WikiLeaks denunció que los problemas iniciaron cuando Assange reveló información sobre Hillary Clinton.

Hace tan solo unos días WikiLeaks reveló una serie de discursos de Hillary Clinton, en los que la en ese entonces secretaria de Estado alagaba a la iniciativa privada, en concreto a Wall Street, en sentido contrario de lo que dice en su actual campaña para hacerse de la presidencia de Estados Unidos. Los documentos también revelaban que la financiera Goldman Sachs le pagó a Clinton más de 600,000 dólares por tres discursos.

La información formaba parte de los más de 2 mil correos electrónicos, de los 50 mil que afirman tener WikiLeaks, que pertenecían a John Podesta, jefe de la campaña de la candidata Demócrata. En esos correos se habla de estrategias de campaña, manejo de prensa, quejas contra Chelsea Clinton, la famosa vida sexual de Bill Clinton, una supuesta “guerra espacial en contra de extraterrestres” y muchos otros chismes políticos.

Todo indica que la gota que derramó el vaso y terminó con la paciencia del Partido Demócrata fue la publicación de los discursos de Hillary, debido a que, pocas horas después de que se hicieron públicos, a Julian Assange (el fundador y cabeza visible de WikiLeaks) le retiraron el servicio de internet en la embajada de Ecuador en Londres, donde se mantiene asilado desde el 2012.

“Confirmamos que Ecuador le cortó el acceso a Internet a Assange el sábado a las 5:00 pm. Poco después de la publicación de los discursos de [la candidata presidencial Hillary] Clinton sobre Goldman Sachs”.

Los últimos mails que logró filtrar WikiLeaks mostraban las estrategias del Partido Demócrata para intentar influir en las preguntas que los medios de comunicación le realizaban a la candidata, sobre todo evitando que tocara asuntos relacionados con los cambios repentinos de la postura de Hillary con respecto al matrimonio homosexual o el apoyo a los latinos.

Hace unos minutos WikiLeaks lanzó una nueva tanda de filtraciones y sostiene que John Kerry (ex-candidato presidencial demócrata y actual Secretario de Estado de los Estados Unidos) pidió al gobierno de Ecuador que impidiera que Assange dejara de filtrar información durante las recientes negociaciones de paz con las FARC.

¿Este escándalo afectará la candidatura de Clinton? ¿La pésima campaña de Trump volverá intrascendente las filtraciones?

fuente WikiLeaks (Twitter)

temas