¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Reseña: Pokémon Mystery Dungeon: Rescue Team DX – Un juego para principiantes

| 19 de marzo de 2020
Ya pudimos probar Pokémon Mystery Dungeon Rescue Team DX, el remake del juego de DS, y aquí te presentamos nuestra opinión de esta aventura.

De repente despiertas en medio del bosque y, como Gregorio Samsa, estás convertido en otra criatura. En este caso, eres un Pokémon sin memoria de la vida humana que vivió antes. Ahora, no solo debes descubrir qué pasó y quién eras antes de tu transformación, sino unirte a un equipo de rescate para ayudar a Pokémon que están en peligro ante la ola de desastres naturales que amenazan su modo de vida.

Esa es, básicamente, la premisa de Pokémon Mystery Dungeon: Rescue Team DX. ¿La mejor parte? Es un mundo lleno de Pokémon redondos y coloridos, sin humanos de por medio.

Como propiedad intelectual, Pokémon está pasando por una etapa controversial. La comunidad de fans está dividida respecto a los lanzamientos de los últimos cinco años, desde Pokémon Go y Pokémon Sun/Moon hasta Pokémon Sword/Shield y su contenido descargable, que llegará en verano e invierno de este año. En medio de la polémica, llega a Nintendo Switch el juego Pokémon Mystery Dungeon: Rescue Team DX, remake de un clásico que llegó al Game Boy Advance y Nintendo DS en 2006.

¿Es este título una deliciosa colación para aguantar el hambre en lo que llegan los otros platos fuertes en la segunda mitad del año? ¿O es mejor saciar el apetito con otros RPG del catálogo de Switch?

(Nintendo)

DIME QUÉ CON QUIÉN TE JUNTAS Y TE DIRÉ QUÉ POKÉMON ERES

Mystery Dungeon es un spin-off de Pokémon. Las mecánicas de juego y la historia se desarrollan en un mundo donde los humanos no intervienen con los Pokémon. Fuera están las batallas tradicionales, los entrenamientos, los gimnasios y los campeonatos para ser el mejor. Aquí se trata de hacer equipo con otros Pokémon para rescatar a otros en aprietos.

El juego arranca con un ligero test de personalidad para determinar qué Pokémon eres de entre 16. Aunque, si no estás conforme con el resultado, puedes elegir el que tú quieras (yo, por ejemplo, siempre he sabido que por dentro soy Bulbasaur, aunque el juego insista en que soy tipo agua). Después debes elegir a un compañero inicial: alguien que te guiará en tus primeros pasos y será tu mejor amiga o amigo en la aventura. ¡Incluso te consigue casa!

La historia gira alrededor de dos enigmas: qué es lo que provoca extraños terremotos en la isla donde viven estos Pokémon y, sobre todo, por qué te convertiste en uno de ellos. Como diría Mewtwo: “¿Cuál es tu propósito en esta vida?”.

Con cada misión conocerás a más Pokémon en necesidad de tu asistencia, dispuestos a ayudarte o interesados en causar problemas. Gran parte del encanto del juego viene de la personalidad de algunos Pokémon. Para los fans de la serie puede resultar muy valioso descubrir una historia y un mundo donde los Pokémon conviven sin presencia humana. Le da profundidad a personajes que, en otros juegos, son como gallos de pelea.

Foto: Nintendo

EL POKÉMON ES BUENO POR NATURALEZA

La aventura se divide en dos tipos de experiencias: fortalecer a tu equipo y explorar calabozos. La primera la trabajas en una aldea donde otros Pokémon te darán asistencia con tips, ítems y campamentos para los integrantes de tu equipo. Es un espacio para administrar y prepararte para la verdadera aventura.

La carnita del juego está en los calabozos, los cuales son generados al momento de forma aleatoria. Tu objetivo es explorarlos, enfrentar a los Pokémon que los patrullan, recolectar tesoros y, al final, vencer a algún jefe.

Los calabozos están diseñados como una especie de tablero a oscuras. Te mueves a través de casillas o espacios determinados que te llevan por pasillos estrechos. Con cada paso que das los otros Pokémon se mueven también. Cada movimiento que realizas es oportunidad para que ellos hagan su jugada. En cada nivel debes encontrar las escaleras que llevan al siguiente, recoger monedas e ítems y librarte de Pokémon furiosos que quieren que tu misión de rescate fracase.

Al terminar cada misión, los Pokémon a los que ayudaste te recompensarán con recursos para tu aventura. Algunos Pokémon incluso se unirán a tu equipo porque creen en ti y en tu misión. Poco a poco te acercarás a las respuestas que buscas. La historia no propone una trama más complicada que los cortometrajes animados de Pikachu que vemos en las películas. Es entretenido y lindo, pero hasta ahí.

Foto: Nintendo

ESTE POKÉMON ESTÁ TAN CONFUNDIDO QUE SE HIERE A SÍ MISMO

Es en los calabozos donde el juego sufre sus peores males: monotonía y repetición. Salvo el diseño visual, casi nada distingue al calabozo anterior del siguiente. Un par de horas son suficientes para darse cuenta de que el juego no ofrece variedad, lo cual es una lástima si consideramos lo rico en personajes y mecánicas que es el universo Pokémon.

Puedes recorrer el lugar por tu cuenta o dejar presionado un botón para avanzar en automático hacia la salida. Eso hasta que un Pokémon enemigo te bloquee el paso y debas derrotarlo en dos o tres turnos. Eso también puedes hacerlo en automático si dejas que tus Pokémon ataquen con el movimiento más conveniente.

Hay quienes podrían decir que los juegos principales de Pokémon (o muchos RPG o dungeon crawlers) son igual de repetitivos, pero hay que entender que aquí una batalla contra un Pidgey o Cacnea se sienten idénticas. No hay mucha planeación o ajuste de estrategia entre cada nivel. Solo las batallas contra jefes ofrecen un reto más desafiante.

Por si fuera poco, el juego te empuja a regresar a niveles pasados para completar alguna otra misión, idéntica a las anteriores. Entrar, pelear, recolectar y pasar al siguiente nivel.

La peor parte es que, si fracasas en tu misión, tienes dos opciones: mandar a otros Pokémon de tu equipo a rescatarte (lo cual resulta más difícil porque llevan menos ítems y no tienen tanta experiencia como aquellos que perdiste), o solicitar a alguien vía internet que te rescate. Para mí, ninguna de las opciones fue satisfactoria. Lo mejor fue reiniciar el juego hasta antes del último calabozo.

(Foto: Nintendo)

¿QUÉ HAY DE NUEVO COMPARADO CON LA VERSIÓN DE 2006?

Para quienes jugaron las versiones de GBA y NDS hay un par de ajustes interesantes. Son suficientes para optimizar el juego en algunos aspectos. Otros podrían ser incómodos, depende de qué tanto te hayan gustado las versiones originales.

Aquí va una lista con los cambios más relevantes:

1.- Puedes dejar presionado el botón L para que tu equipo avance por el calabozo hacia la salida.

2.- El botón A selecciona el mejor movimiento contra tu oponente y así no tienes que pensar una estrategia.

3.- Tu progreso se guarda en automático.

4.- El Dojo de entrenamiento te deja meter solo a un Pokémon a la vez. Hay tiempo limitado dentro calabozos en este Dojo, pero se gana mucha más experiencia.

5.- ¿No te gustaron tu Pokémon inicial y compañero? Los puedes cambiar cuando ya iniciaste tu aventura. También puedes cambiar el nombre de tu equipo de rescate.

6.- Hay Mega-Evoluciones.

7- Puedes llevar a cinco Pokémon más en tu equipo para ser un total de ocho. Esto complica las cosas cuando vas por caminos estrechos y quieres dirigir a tu equipo para atacar o defenderse.

8.- Ya no puedes reciclar los TMs (o MTs, si juegas en español). Úsalos bien porque se pierden para siempre.

9.- Puedes contactar a Wigglytuff desde un calabozo para adquirir un espacio de campamento y reclutar a un nuevo Pokémon.

10.- Hay nuevos Pokémon que no aparecían en las primeras versiones.

Foto: Nintendo

Lo bueno
  • Es hermoso visualmente, con personajes y paisajes que parecen hechos a acuarela y bien podrían ser parte de un libro para niños.
  • Si es tu primer juego de Pokémon, es una gran forma de entrarle al universo y empezar a conocer a cada personaje sin humanos estorbando por ahí.
  • Hablando de humanos, aquí no se trata de echar Pokémon a pelear: cada uno tiene su personalidad y propósitos en la vida; luchan por convicción, no porque alguien los elija.
  • Las batallas son aquí y ahora. Nada de perder el tiempo cada vez que te cruzas con Pokémon hostiles, porque los tuyos están listos para pelear.
Lo malo
  • Los calabozos son sumamente repetitivos. A veces dan ganas de dejar apretado el botón L para salir de ahí lo más pronto posible y avanzar en la historia.
  • Si pierdes a tus Pokémon en un calabozo es difícil recuperarlos con otros Pokémon de tus campamentos y aun más difícil que alguien vaya a tu rescate por internet.
  • En el caso de que nadie llegue a rescatarte, debes reiniciar sin los ítems ni el dinero que tenías. ¡Qué coraje!
Veredicto

Si es tu primer juego de Pokémon, seguramente amarás el diseño de personajes y el aspecto visual, pero también lo sencillo que es comprender las dinámicas en las batallas. Si estás más familiarizado con la franquicia, seguramente te parecerá repetitivo y lento. Para los jugadores más jóvenes, por otro lado, es una gran forma de adentrarse en el universo Pokémon.

Por: Gabriela Castillo

Más reseñas