Uno de los juegos más esperados de este 2014 sin duda ha sido Watch Dogs, el título de hackers de Ubisoft. Pudimos jugarlo bastante estos días y nos dimos cuenta de que la expectativas claramente superaron el resultado final.

El E3 de 2013 estuvo marcado por la emoción de la nueva generación de consolas y las posibilidades que abrían para el futuro. En ese revuelo Watch Dogs destacó como un título insignia de una nueva generación que marcaría las nuevas tendencias para el PS4 y el Xbox One. Cuando su lanzamiento fue retrasado la emoción creció, se dijo que los desarrolladores aún estaban trabajando en mejorar los gráficos y el sonido para llenar los sentidos de los poseedores de una nueva consola.

Poco después del anuncio de este juego de “hackers” el mundo de la tecnología se conmocionó con las filtraciones de Edward Snowden y el espionaje masivo. Resultó que el monstruo era mucho más grande y tenía más tentáculos de lo que nunca hubiéramos imaginado. La privacidad de todos estaba en manos de espías estadounidenses y el control poblacional parecía una pesadilla de 1984. A la ya de por sí excitante espera por Watch Dogs se sumó un tema que estaba en la mente de todos y cruzaba las preocupaciones actuales por la red.

watch dogs07

Las filtraciones de Snowden se sumaron a las cada vez más agudas preocupaciones por la red y el activismo en línea. Esa era otra razón para colocar a este título como un nuevo concepto que marcaría tendencias en el futuro, que colmaría a la siguiente generación y que pondría en el centro de los juegos preocupaciones políticas que mueven a nuestra generación.

Claro que exigencias tan altas eran prácticamente imposibles de llenar, el problema es que este trabajo de Ubisoft ni siquiera se acercó a ellas. No es un mal título, pero tampoco es el juego revolucionario que todos esperábamos.

Un mundo (no tan) abierto

Watch Dogs se desarrolla en una Chicago apenas futurista, controlada por un Sistema Operativo central que mueve los semáforos, las cámaras, la apertura y el cierre de calles, el drenaje, etc. El ambiente recuerda a los maestros del open world urbano: Rockstar Games; y a su obra maestra: Grand Theft Auto V. El concepto es prácticamente el mismo, y en muchos momentos sentirás que el juego de Ubisoft está siguiendo muy de cerca a GTA, a veces demasiado cerca.

watch dogs03

Controlar aspectos de las calles como los semáforos no es suficiente como para hacer una experiencia esencialmente distinta. Con frecuencia, mientras recorres las calles de Chicago, sentirás que estás en una mala copia del GTA, donde la experiencia de manejo no es tan buena y la inteligencia artificial de los otros conductores resulta errática.

El sello personal de Watch Dogs no está en el “mundo abierto” (demasiado imperfecto junto a joyas de Rockstar como el mismo GTA o incluso L.A. Noire), sino en lo que sucede cuando bajas del auto y comienzas a hackear realmente la ciudad. En esta parte el juego es donde alcanza lo más alto de sus capacidades. Las misiones no son repetitivas y requieren un alto grado de ingenio por tu parte. Las funciones de hackeo enriquecen el juego y lo hacen más completo e interesante. Habrá muchas formas de cumplir una misión, podrás elegir la sutileza y el ingenio, o salir disparando como un loco. Sin lugar a dudas, las misiones a pie y en interiores son lo mejor del juego.

El aburrido Aiden Pearce

Sinceramente, la historia es algo floja, y todo es culpa del personaje principal: Aiden Pearce. Pero vayamos por partes. Lo primero que debemos decir es que tanto en diseño, actuación de voces y caracterización los personajes secundarios (o “no jugables” para los puristas) son simplemente brillantes. Cada uno de ellos tiene una personalidad inolvidable y destacan en todo lo que hacen, incluso el niño, “Jacks”, que no habla. En especial el diseño y la actuación de Clara son espectaculares, a pesar de que resulta un poco cliché.

watch dogs06

No obstante, me parece que Pearce es una falla terrible del juego. Se nota que quisieron diseñarlo como un personaje que pasaría desapercibido, pero se les fue la  mano. El diseño aburre simplemente con verle la cara, no tiene nada de memorable y la mayoría del tiempo es desesperante. Sus motivaciones no son claras, nunca entendemos bien por qué se hace un “vigilante” ni por qué sabe hacer lo que hace. Actúa de manera torpe, no tiene gracia y sus diálogos son los peores. Todo eso sumado con una actuación de voces demasiado plana y aburrida. Prácticamente el tipo tiene la misma cara y el mismo tono durante todo el juego.

Por otra parte, la historia es mediocre. Sigue los mismos lugares comunes de cientos de juegos. Cuando nos presentan a los personajes femeninos importantes para Pearce, sabemos que uno va a morir porque así lo dicta la norma del cliché. Es una pena tal desperdicio de personajes secundarios tan bien hechos en situaciones triviales y repetitivas y supuestos “giros” en la historia que ya no sorprenden a nadie.

Hacking dentro y fuera

El punto fuerte del título es el “hacking”. Dentro de la jugabilidad tal característica funciona bien, pero se queda corta. Es triste, pero resulta que Watch Dogs no es tan innovador como Ubisoft nos hizo creer. La habilidad de hackear el entorno no pasa de ser una característica anecdótica. Es decir, lo mismo daría si nuestro personaje tuviera visión de rayos X o súper parkour; es perfectamente intercambiable.

watch dogs02

Adicionalmente, la historia desestima toda la cultura hacker, los movimientos de resistencia en línea y las filtraciones de Snowden que conmovieron al mundo. Pronto Pearce se da cuenta que el Sistema Operativo de la ciudad está recogiendo información personal de todo el mundo de manera ilegal, ¡y no le importa! Es más, los pasajes en donde la invasión a la privacidad se hacer evidente no pasan de ser malas bromas.

Todo lo que prometía Watch Dogs en términos de políticas en línea y libertad en internet fue terriblemente decepcionante. El juego no tiene nada que decirnos en estos tiempos en donde el activismo por un internet libre y por la privacidad son tan importantes. Es más, trivializan esos aspectos en nombre de una venganza personal algo torcida que nunca tiene mucho sentido que digamos. No es un mal título, pero queda a años luz de lo que pudo haber sido.

Y lo demás

Curiosamente, algunas de las mejores características del juego son periféricas. El modo multijugador es entretenido, pues te enfrenta a otros “hackers” en línea (los dos son Pearce, pero cada uno ve al otro de manera diferente). Por su parte, las características extra como los minijuegos escondidos también son brillantes y están muy bien hechas.

watch dogs01

Adicionalmente, las misiones opcionales suelen ser entretenidas y su simpleza hace las cosas más disfrutables. Incluso hay líneas de historia periféricas que son más sólidas y están mejor hechas que la historia principal. Es en estas caras “extra” donde Watch Dogs muestra su verdadero potencial. Aquí no se tienen que preocupar por la mala calidad de su historia o el mal diseño de su personaje principal; aquí sólo es el juego en su estado puro. Por eso son tan entretenidas.

En suma…

Resulta muy triste, pero Watch Dogs desperdició una oportunidad única en la historia de los videojuegos. Llegó en un momento histórico en donde el clima político pudo haberle dado un impulso inusitado. Pudo haberse convertido rápidamente en un juego legendario. En contraste, decidió ser sólo un “buen” título que recoge lo mejor de sagas anteriores (como el ya mencionado GTA e incluso Assassin’s Creed, también de Ubisoft) y propone poco.

Ciertamente que tiene el potencial para estar entre los mejores juegos del año, pero se queda muy corto como para ser un título que deje una marca importante en esta generación. Lo más triste de todo no es que no haya logrado cubrir nuestras exageradas expectativas, sino que ni siquiera lo haya intentado. No hay nada arriesgado en Watch Dogs, tan sólo fórmulas ya probadas que difícilmente podrían fallar. ¿Tú qué piensas?

watch dogs00

Título: Watch Dogs

Fecha de lanzamiento: 27 de mayo de 2014

Plataforma: PS3, PS4, Xbox 360, Xbox One, Wii U, Microsoft Windows

Publisher: Ubisoft

Desarrollador: Ubisoft Montreal

Ver más
Otras reseñas