Ahora podrían incluirse dentro del mismo procesador, abaratando el costo para los fabricantes.

ARM, una de las empresas líderes en el desarrollo de microprocesadores para smartphones, anunció que ya están desarrollando la nueva tecnología iSIM, que marcaría el fin de las tarjetas SIM… o por lo menos de la forma en la que las conocíamos.

Las nuevas iSIM son muy pequeñas, pues medirán menos que un milímetro. Gracias a esto ocupará un pequeño espacio dentro del mismo procesador, al lado del CPU y del GPU.

De acuerdo con ARM, los fabricantes no sólo ahorrarán espacio con esta nueva tecnología, también costos. Supuestamente, las nuevas iSIM costarán menos de 10 centavos (para los fabricantes), con lo que se ahorrarán mucho dinero, aunque podría afectar a algunas compañías que fabrican estos chips.

Así han evolucionado las tarjetas SIM desde mediados de los noventa.

A pesar de que ARM cree que las iSIM podrían conquistar la telefonía celular, la idea no es lanzarlos inmediatamente en este sector, sino que lleguen primero al creciente mercado del Internet de las Cosas. Por eso, podrían incluirse en próximos productos tecnológicos que requieran de conectividad inalámbrica, incluyendo ropa inteligente.

Por el momento la compañía estça iniciando negociaciones con Qualcomm y MediaTek para explotar el potencial de la tecnología iSIM, aunque todavía podríamos tardar un poco en verlos en dispositivos comerciales.

vía The Verge

temas