El cineasta llamó, en tono de broma, “esclavistas blancos” a los dirigentes del estudio de Mickey Mouse.

Con una ganancia que ya supera los mil millones de dólares (y creciendo) en taquilla, es innegable que  Star Wars: The Force Awakens es el éxito financiero del año. No obstante, George Lucas no quedó satisfecho con el resultado de la cinta.

El padre del universo galáctico, que pasó de ser idolatrado por los warsies a vilipendiado por culpa de las fallidas precuelas, ofreció una entrevista al reportero Charlie Rose donde da a conocer sus puntos de vista sobre la más reciente cinta de la saga, ahora que ya no está en sus manos.

En la entrevista Lucas aborda muchos temas, incluyendo su competencia con Steven Spielberg, el narcisismo de los directores de cine de Hollywood, y las profundas raíces de la mitología de Star Wars. Una de las partes más interesantes de la charla se da cuando Lucas expresa el fundamento de Star Wars, a la que califica como “una telenovela”:

“[Los ejecutivos de Disney] me dijeron que querían hacer algo para los fans [en la nueva trilogía]. Así que les dije que yo todo lo que quería era contar la historia de lo que sucedió después. Sabes, decir todo comenzó aquí y fue hacía allá. Todo en las películas habla sobre una cuestión de generaciones, y se trata, ya sabes, de un  tema de padres e hijos y abuelos; [Star Wars] es una telenovela familiar. Quiero decir, en última instancia. Nosotros la llamamos una “ópera espacial”, pero la gente no se dan cuenta de que en realidad es una telenovela. Y es acerca de los problemas de una familia -no se trata de naves espaciales-” señaló Lucas.

El director reveló que, después de vender la franquicia intentó colaborar con Disney en el desarrollo de la nueva franquicia, pero rechazaron sus ideas:

 “Decidieron que no querían utilizar esas historias. Dijeron que iban a hacer sus propias cosas, así que estuve de acuerdo, y me hice a un lado… De todos modos, ellos no estaban muy interesados ​​en tenerme involucrado. Yo mismo me dije, si sigo ahí sólo voy a causar problemas, porque no van a hacer lo que quiero que hagan, y ya no tengo el control para hacer eso. Así que me dije, lo mejor es que cada parte del acuerdo siga su propio camino.”

A lo largo de la entrevista, Lucas mostró que aun tiene sentimientos encontrados por la venta de Star Wars:

“Tengo que seguir adelante. Y todo en mi cuerpo me dice, no, no puedes, ellos son tus hijos. Todas esas películas de Star Wars … Yo las amaba, yo las cree, estoy muy íntimamente involucrados en ellas, y yo vendí a mis hijos a unos esclavistas blancos.” Después de esta afirmación Lucas comenzó a reír.

Además el creador de la saga señaló que no está contento con el resultado que se vio en pantalla:

“Quisieron hacer una película retro. Eso no me gusta. En cada una de las películas anteriores yo trabajé muy duro para hacerlas en tonos diferentes. Las hice completamente diferentes: planetas diferentes, naves espaciales diferentes, todo para que el espectador tuviera una nueva experiencia”, indicó.

George Lucas vendió la franquicia galáctica a Disney en 2012 por un monto de 4,000 millones de dólares, sólo tres veces más de lo que Star Wars: The Force Awakens ya obtuvo en taquillas.

vía The Verge

fuente Hulu

temas