¿Es Star Trek Beyond el gran cierre a la trilogía que comenzó con J. J. Abrams?

Tres veces tres es el número mágico para dominar el universo. Tres veces tres, es el secreto. No me crean a mí, pueden preguntarle a cualquier iniciado en la materia. Cuando las cosas se alinean para hacer que “algo” sea tres veces tres, todo mejora considerablemente.

¿Eso es lo que pasa con Star Trek Beyond? Podría ser. Veamos: Es la decimotercera película de la saga creada por Gene Roddenberry, tercera de la nueva trilogía que comenzó J. J. Abrams, la cual llega tres años después de su predecesora. Además, su estreno se retrasó  tres meses –más o menos–. Tres de tres de tres. Los números no mienten, el destino le augura todo para triunfar ¿qué puede salir mal?

Hay mucha acción y buenas bromas, la mayor parte de ellas en torno al universo trekkie. Además, el cast que hizo volver a enamorarnos de la franquicia está de regreso: Chris Pine sigue siendo un muy buen Capitan Kirk, Karl Urban es cada vez mejor McCoy, y Simon Pegg –quien también es uno de los guionistas– se ve que se tomó la molestia de crear un mucho mejor Scotty. Si acaso Zachary Quinto y Zoe Saldana, Spock y Uhura respectivamente, se sienten un poco flojos, pero no por falta de compromiso en su papel, sino porque el guión lleva la aventura a planos donde ellos ya no son protagonistas.

El encargado de llevar la nave a buen puerto en esta ocasión fue Justin Lin (True Detective, Fast & Furious 6), ya que J. J. Abrams se fue a hacer lo propio para la competencia (Star Wars: The Force Awakens). ¿Lo hicieron bien? Pese a los lugares comunes y errores en la edición –que ocurren en función de hacer la cinta más ágil– Star Trek Beyond es disfrutable y ya. No hay un cierre de trilogía ni un motivo para continuar la saga. De hecho considero que es la película más débil de esta “nueva época”. 

No es otra película de ¡Pew pew pew! ¡Boom! ¡Crash!

Star-Trek-Beyond-8

La trama no tiene grandes complicaciones. El capitán James T. Kirk (Chris Pine) está muy deprimido y por ende, piensa en renunciar a su trabajo, por las interminables horas nalga que requiere el puesto de líder de la Enterprise en su misión de cinco años para expandir la frontera galáctica y encontrar nuevos mundos, vidas y civilizaciones. Aunque él diga que es porque no está a la altura de su padre, la verdadera razón es esa.

El señor Spock está –doblemente– triste porque el embajador Spock está muerto y eso lo hizo dejar a su novia Uhura (Zoe Saldana), y también está pensando en renunciar para irse a reproducir con unas Vulcanas. Mientras tanto, el Dr. Leonard “Bones” McCoy (Karl Urban) está muy alejado de la tristeza debido a que volvió a la bebida, ¡bien por usted Dr. McCoy!

Star-Trek-Beyond-5
La relación entre Dr. McCoy y Spock es uno de los puntos sobresalientes de la película.

Sin importar el melodramático inicio de la aventura, la acción llega casi inmediatamente. Una llamada de auxilio desde una parte inexplorada de la galaxia hace caer en una trampa a toda la tripulación de la nave insignia de la Flota Estelar, la cual queda completamente destruida a manos de Krall, un extraterrestre reptiloide que busca terminar con la Federación Unida de Planetas. A partir de este punto, Kirk tendrá que hacer gala de toda su pericia para reunir de nuevo a su tripulación y salvar de la catástrofe a todo el mundo.

La aventura se divide en cuatro partes. Cada una contando lo que le ocurre a una de las parejas esparcidas en el planeta. Kirk y Chekov (interpretado por el recientemente fallecido Anton Yelchin); Uhura y Sulu (John Cho), quienes guían el escape de la tripulación;  Scotty junto a Jaylah (Sofia Boutella), una extraterrestre guerrera, amante de la “música clásica”, atrapada en el planeta; y la pareja mejor lograda de todas, el Dr. McCoy junto a un herido Spock. Éstos logran crear una interacción que pocas veces resulta tan poco predecible como el que se da en esta ocasión: la de los dos mejores amigos que orbitan alrededor de un tercero (Kirk) y su relación cuando éste no está presente. Es uno de los puntos sobresalientes de la película.

¡Star Trek es sólo para trekkies!

Star-Trek-Beyond-4

De hecho no. Aunque es una secuela directa de Star Trek Into Darkness, se entiende perfectamente como una película de acción y ese es su mayor acierto. Muy por el contrario, habría que preguntarles a los trekkies si esta es la cinta con la que quieren festejar el 50 aniversario de la serie, o si esperan con más ansia el estreno de la serie que ya prepara Netflix.

Pero no lo mal entiendan, la historia se disfruta mejor si se tiene el bagaje cultural adecuado, pues está llena de guiños a la serie original de los sesenta, cortesía de Simon Pegg y su amor por la creación de Roddenberry. Sin embargo el propio Pegg –quizá a petición de Lin y J. J. Abrams– introduce elementos que no necesariamente tienen el espíritu original de la obra y que terminaron siendo más ruido que nueces dentro de Beyond. Así es, nos referimos al Hiraku Sulu homosexual.

Star-Trek-Beyond-2
El guiño a la homosexualidad de Sulu es menos que una referencia velada y no le aporta realmente nada a la trama.

Como muchos saben, George Takei, quien diera vida a Sulu el siglo pasado, es abiertamente gay, activista por los derechos civiles LGBT desde hace varias décadas y dueño de nuestros corazones desde que lo descubrimos en Twitter y Facebook. En honor a ello es que se decidió convertir al personaje que él representaba en homosexual, cosa que no le agradó ni al propio Takei, abogando por la heterosexualidad original del personaje. Como casi siempre, la discusión se hizo más grande de lo necesario y –como siempre– terminó siendo lo menos relevante de la cinta.

El beso entre Kirk y Uhura en la serie original de 1968 fue el primero interracial mostrado en TV y causó un revuelo histórico. El guiño a la homosexualidad de Sulu queda muy lejos de ser igual de importante. Llega tarde, es menos que una referencia velada y no le aporta realmente nada a la trama. Más interesante que la sexualidad del teniente sería que alguien respondiera lo que todos nos preguntamos: ¿Por qué si están en el futuro y hay tantas razas alienígenas, Sulu se enamoró del único contador que sigue vistiendo pantalones Topeka? O es que acaso su novio-esposo llegó viajando en el tiempo directo desde 1980. Un misterio que esperemos se resuelva en las próximas entregas de la saga.

Star-Trek-Beyond-6
Lo imperdonable de la historia es el antagonista, Krall. Interpretado por un desaprovechado Idris Elba, Kraal es un personaje gris.

Pero el hecho de que Sulu se enamore de un contador no es un problema. Bien podrían convertirse todos los personajes en empleados de una oficina intergaláctica y no estaría mal en lo absoluto. Lo imperdonable de la historia es el antagonista, Krall. Interpretado por un desaprovechado Idris Elba, Kraal es un personaje gris. Sus motivaciones no son tan profundas como las de Khan o Nero, tiene un pasado forzado que lo haces ser predecible y en un futuro próximo, un extraterrestre olvidable.

La continuidad tampoco ayuda mucho al pobre Kraal. Primero habla como Darth Vader, luego como un viejo cansado, luego de nuevo con la voz robótica de Vader. Y lo peor, toda la película luce como un reptil y al final sin justificación alguna se convierte en un humano. Solo faltó que los miembros de la Federación lo cazaran con antorchas encendidas, para hacer el cliché mayor.

Lo bueno
  • El estreno en 3D IMAX está bien justificado y muestra los efectos en todo su esplendor. De hecho, es una de las pocas ocasiones en las que el 3D puede apreciarse bien en una cinta.
  • Sofia Boutella en el papel de Jeyla, es alguien de que te puedes enamorar. Se aprecia su esfuerzo en las escenas de pelea, que si bien no son espectaculares, se sienten reales.
  • Sabotage de Beastie Boys, que por fin es usada en una escena memorable.
  • El humor preciso. Se agradece.
Lo malo
  • Kraal. El villano es lo más flojo de la cinta.
  • La continuidad. Seguramente habrá una versión extendida en Blu-Ray, pero yo pagué por ver la película en el cine, no en mi casa.
  • Las motivaciones personales de Kirk y Spock no se exploran a profundidad.
Veredicto

Star-Trek-Beyond-7

Pese a los problemas de edición, continuidad y que la tripulación del Enterprise luce como una manada de ciervos inútiles corriendo de un lado a otro dentro de un claro del bosque rodeados por cazadores (pongan atención en la escena del escape, no se sabe si debían lucir confundidos o los actores tienen esos movimientos erráticos porque son seres que no sabes que están haciendo en la vida), Star Trek Beyond es hasta el momento de las mejores películas de acción y ciencia ficción en lo que va del año. 

La película funciona. Es entretenida, emocionante con pequeñas partes emotivas. La acción no da tregua al espectador, y lo más importante, conserva la esencia que hizo grande a la serie televisiva aderezándola con mejores efectos especiales

https://www.youtube.com/watch?v=Tvq3y8BhZ2s

Star-Trek-Beyond-cartel

Título: Star Trek Beyond

Duración: 122 min

Director: Justin Lin

Elenco: John Cho, Simon Pegg, Chris Pine, Zachary Quinto, Zoe Saldana, Karl Urban, Anton Yelchin, Idris Elba

País: Estados Unidos.

Ver más
Otras reseñas