Sophie Turner reveló que aún quedan meses de filmación de la nueva temporada.

Todos esperábamos que la temporada final de Game of Thrones iniciara por allí de otoño de 2018, pero al parecer no será así. Y fue Sophie Turner (Sansa Stark) quien nos dejó ver el largo y sinuoso camino que nos tocará recorrer hasta el próximo nuevo capítulo.

En una entrevista para Variety, Turner habló del proceso filmación de esta octava y última temporada: “Comenzamos en octubre, así que quizás estamos a una décima parte del camino”, y agregó que a la producción le quedaban “seis o siete meses” de filmación.

Si hacemos cuentas, a este ritmo sería muy difícil que la nueva temporada estuviera lista este mismo año. Para ello tendrían que hacer una postproducción apresurada, cosa que no creemos que quiera hacer HBO a estas alturas del partido.

Aun así, Sophie puso el último clavo al ataúd de esta esperanza cuando le preguntaron sobre sus siguientes proyectos: “Game of Thrones sale en 2019; Dark Phoenix es en noviembre, luego tengo un par de películas independientes”.

Ni modo. Tendremos que esperar un poco más para que ahora sí llegue el invierno.

fuente Variety