Descubren al Tyrannosaurus rex más grande del mundo

Los paleontólogos canadienses lo bautizaron como Scotty, era más fuerte que un elefante y medía 13 metros.
(Beth Zaiken)

Hace unos 68 millones de años, Canadá era muy diferente. Era un paraíso costero, sub tropical. Entre su larga vegetación y clima cálido un enorme dinosaurio carnívoro dominaba el panorama, su nombre era Scotty o al menos así han bautizado los paleontólogos canadienses los restos de un Tyrannosaurus rex encontrados en la ciudad de Saskatchewan, Canadá, que se ha convertido en el más grande del mundo.

De acuerdo a los científicos Scotty medía 13 metros de largo y pesaba más de 8 mil 845 kilos, según un cálculo utilizando los huesos del muslo, por lo que podría considerarse también el más pesado. Pero no sólo eso, los científicos aseguran que este espécimen vivió hasta los 28 años, lo cual le convierte en el T. rex más viejo jamás encontrado.

El hallazgo sugiere que los dinosaurios depredadores grandes probablemente se hicieron más viejos y más grandes de lo que los paleontólogos hubieran calculado con base en los fósiles disponibles actualmente.

No debe haber sido fácil llegar a los 20s, los restos de Scotty demuestran que tuvo una costilla rota que se le curó, crecimiento masivo de hueso entre dos dientes, signos de infección, huesos rotos en la cola, mutilados por la mordedura de otro tiranosaurio.

“A medida que se encuentren más especímenes de esos otros terópodos, encontraremos a sus Scotty: sus individuos particularmente grandes, particularmente viejos”, dice el líder del estudio Scott Persons, un investigador postdoctoral en la Universidad de Alberta. “No me sorprendería que esos animales aumenten el rango de tamaño corporal, potencialmente superponerse o incluso superar lo que sabemos de T. rex.”

Los restos de este T-Rex no son nuevos, se descubrieron en 1991, pero como se encontraban incrustados en una zona arenisca bastante sólida la excavación, fue hasta una década después que lograron sacarlos. Luego comenzaron a unir los huesos, lo cual también tomó bastantes años.

Por cierto, su nombre moderno (Scotty) se originó en el momento de su descubrimiento. El equipo de campo quería hacer un brindis por la criatura y todo lo que tenían era una botella de whisky, de ahí el apodo.