Facebook se rinde ante TikTok y cerrará definitivamente Lasso este mes

Facebook no pudo acabar ganarle TikTok con Lasso... así que no debe sorprendernos que ahora intente comprarlo

Aunque en su momento Facebook logró desbancar a Vine y a Snpachat gracias a Instagram, esta vez no pudo contra TikTok y cerrará Lasso, su app competencia de la plataforma china que cada vez agarra más fuerza.

Lasso fue creada por Facebook en 2018 como respuesta a la popularidad que TikTok ganó en Estados Unidos, convirtiéndose en la app más descargada de ese año, aunque no lograba despertar la popularidad que ahora tiene.

Durante estos dos años, la app pasó completamente desapercibida hasta que este año lanzó su última apuesta para competir contra la plataforma asiática, aunque nunca logró encontrar un público dedicado y que respondiera a las necesidades del público que buscaban captar.

El cierre de Lasso será definitivo y a partir del 10 de julio cerrará la interfaz para los demás usuarios, perdiendo por completo la pelea que pretendía hacerle a TikTok en América, pues tenía distribución limitada.

Durante años, Facebook ha tenido como estrategia copia y rediseñar las estrategias de las demás apps populares del mundo, adaptándolas a su ecosistema, o de plano comprándolas como en el caso de WhatsApp, a quien Messenger no logró rebasar en lo absoluto en su momento.

Sin embargo, esta no es la única forma en que Facebook plantea hacerle frente a TikTok. Esta vez, aplicando la misma estrategia de competencia que utilizó contra Snapchat y Vine, lanzará Intagram Reels, una nueva integración en la red social para imitar un poco el funcionamiento del feed que tenía Lasso, pero sin quitar la Stories como han funcionado hasta ahora.

Aunque Facebook cierre Lasso, Instagram sigue siendo su gran fuerza y la posibilidad más grande que tiene para competir realmente con este nuevo sistema de videos cortos. Sin embargo, también el avance de TikTok y su interfaz están ganando terreno en todo el mundo sin que parezca que tenga un competidor claro.

La experiencia con Lasso también le demuestra a Facebook que copiar un modelo de desarrollo en redes sociales no funcionará de la misma manera ahora, que cada app tiene un público y sistema propio y nativo de su propia interración.