A Amazon aún le falta mucho para hacer que nuestra vida con Alexa sea más fácil.

Después de un largo tiempo de espera, el altavoz inteligente de Amazon finalmente llegó a México con la promesa de convertirse en el asistente por voz del futuro, pero ¿es realmente el Echo la opción de opciones dentro del ramo de los asistentes por voz?

Echo llegó a nuestro país con cuatro versiones distintas que se diferencian por varias cosas, dos de ellas (las más importantes) son su capacidad y sus precios. Está la opción más barata, el Echo Dot, pero también sus hermanos, el Echo (2a generación), el Echo Plus y el Echo Spot (el más sofisticado de los cuatro).

Amazon

Una bocina buena, bonita y barata

Al Echo podemos dividirlo en varias partes: en su exterior, una cubierta color carbón hace que el aparato sea tan minimalista que luzca como una bocina cualquiera, por lo que podría decirse que “es tan discreta que las visitas ni la notarán”.

En la parte superior se encuentran siete micrófonos acompañados de cuatro botones esenciales: subir y bajar el volumen, desactivar el micrófono, y activar a Alexa sin tener que llamarla por su nombre. 

La creación de Amazon puede complementarse con sus fundas. Existe un acabado nogal, que hace honor a su nombre; una funda gris y una color roble, aunque todas estas se venden por separado.

En el interior la magia ocurre gracias a un woofer de 2.5” con dirección hacia abajo y un tweeter de 0.6”, con dirección hacia arriba desarrollado por Dolby, que le permite al aparato reproducir una voz súper nítida para Alexa y sonidos con bajos dinámicos cuando de reproducir música se trata.

Además, una de las grandes innovaciones es que este Echo está pensado para ser el “director de la orquesta”, ya que cuando se tienen más dispositivos Echo (como los Dot) por toda la casa, puedes pedirle a Alexa que toque música en tu cuarto o en la cocina… o en todos lados.

A diferencia de otros dispositivos, su precio es bastante accesible: 1,799 pesos que hacen un duro contraste con, por ejemplo, el HomePod de Apple.

review-amazon-echo-segunda-generacion-mexico-sala

Basta con decir “Alexa”

La magia de Echo, como de los otros asistentes por voz, es la capacidad de activarla con un comando simple: basta con que digas “Alexa” (aunque también puedes configurar otros nombres) para que la magia suceda.

Previamente solo debes descargar la app de Alexa en tu dispositivo con iOS o Android, conectar el Echo a la corriente eléctrica (es alámbrico) y configurarlo con la misma red WiFi de tu dispositivo móvil: un proceso tan simple como dar unos cuantos clics.

Pide lo que quieras a Alexa

La música es quizá su mejor opción: Echo funciona con Amazon Music, pero su circuito va más allá. Trabaja con Spotify, Deezer, Claro Música y con TuneIn para la radio. No obstante, si eres usuario de Apple Music tendrás que utilizar el Bluetooth para reproducir tu música desde esa plataforma y sin la posibilidad de cambiar la canción mediante comandos de voz.

Esta vez, utilizamos el Echo con Spotify y su coordinación es ideal. Puedes reproducir tus playlists de Spotify diciéndole el nombre o bien, pedirle música de cualquier artista, un álbum, un género o una época. Además, puedes pedirle cualquier estación de radio de este u otro país gracias a que funciona perfectamente con TuneIn Radio.

Con Amazon Music Unlimited es mejor

Si bien plataformas como Deezer o Spotify responden muy bien a la hora de tocar música en el Echo, cuando se trata del servicio de streaming de Amazon, el Amazon Music Unlimited la experiencia es mucho mejor.

Al funcionar con Echo puedes controlar la música totalmente con tu voz, pero también desde la app de Alexa haciendo que todo funcione en una sincronía perfecta y que Alexa cumpla cualquier petición sin importar el género.

En Amazon Music Unlimited hay un catálogo de más de 50 millones de canciones, por lo que es poco probable que no encuentres lo que buscas.

Por si fuera poco, la plataforma es tan inteligente que es como si supiera cuál es tu estado de ánimo y cuáles son tus gustos para siempre estar al tiro con eso. Escuchar música en Amazon Music Unlimited mediante el Echo es descubrir más de un artista nuevo por día.

Aunque como no todo lo que brilla es oro, Echo decepciona a la hora de llamar a Alexa mientras reproduce música, y es que a pesar de sus siete micrófonos, Echo parece no querer escucharte a la primera si el volumen de la música es muy alto.

¿Qué más puede hacer?

Echo es un excelente asistente si eres una persona despistada. Puedes pedirle que te recuerde cosas tan raras como “apagar el boiler” hasta “llamar a tus papás”, basta con que le digas a qué hora quieres que lo haga.

Hace unos días le pedí a Alexa que me despertara todos los días a las 7:30 de la mañana con “When In Rome”, una canción de Blossom Deary perfecta para despertar, y hasta ahora no me ha fallado.

Trabajar con varias skills

En las rutinas también puedes pedirle que te diga el clima del día, el tráfico, o comenzar con un resumen de las noticias gracias a las skills que tiene integradas. Ahí están los medios de comunicación más importantes de México; desde Noticieros Televisa, hasta CNN o El Universal pasando por Código Spagueti, claro.

El detalle con las noticias es que cada skill funciona con el mismo comando por lo que hasta ahora, Alexa ha presentado algunas dificultades diferenciando a algunos medios de comunicación, algo que esperamos, se resuelva con el tiempo.

Echo además, resulta la herramienta perfecta para complementar el día: ¿no sabes cuánto tiempo llevan cociéndose unos huevos? Basta con que le pidas que configure un timer. ¿Estás triste y quieres un chiste o que te cante una canción? También puedes pedírselo. Es más, hasta puedes pedirle que haga ruidos de animales gracias a sus skills.

Alexa como el general de la casa

Echo funciona perfectamente en integración con la mayoría de los aparatos del llamado smart home. Puedes pedirle, si tienes focos inteligentes, que apague las luces, que encienda la cafetera (mediante un smart switch) a equis hora o que cierre la casa con llave si su cerrojo también es inteligente.

El altavoz trabajará con una amplia gama de marcas que van desde Philips, August, TP Link y otras más. Basta con configurarlo desde la app de Alexa en tu teléfono.

Además, dentro de sus skills puedes pedirle que ordene una pizza, que te dé recetas de cocina, pedir un Uber a donde quieras, que te haga la lista del súper, o que ponga el audio de algún canal de televisión en vivo. Con el paso del tiempo, Alexa aprende poco a poco de ti y de cómo interactúas con Echo.

Al estar pensado para México, Alexa entiende a la perfección nuestro inglés poco eficiente y le puedes pedir lo que sea en el idioma con la seguridad de que te entenderá. Y cada vez que añades un nuevo skill te da una detallada explicación de cómo puedes utilizarlo.

¿Qué no nos gustó?

El Echo de Amazon segunda generación tiene todo, pero sus siete micrófonos aún necesitan perfeccionarse, y es que es así de simple: uno no quiere gritar “¡¡Alexaaaa!!” para ser escuchado y esperar un sombrío silencio, pero de ahí en fuera, el aparato tiene grandes posibilidades.

En este caso, la app de Alexa resuelve el problema a un costo no tan malo porque desde ahí puedes configurar el asistente por voz para controlarlo desde tu teléfono, así estarás seguro de que si el Echo no te escucha, podrás pedirle algo a Alexa usando el smartphone.

El otro detalle es que en algunos casos, aunque le pidas a Alexa que detenga la reproducción musical, pasará tu orden por el arco del triunfo en más de una ocasión.

Lo bueno
  • Su velocidad de respuesta a la hora de pedirle lo que sea, siempre y cuando lo sepa
  • Su diseño minimalista y elegante que no irrumpe con la decoración de casa
  • Alexa es obediente y útil
  • Su sonido es impecable
  • Tiene entrada para un cable auxiliar
  • Es ligerito y tiene fundas intercambiables
Lo malo
  • El “mal oído” de sus siete micrófonos
  • Hasta ahora solo puede hacer llamadas y enviar mensajes entre otros dispositivos Echo
  • Alexa responde a cualquiera que le hable.
  • Sus skills de noticias necesitan mejorar
  • Alexa necesita saber cuándo parar, y la app tiene que mejorar su velocidad e interfaz
  • Su adaptador de corriente es una caja negra ENORME
Veredicto

Amazon

El Echo es una maravilla siempre y cuando sepas utilizarlo con precisión, por lo que no esperes mantener una conversación fluida con Alexa.

Sus skills necesitan mejorar aunque es perfectamente entendible porque el dispositivo apenas llega a México y tiene que enfrentarse a un largo camino para llegar a ser el asistente que quiere ser.

Enfrente del Echo hay un montón de trabajo por hacer para que sus habilidades sean cada vez más inteligentes, más eficientes y más concisas a la hora de operar, aunque no por eso deja de ser una herramienta útil para complementar tu vida.

El puente ya está trazado y esta generación de dispositivos es, sin lugar a dudas, la que deberá sentar el futuro o la muerte de los asistentes por voz con los que soñamos por tanto tiempo.

Por César García Soria

Amazon Echo (2a generación)

Dimensiones: 148 mm x 88 mm x 88 mm

Peso: 821 gramos

Conectividad: Bluetooth, Wi-Fi de doble banda compatible con redes 802.11a/b/g/n/ac (2.4 y 5 GHz).

Software: Alexa.

Presentaciones: Carbon (FUNDAS: Heather Gray, Oak, Nogal).

Bocinas: Woofer de 2.5″ y Tweeter de 0.6″.

Hardware: Matriz de 7 micrófonos, woofer de 2.5″, tweeter de 0.6″, controles de acción, volumen, encendido y apagado de micrófono, anillo de luz frontal.

Precio: $1, 799.00 pesos

Ver más
Otras reseñas