Reseña: Oppo A9 (2020) – Teléfono competente a precio atractivo

| 23 de marzo de 2020
Por su atractivo precio, ¿vale la pena darle una oportunidad a este terminal firmado por Oppo?

La apuesta de Oppo sigue siendo impulsar el mercado de la gama media con soluciones que, aunque no cumplan en la cima de la innovación, logren apoyar al usuario en las tareas más elementales y necesarias con el A9 2020.

Este modelo, que es el predecesor del A9 de 2019, que más que ser un simple upgrade, termina renovando por completo el concepto de la familia A9 como si se tratara de un terminal completamente nuevo.

Código Espagueti

Las entrañas del viejo conocido

En su primera versión, el Oppo A9 estuvo integrado por un procesador Helio P70 con unidades Cortex A53 y A73 que corren cuatro núcleos a 2.1 GHz y otros cuatro a 2 GHz. Para la versión 2020 este procesador cambia por el Snapdragon 665, que a pesar de tener ya tres años de antigüedad y núcleos ligeramente más lentos, su equilibrio sigue siendo suficiente para estar a la par de procesadores actuales.

Este procesador está apoyado por 8 GB en RAM y 128 GB de almacenamiento interno, lo que le brinda una estabilidad brutal que no complica en lo más mínimo la experiencia del usuario y que, incluso, se permite establecer un perfil de alto rendimiento para el procesamiento de videojuegos como Star Wars: Galaxy Of Heroes, Call Of Duty Mobile, Asphalt o Into The Dead, todos con gráficos de alto rendimiento y de una exigencia de recursos bastante alta.

A pesar de algunas de sus limitaciones, finalmente el Oppo A9 2020 logra ser un teléfono cumplidor y que rinde según sus propios límites, combinando rendimiento y eficiencia en la medida correcta, aunque hay momentos en que parece exigirse de más y su desempeño térmico lo deja claro, ya que a los primeros 20 minutos de juego continuo, el display se calienta tanto, que comienza a ser incómodo para el usuario.

Todas estas características, por supuesto, serían una confirmación de que el Oppo A9  2020 se comería la batería de un momento a otro, cosa que es cierta, porque al entrar al perfil de alto rendimiento, el consumo de energía incrementa de manera exponencial. Sin embargo, ¿eso es problema? La verdad es que no, ya que este terminal cuenta con una pila de 5,000 mAh preparada para este tipo de actividades.

Código Espagueti

Una batería que no te dejará tirado

A diferencia de su versión de 2019, el A9 2020 tiene mil miliamperios extra de batería, además de contar con la posibilidad de hacer carga inversa. El nivel de autonomía dentro de este producto está más allá de cualquier referencia posible que se tenga.

Con una carga normal, dándole un uso intenso, entre apps de video, juegos, redes sociales y mensajería, la batería del A9 2020 aguanta hasta dos días sin tener que necesitar una carga extra. Con uso de normal a bajo, la autonomía se mantiene hasta cuatro o cinco días.

Una desventaja, queda claro, es que su carga es de solamente 10 W, por lo que si tienes una emergencia y poca batería, tendrás que saber elegir qué es mejor para ti, si quedarte sin pila o quedarte pegado al cargador durante un rato.

Sin duda, la capacidad de la batería es monstruosa y se sirve de un estable hardware para hacerla rendir de manera adecuada, pero esto tiene como precio una velocidad de carga patética.

Código Espagueti

Lo que vemos (y sentimos) en el exterior

En tanto al diseño, es claro que Oppo tiene que hacer algo para que sus teléfono tengan un valor agregado en ese apartado, aunque francamente por lo que ofrecen en el interior de sus terminales, este es el menor de los problemas de la marca china.

Sin embargo, para que comiencen a tener un mayor impacto dentro de la gama media, que es actualmente el terreno más competido en la industria de smartphones, sí parece que deben hacer un esfuerzo en incluir más piezas e innovaciones tecnológicas, sobre todo las que favorecen la interacción del usuario con el terminal, porque aunque el A9 2020 funciona perfectamente a nivel de hardware, en software se siente algo torpe y, sobre todo, envejecido.

¿Y qué tal las fotos?

El sistema operativo de Oppo, ColorOS, tiene un diseño bastante agradable, pero no cuenta con una interfaz que, a la par de ser intuitiva, sea completamente funcional y ayude, sobre todo, a conocer el teléfono y aprovecharlo teniendo en cuenta que su hardware está bien balanceado.

Por otro lado, esta nueva versión incluyó una tercera cámara y un segundo sensor, que se combinan para hacer que se mejoren las fotos a través del software de imagen, que deja mucho que desear, sobre todo en la reproducción de color y en el procesamiento de las fotos en tomas con texturas y varios niveles de sombras.

Sin embargo, funciona perfecto para capturas casuales, pero no podrá acercarse al nivel del Pixel de Google, a los teléfonos de Huawei de precios similares o al nuevo módulo de cámaras de Samsung.

Lo bueno
  • Software bien balanceado e integrado
  • Batería descomunal
  • Desempeño gráfico
  • Precio atractivo
  • Eficiencia de procesamiento
Lo Malo
  • Diseño genérico
  • Carga LENTÍSIMA
  • Pobre desempeño térmico
  • Software confuso y desactualizado

Veredicto

Código Espagueti

Oppo aún tiene mucho trabajo por hacer en sus terminales para querer competir en serio en la gama media, pero el A9 2020 y la serie Reno son prueba de que van por el camino correcto.

Sus terminales ofrecen variedad y, sobre todo, soluciones para usuarios que necesitan cosas más concretas que adelantos tecnológicos que finalmente, lo que ofrecen no es el centro del desarrollo de teléfonos móviles.

Tener una batería de 5 mil mAh que dura hasta cinco días de uso moderado es no solamente destacable, sino urgente en una industria que sufre de falta de autonomía en cada nuevo lanzamiento, cuando los smartphones son, hoy por hoy, parte de la vida de casi cualquier persona en el mundo.

Por: Freddy Campos

Más reseñas