Reseña: The Division 2: Warlords of New York – Una revigorizante aventura

| 23 de marzo de 2020
The Division 2 vuelve con este DLC, Warlords of New York, lleno de nuevas misiones que revigorizan el juego

Pandemia. Esa palabra ha tomado un nuevo  significado tras lo que estamos viviendo con el Covid-19. Y Tom Clancy’s The Division 2 tiene como premisa principal al mundo en ruinas tras una pandemia. Si bien The Division 2 es un juego que tiene sus virtudes, los defectos que presentaba hicieron que no vendiera las copias que esperaban. Así que este DLC, Warlords of New York, fue lanzado con la esperanza de revigorizar el juego, algo que logra de muy buena manera.

(Ubisoft)

De regreso a Nueva York

Tom Clancy’s The Division 2 se lanzó en la primavera de 2019 con buenas críticas pero con una recepción algo fría. Un juego shooter con elementos de RPG, libre de errores importantes y les daba a los jugadores un Washington D.C. post-apocalíptico muy detallado para explorar y disparar.

Moverse para estar encubierto y disparar pistolas se sintió fluido y divertido, una entretenida experiencia. La inteligencia artificial podía ser desafiante y era lo suficientemente inteligente como para tener estrategias no tan simples. La dificultad se escala sin problemas, ya sea jugando solo o durante misiones jugadas con amigos de mayor nivel.

Pero el juego no estuvo exento de fallas. Sobre todo en el apartado de la historia, que resultaba sosa y aburrida. También el mod no era la gran cosa por el tedio que implicaba.

Con este DLC, estamos de regreso en Nueva York y esto es un gran acierto. Jugamos en las calles ruinosas de la Gran Manzana, donde Warlods divide el juego en cuatro áreas con sus pandillas y sus características. Si alguien jugó la primera entrega, reconocerán ciertas partes del escenario.

La trama de The Division 2: Warlords of New York nos cuenta como un agente, Aaron Keener, se ha vuelto retorcido y para rastrearlo cada uno de sus cuatro lugartenientes necesita ser encontrado y derrotado. La derrota de cada teniente premia a los jugadores con una nueva habilidad para usar en peleas, incluida la popular bomba adhesiva que detona al mando. Curiosamente, los jugadores deben permanecer en Nueva York, sin poder volar de regreso a DC, hasta que se completen las misiones de historia del DLC.

(Ubisoft)

Mejoras, mejoras

Los cambios más importantes de Warlords son en el sistema para actualizar y ajustar las habilidades de las armas y el equipo. El sistema de final de juego original en The Division 2, era frustrante y confuso. Los jugadores casuales tenían dificultades para comprender qué puntaje de equipo era o averiguar por qué deberían preocuparse por él después de completar las misiones principales, mientras que los jugadores más experimentados, se frustraban por el sistema para mejorar y jugando con el equipo.

Warlords presenta un nuevo sistema. Mientras tengas el DLC, la puntuación del equipo desaparecerá. El nivel más alto que puede alcanzar un jugador se ha extendido del nivel 30 al nivel 40, con todo el enfoque ahora en el daño general y los números de defensa.

Más importante aún, las estadísticas de habilidad para armas y equipo se han simplificado enormemente y ahora son mucho más inteligibles. Si bien el sistema de recalibración de equipo original era una pesadilla, Warlords presenta bibliotecas de beneficios y estadísticas, lo que les da a los jugadores la capacidad de guardar las estadísticas que desean y aplicarlas al equipo o las armas.

Una vez que completes la campaña de Warlords of New York, que puede demorar entre 8 y 10 horas, deberíamos llegar al nivel 40. Una vez ahí, se desbloqueará el modo de temporadas. Las temporadas consisten en completar varios desafíos dentro de la ventana de dicha temporada, que es de 12 semanas para obtener varias recompensas. Esto es similar a otros juegos que ofrecen estructuras de temporada similares.

Esta expansión también contiene más luchas de jefes únicos. En The Division 2, los encuentros de combate se sentían repetitivos. En Warlords of New York, es difícil predecir como desarrollaría la siguiente pelea.

Tiene defectos, claro, como lag y algunos bugs, pero nada que arruine la experiencia y por suerte los patches solventaron esas dificultades.

(Ubisoft)

Lo bueno

-Nuevo y dinámico mapa

-Nuevo modo de juego

-Menúes más dinámicos y menos tedioso

-Jefes variados y retadores

Lo malo

-Bugs

-La historia sigue sin ser la gran cosa

Veredicto

Warlords of New York no es una secuela, pero es una especie de The Division 2.5. Es una gran manera de revigorizar el juego, solucionando problemas que aparecieron en la entrega del 2019 y nos da a los gamers más opciones y una mejor progresión del juego final.

Claro, la historia de Warlords sigue siendo tan floja como la de The Division 2, pero las nuevas misiones en sí son divertidas y ayudarán a darles a los jugadores entretenimiento en las próximas semanas y meses, en lo que nos llega otra entrega de esta franquicia.

Más reseñas