El sueño húmedo de todos los gamers acaba de volverse realidad para un octogenaria de Japón, quien se convirtió en la dueña de decenas de arcades de la noche a la mañana. 

La abuelita japonesa compró un edificio en las afueras de Tokio, concretamente en la provincia de Chiba, donde dos pisos del lugar habían sido ocupados por una viejo negocio de videojuegos que estuvo activo durante los años ochenta y principios de los noventa. Sorprendentemente, al abrir el local se encontró con que el sitio seguía tal y como había estado en sus épocas de esplendor, lleno de “maquinitas” y juegos de azar en perfecto estado.

Como era de esperarse, la anciana consideró que las arcades eran un estorbo, por lo que pidió ayuda a su nieta para que se deshiciera de los juegos. La joven acudió al lugar al lado de su novio, un gamer que advirtió a la anciana del tesoro que tenía en sus manos: 55 máquinas y tragamonedas clásicas, algunas de ellas con casi 40 años de existencia. Al ver el entusiasmo del muchacho, la mujer le obsequió las maquinas para que hiciera con ellas lo que quisiera.

Arcades-03

Keisuke 999, como se conoce al afortunado heredero de las arcades en el foro de discusión NeoGaf, ha dado a conocer su historia y en menos de una semana ya le ha dado la vuelta al mundo. Aprovechando la atención mediática, el joven asiático ha comenzado a vender las placas y armazones por Internet. Entre la lista de juegos que ha puesto a la venta Keisuke destacan Tetris Challenge, Columns, Donkey Kong, Galaxian, Metal Slug, Street Fighter II: Champion Edition, Street Fighter Zero 2, Pac-Man, entre muchos otros.

Con este caso se comprueba que, como bien dice el dicho: la basura de unos, es el tesoro de otros.

Arcades-02

vía Geek

fuente Neogaf

temas