¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Reseña: Saint Seiya: Knights Of Zodiac Temporada 2 – La misma mediocridad

| 24 de enero de 2020
La temporada 2 de Saint Seiya: Knights Of Zodiac no mejora en nada lo que ya habíamos visto con antelación

Cada vez que sé que va a salir algo nuevo relacionado con Saint Seiya, me invaden dos sentimientos: la emoción de que por fin llegará algo que cambie mi parecer sobre todo lo que ha salido después del Lost Canvas y el temor de volver a ver algo malo, mediocre. No es que esperara mucho de esta segunda temporada de Saint Seiya: Knights Of Zodiac, pero creo que no estaba preparada para lo que nos tenían deparado. Spoiler alert: es peor que la primera temporada.

(Foto: Netflix)

Retomando donde nos quedamos

Cómo recordarán, en la primera temporada de Saint Seiya: Knights Of Zodiac, nos cuentan que todo mundo quiere matar a Athena por que su existencia no augura nada bueno para la humanidad. Va traer la muerte y destrucción, por eso debe morir. Pero los Caballeros de Bronce, encabezado por Seiya, creen que ella es la esperanza  y deciden protegerla con su vida. 

Entre sus enemigos están el Santuario y Vander Graad, el amigo de Mitsumasa Kido que odia a los dioses por su injerencia en la vida humana. Ikki, que trabaja para él, busca hacerse con la armadura dorada de Sagitario. Esto lleva a un enfrentamiento en la Isla de la Reina Muerte, que culmina con Mu salvando a nuestros protagonistas.

(Foto: Netflix)

El asalto de los Caballeros de Plata

Como pasó en la primera temporada de Saint Seiya: Knights Of Zodiaclos hechos toda velocidad. Por lo que no me sorprendió en absoluto lo rápido que pasan la cosas. Eso hace que padezca de los mismos defectos que vimos en los primeros seis episodios: las batallas son deslucidas, poco emotivas y sosas. Probablemente el enfrentamiento contra Misty, Moses y Asterion es de lo mejor de esta segunda temporada por estar bastante apegado al manga (y al anime) menos la escena donde Misty se quita la armadura y lava su cuerpazo.

Y si bien esa parte de Saint Seiya: Knights Of Zodiac es bastante tolerable, comparado con lo que viene después, sigue dejando es sensación de que algo le falta a este proyecto para que pueda satisfacer a los fans de antaño y atrapar a las nuevas audiencias. No tiene esa carga conmovedora que vimos tanto en el anime como en el manga. 

Por ejemplo, la decisión de Shiryu de quitarse la vista para derrotar a Argol de Medusa. Parece que lo que hizo fue sangrar por picarse la nariz, ya que la reacción  fue de: “oh, qué mal, pero equis, sigamos.” Todo su sacrificio sirve nada más para que repita hasta el cansancio que logra ver gracias al cosmos. En breve regresaré a hablar más a profundidad del cosmos.

Y mientras veía los primeros cuatro episodios de esta segunda temporada de Saint Seiya: Knights Of Zodiac, me preguntaba constantemente: ¿y qué fue del tal Vander Graad? Pronto llegaría la respuesta.

(Netflix)

¿El cosmos se acumula?

Lo peor de esta segunda temporada nos lo dejaron para el final. Parecía que ya no sabían qué hacer para solventar el asunto de Vander Graad. Uno de los pecados de esta versión de Saint Seiya de Netflix es que este nuevo villano se siente demasiado forzado, demasiado ajeno a lo que es un universo de mitología, cosmos, caballeros, dioses.

Con tecnología, busca acabar con Athena, usando el cosmos como la fuente de energía. Ah, porque en Knights of the Zodiac, el cosmos se puede guardar, acumular, rehusar. Vamos, es reciclable. Si recuerdan, en la temporada anterior el cosmos fue explicado como algo parecido a la Fuerza de Star Wars. Es decir, algo que sólo muy pocos poseen. Entonces, Graad desarrolló una tecnología que permite a sus Caballeros Negros usar el cosmos acumulado (de dónde logró acumular tanto, no lo sabemos) para que resulten mucho más poderosos que los Caballeros de Plata.

Así que los dos últimos episodios resultan bastante extraños, cómo si estuviéramos ante una cosa completamente diferente. De ver a Airoia enfrentarse a Shaka, a Shaina andar por la vida sin máscara, a estar enfocados en los enemigos del Santuario (aprendemos que los que no quieren matar a Athena les dicen los correctos),  el giro para zanjar el asunto Graad se siente forzado con calzador.

Entonces, lo único interesante es que se nos revela que fue de Mitsumasa Kido, ver a los Caballeros de Bronce sufrir ante la tecnología y ver a Seiya lucirse de la manera que lo hace, resulta un tanto anti climático, considerando la manera que decidieron finalizar esta temporada. Oh, sí, porque amenazan con más Saint Seiya: Knights Of Zodiac.

(Foto: Netflix)

El exceso de protagonismo de Seiya

Hablando  de Seiya, primero quiero prevenirlos: Darío Yazbek Bernal sigue siendo quien lo dobla. Y sí, sigue siendo insufrible. Aunque ponerla en japonés ayuda, hay que tener en cuenta que se el audio no siempre se sincroniza con la imagen.

Dicho lo anterior, si bien Pegaso siempre fue el personaje principal de Los Caballeros del Zodiaco, en Saint Seiya: Knights Of Zodiac, es excesivo el protagonismo que se le da. Los otros Caballeros parecen simples comparsas. Hyoga casi no habla, Shiryu se dedica a explicar como es funcional a pesar de su ceguera y Shun no dista mucho de la versión que ya conocemos. Athena es un poco menos inútil que en el anime, pero es Seiya el que brilla por sobre todos, lo que resulta un poco cansino, repetitivo. Todo gira alrededor de él y se desperdicia el potencial del resto de los personajes. 

Lo bueno
  • Las primeras peleas contra los Caballeros de Plata
  • Esa Exclamación de Athena y los cameos de los Caballeros de Oro
  • La explicación de la profecía de Athena
  • Que no hay gags con coladeras
Lo malo
  • Darío Yazbek Bernal
  • La voz de Seiya
  • Que repite los mismos errores de la primera temporada
  • Vander Graad es un villano insípido
  • Que probablemente habrá una tercera temporada
  • Lo que hicieron con el cosmos
  • Los Caballeros Negros
  • Los últimos dos epsiodios
Veredicto

La segunda temporada de Saint Seiya: Knights Of Zodiac sigue padeciendo de todos los defectos de la primera temporada: una historia que se cuenta muy rápido, elementos que no encajan en el universo de Los Caballeros del Zodiaco, un doblaje que sigue dejando que desear y un villano innecesario porque no aporta absolutamente nada fresco o interesante. Parece, más bien, un nuevo intento para agradar a las audiencias en Estados Unidos. Y, leyendo las opiniones que hay al respecto, parece que volvieron a fracasar.

Saint Seiya: Knights Of Zodiac es la enésima oportunidad desperdiciada que amenaza con volver para una tercera temporada, que sería la de los Caballeros Dorados. Y, visto lo visto, no espero nada, nada, nada bueno. Citando a Dewey: “No espero nada de ustedes y aun así logran decepcionarme.”

Más reseñas