que el 25% de los osos tenían plástico en sus estómagos.

Ingerir plástico puede causar serios problemas para los osos polares debido a su fisiología. Los osos polares tienen un esfínter pilórico – la salida del estómago al intestino delgado- muy estrecho por lo que los artículos grandes pueden causar bloqueos dolorosos. Dos de los osos cuyos estómagos estaban rellenos con más plásticos que los otros osos también se habían comportado de manera diferente: eran más irritables y agresivos, y no respondían a los elementos disuasivos para ahuyentarlos.

(Reuters)

Stimmelmayr dice que la mayoría de los plásticos ingeridos que encontró en el estudio fueron bolsas de plástico transparente y bolsas de basura negras.  La científica no cree que los osos polares estén comiendo bolsas de plástico medusas. En cambio, piensa que cuando las personas tiran los restos en bolsas, las condiciones frías del Ártico hacen que el plástico se congelan junto con la comida, lo que hace imposible que los osos se coman uno pero no el otro.

No hay datos suficientes para determinar si el consumo de plástico de los osos polares ha aumentado desde que comenzaron las prospecciones estomacales en la década de 1990, pero es algo que los estudiosos de vida silvestre quieren rastrear. En los Territorios del Noroeste de Canadá, los cazadores ya prueban la salud de los osos polares capturados, pero no siempre abren los estómagos. “Lo que se desprende de este estudio es que [los cazadores] quieren hacer un esfuerzo más concertado para observar [los estómagos] en los Territorios del Noroeste”, dice Stimmelmayr.

ANUNCIO