Material radioactivo se escapa de los glaciares en todo el mundo

Las consecuencias radioactivas de accidentes nucleares y las pruebas de armas se almacenan en los glaciares, que se están derritiendo, liberando radioactividad.

Los glaciares se están derritiendo y lo hacen cada vez más rápido. El problema no sólo serían las posibles inundaciones que arrasarían con islas, países y ciudades, sino que, los accidentes nucleares y las pruebas de armas han causado que la radioactividad se almacene en el hielo, por lo que al derretirse los glaciares, este material sería liberado al medio ambiente mediante la fusión.

La investigación está dirigida por Caroline Clason, profesora de geografía física en la Universidad de Plymouth, Reino Unido, e involucra la colaboración con científicos de todo el mundo, incluyendo Polonia, Italia y Canadá.

Según los investigadores, las consecuencias radioactivas del derretimiento de los glaciares, liberaría isótopos conocidos como radionúclidos (FRN), mismos que se han encontrado en 17 sedimentos de la superficie del hielo en glaciares en varios sitios en el Ártico (en Suecia, Islandia, Groenlandia y Noruega), los Alpes europeos, el Cáucaso , Columbia Británica y Antártica.

“Los niveles de algunos FRN que se encuentran en estos sitios son de órdenes de magnitud más altos que los detectados en muchos otros entornos no glaciares, lo que genera preguntas importantes sobre el papel de los glaciares, y específicamente la crioconita y su interacción con el agua de deshielo, en los niveles de concentración de FRN por sobre los encontrados en el ambiente circundante,” escribieron los científicos en un informe sobre su investigación. Crioconita se refiere a una combinación de pequeñas partículas de roca, hollín y microbios depositados en los glaciares.

El material radioactivo liberado en la atmósfera generalmente regresa a la Tierra como lluvia ácida y es absorbido por la flora y la fauna. Sin embargo, cuando el material radiactivo se libera a la atmósfera en forma de nieve, en su lugar se acumula en los glaciares, lo que lleva a un aumento de las concentraciones de material radiactivo.

(Shutterstock)

“Las partículas radiactivas son muy ligeras, por lo que cuando se las transporta a la atmósfera, pueden transportarse por un largo camino”, dijo Clason a la AFP. “Cuando cae como lluvia, como después de Chernobyl, se limpia  y es como una especie de evento único. Pero como nieve, permanece en el hielo durante décadas, y cuando se derrite en respuesta al clima, es llevado río abajo.”

El accidente de Chernobyl ocurrió en la ciudad ahora abandonada de Pripyat, en el norte de la República Socialista Soviética de Ucrania en 1986, cuando un experimento fallido para probar nuevos equipos resultó en una explosión que destruyó el núcleo del reactor, provocando un incendio que continuó ardiendo. por mas de una semana. La explosión fue seguida por una descarga de gases radioactivos, incluido el cesio, a la atmósfera, lo que provocó que la lluvia ácida cayera en el norte de Europa durante semanas después del desastre.

Según Clason, su equipo detectó consecuencias radioactivas que se originaron a partir de la fusión de Fukushima en 2011, cuando un terremoto de 9.0 grados en la escala de Richter en alta mar provocó un tsunami con olas de hasta 14 metros. Esto afectó a la planta de energía nuclear de Fukushima Daiichi de Japón y provocó la fuga de materiales radioactivos y el cierre de la planta. Sin embargo, muchas de las partículas de ese desastre, que se considera el peor desastre nuclear del mundo desde el accidente de Chernobyl, aún no se han acumulado en crioconita. 

Además, Clason observó que el material radioactivo producido a partir de armas probadas en la década de 1950 se encontró en los glaciares y probablemente se filtrará al medio ambiente a medida que esos glaciares se derritan.

“Estamos hablando de pruebas de armas a partir de la década de 1950 y la de 1960 en adelante, en el desarrollo de la bomba”, dijo Claso.  “Si tomamos un núcleo de sedimentos, se puede ver un pico claro donde estaba Chernobyl, pero también puedes ver un pico bastante definido en 1963, cuando hubo un período de pruebas de armas bastante pesadas.”

ANUNCIO