Hace unos días se dio a conocer nueva información proporcionada por Edward Snowden, en la que se reveló una operación de la NSA para recolectar datos personales de los usuarios de Angry Birds. Luego de darse a conocer esta filtración, las respuestas no se han hecho esperar.

Primero, un grupo de hackers logró tomar control del sitio oficial del juego, donde al ingresar se podía ver una imagen con la leyenda Spying Birds y al emblemático Red, el pájaro rojo, con el logotipo de la NSA tatuado en la cabeza. La página permaneció así por poco tiempo, sin embargo, fue posible realizar una captura con el mensaje.

Por su parte la compañía responsable de Angry Birds, Rovio, afirmó a través de un comunicado que no colaboró ni estuvo coludida de ninguna forma con la NSA, ni con alguna otra agencia gubernamental del mundo para espiar a sus usuarios. Además, se aseguró que la empresa revaluará la forma en que sus servicios se comunican con redes de terceros.

Saara Bergstrom, jefa de marketing de Rovio, minimizó el hecho, señalando que la imagen solo duró unos pocos minutos en el sitio:

“El defacement fue detectado en minutos y corregido inmediatamente. Después de revisar nuestro sistema, aseguramos que el ataque no robo ningún datos. Además, para la mayoría de las zonas del  mundo [el defacement] no fue visible, pero en algunos lugares tomará tiempo para que la información correcta se actualice.”

vía BBC

fuente Zone-H

temas