El legendario juego diseñado para matar nazis tiene una nueva versión. Wolfenstein: The New Order ha llegado a las nuevas consolas con el aura de su antecesor, ¿pero logrará llenar las expectativas?

The New Order nos lleva a una realidad alternativa en donde los nazis ganan la Segunda Guerra Mundial. Tomamos el control de William “B.J.” Blazcowicz (el mismo soldado que protagonizó aquel viejo pionero de los FPS en 1992) y nos encontramos en medio de una realidad amarga en donde la victoria del partido Nazi es casi completa. Tenemos la obligación de infiltrarnos en las líneas enemigas para reconstruir la resistencia y oponernos al perverso dr. Wilhelm “Calavera” Strasse, quien gusta de realizar experimentos en seres humanos.

El uso del nombre Wolfenstein coloca un peso enorme sobre los hombros de este juego. Hace más de veinte años su predecesor marcó un hito en la historia de los videojuegos y consolidó mecánicas que hasta hoy siguen siendo productivas. The New Order no llega tan lejos y tampoco aspira a hacerlo. Se trata de un FPS razonablemente bien hecho que te dará bastantes horas de entretenimiento y cumple con su cometido. No obstante, no es muy diferente al legendario Wolfenstein 3D y está lejos de ser un título propositivo.

wolfenstein-the-new-order03

El giro que los desarrolladores quisieron darle a la historia es interesante. En esta entrega Blazcowicz es un soldado que por un accidente queda en una suerte de estado vegetativo en 1946. Cuando despierta, 15 años después, el mundo ha cambiado por completo. Los Aliados fueron derrotados, los EEUU están en ruinas y el régimen Nazi ha extendido sus garras por toda Europa. A partir de ahí la historia tiene altibajos.

Frecuentemente cae en lo cursi. Además la actitud extra patriotera y súper imperialista del soldado norteamericano se hace patente a cada paso. Los personajes son genéricos y los momentos que quieren ser emotivos son tan simples que resultan más risibles que conmovedores. La premisa es muy interesante, pero no se profundiza en lo absoluto, los nazis son los “malos” y eso es todo.

wolfenstein-the-new-order05

En fin, nadie juega Wolfenstein por la historia, ¿cierto? El gameplay, aunque se parece a todos los FPS del mundo es muy entretenido. Verdaderamente disfrutas ir por las ruinas de Londres escondiéndote, matando soldados y lanzando explosivos. El reto es considerable si lo juegas en la dificultad adecuada y mientras tengas un rifle en la mano todo es adrenalina.

El único detalle en contra que tiene es que las secuencias en donde no cargas un rifle suelen ser demasiado extensas y sin mucho sentido. Por ejemplo, los primeros 20 minutos te la pasas moviendo palancas y cortando cuerdas. La batalla aérea con que comienza el juego es espectacular, pero cumplir misiones tan sosas hace que te sientas más un espectador que un actor. Existen muchas misiones de este tipo, en donde supuestamente tienes que usar tu ingenio, pero suelen estar tan divorciadas de los disparos que pueden volverse aburridas. La única excepción es el nivel en el que tienes que infiltrarte en la cárcel, pero aún esta espectacular hazaña tarda mucho en empezar de verdad.

wolfenstein-the-new-order01

Por otra parte, la ambientación es espectacular. El diseño de Berlín o de Londres bajo el régimen nazi es bastante bueno y los diseños sugieren un cierto sabor sesentero pero con un toque diferente. Adicionalmente, hay varios detalles que te recordarán al viejo Wolfenstein, como el castillo de la primera misión o los perros, tanto los reales como los mecánicos. Las nostalgias están bien atendidas con muchos pequeños detalles sólo reconocibles para los fans originales. El único problema en este sentido es que los gráficos, no obstante, no parecen de la nueva generación. Los rostros de todos los personajes lucen muertos, aún en los cortes cinemáticos y el resto de elementos no superan a los mejores momentos del PS3 o el Xbox 360.

Capítulo aparte merece la música. El trabajo del compositor Mick Gordon con la música del juego es verdaderamente notable. Las ocho canciones originales incluidas combinan sonidos originales de los sesentas con motivos del compositor Richard Wagner, muy admirado por los nazis. Además el juego incluye versiones en alemán de varias canciones originalmente grabadas en los sesenta, como “Boom Boom” de John Lee Hooker o “The House of the Rising Sun” de The Animals.

wolfenstein-the-new-order04

En suma, The New Order es un capítulo digno del clásico Wolfenstein, además de un FPS bastante disfrutable. Tiene algunos detalles en contra y no representa una verdadera innovación del género, pero no por eso deja de ser un título recomendable. Si te gustan este tipo de juegos, este título no te decepcionará, sin duda pasarás bastantes horas pegado o pegada al control.

wolfenstein-the-new-order00

Título: Wolfenstein: The New Order

Fecha de lanzamiento: 20 de mayo de 2014

Plataforma: PS3, PS4, Xbox 360, Xbox One, Microsoft Windows

Publisher: Bethesda Softwork

Desarrollador: MachineGames

Ver más
Otras reseñas