Después de casi ocho años de su despegue de la Tierra, la nave de la NASA logró su objetivo.

La sonda espacial Dawn forma parte de una misión espacial de la NASA que pretende aumentar el conocimiento que tenemos de dos de los mayores astros del cinturón de asteroides de nuestro Sistema Solar, Vesta y Ceres, ubicados entre las órbitas de Marte y Júpiter.

De acuerdo con los especialistas, es muy probable que los cuerpos rocosos que forman el cinturón de asteroides se hayan formado durante el nacimiento del Sistema Solar, hace más de 4,500 millones de años, por lo que es muy importante su estudio para conocer los orígenes de nuestro sistema planetario.

Finalmente, hoy la sonda Dawn ha llegado a su destino alcanzando la órbita de Ceres, convirtiéndose en la primera nave espacial que alcanza un astro de este tipo. El planeta enano que alcanzó hoy Dawn, fue descubierto en 1801 y cuenta con una fisonomía que era completamente desconocida para la NASA, al que ni siquiera los más potentes telescopios terrestres habían podido captar a detalle.

Luego de un largo viaje de 7.5 años y 4.9 mil millones de kilómetros, Dawn tuvo que realizar una compleja maniobra ayudada por su sistema de propulsión iónica de última generación, para colarse en el campo gravitacional de Ceres, considerado el más pequeño de los planetas enanos del Sistema Solar.

Actualmente Dawn se encuentra en la órbita de Ceres a tan sólo 375 km de su superficie, y comenzará a cartografiar el planeta mediante tecnología de infrarrojos.

fuente NASA

temas