Reseña: Wasteland 3 — Una constante prueba a tu moral en un helado mundo postapocalíptico

| 6 de septiembre de 2020
Wasteland 3 es un increíble RPG post-apocalíptico, con una excelente historia en la que cada decisión cuenta, hacen que este juego sea imperdible para los fans del género.

Wasteland 3 comienza con promesa y cumple hasta el final. Este RPG isométrico postapocalíptico nos presenta un mundo inmersivo en el que, entre la construcción de los personajes y la progresión del jugador, es una experiencia fascinante de principio a fin que los fans de ese género no se querrán perder.

Wasteland 3: Del desierto a tierras heladas

El juego nos lanza directamente a la acción. Jugamos como un Ranger, una especie de sheriff posapocalíptico, que viaja desde Arizona hasta las tierras salvajes y nevadas  de Colorado. Naturalmente, su convoy es atacado en el camino y, como uno de los únicos supervivientes, es su deber establecer una relación de trabajo con el señor de la guerra local.

(Imagen: inXile Entertainment)

Las primeras etapas de Wasteland 3 se centran principalmente nuestros esfuerzos para la construcción de la Ranger Base. Este es el centro principal en el mundo y es nuestro trabajo construirlo empleando y adquiriendo la ayuda de extraños en todo el congelado páramo. A veces es bastante obvio que pronto tendremos un equipo y el juego te premia si tienes la disposición de ayuda a otros. Esto es una característica atractiva que entrelaza tanto la jugabilidad como la narrativa de una manera que recompensa el compromiso que mostremos con nuestras decisiones.

Wasteland 3 nos ofrece personalización profunda del personaje y cada personaje jugable tiene la capacidad de especializarse en varios estilos de juego diferentes. Esta personalización hace que nos sintamos identificados e invirtamos una buena cantidad de tiempo en desarrollar a nuestros personajes a nuestro gusto.

(Imagen: inXile Entertainment)

Combate en la nieve

Si alguna vez jugaron a las entregas anteriores, sabrán qué esperar, pero para los no iniciados, Wasteland 3 tiene una jugabilidad similar a la serie XCOM. Las peleas tienen lugar en un mapa cuadriculado, con movimientos, acciones y ataques utilizando la cantidad limitada de Abiltiy Points (AP) que tiene cada personaje. Cada pelea es un balance entre la agresión, la defensa y el equilibrio de esos AP para que no dejemos a un personaje en una posición comprometida.

Esto hace que el juego sea tremendamente divertido. Wasteland 3 sólo nos castiga cuando cometemos errores demasiado tontos, como entrar en una batalla sin considerar el posicionamiento o estar demasiado cerca de los barriles explosivos que se encuentran en los campos de batalla. Con una planeación inteligente y un poco de previsión, podemos obtener una ventaja táctica en el campo de batalla. Es en estos momentos que Wasteland 3 realmente brilla, brindando algunos de los mejores combates por turnos que se pueden ver en este género.

(Imagen: inXile Entertainment)

Tal vez el único defecto con el combate es que a veces es difícil hacer un seguimiento de todo lo que está pasando. la pantalla puede convertirse en un verdadero lío una vez que tengamos un escuadrón completo de ocho hombres, y aunque las batallas más grandes del juego a menudo cuentan con el mayor nivel de profundidad táctica, coordinar a tu equipo puede requerir mucho entrecerrar los ojos.

El peso de las decisiones

Wasteland 3 usa las decisiones que tomamos para dar forma al páramo congelado que nos rodea. Por lo que he investigado, hay alrededor de diez finales diferentes y algunas decisiones tienen efectos trascendentales en ciertas partes del juego. Incluso después de media docena de horas, ya puede comenzar a ver los resultados de algunas de las decisiones, y este impacto es manifiesta a lo largo de todo el juego.

Las elecciones morales son bastante comunes en los juegos de hoy en día, pero Wasteland 3 se distingue por cómo las usa. Por lo general, nos pone en situaciones y elecciones que caen dentro de un área moralmente gris. Ciertamente, hay momentos en los que es obvio quién es el personaje maligno, pero también hay momentos en los que puedes sentir empatía con todas las partes involucradas, lo que finalmente hace que las decisiones sean mucho más difíciles.

(Imagen: inXile Entertainment)

Por ejemplo, si hay un líder nefasto y decidimos actuar en su contra, nuestra decisión nos llevará a que terminemos acabando con vidas inocentes. O elegir quedar bien con el gobernante local o salvar vidas. Son elecciones delicadas que determinan el rumbo que tomará el juego. Y esto le da otra capa de profundidad que lo hace mejor todavía.

Lo bueno
  • Personajes variados que podemos moldear
  • Gran historia
  • Los chistes de un humor oscuro
  • Los combates son entretenidos y retadores
  • Mejoras notorias con respecto a las entregas anteriores
Lo malo
  • Alguno que otro bug
Veredicto

Wasteland 3 es un fantástico juego de rol postapocalíptico. Con una historia y desarrollo perfectamente ejecutados, un combate táctico satisfactorio para los fans del género y un mundo lleno de personajes memorables y una toma de decisiones que determinan el rumbo que tomará nuestra aventura, hacen que tenga un alto valor de rejugabilidad. Los pequeños bugs son peccata minuta.Wasteland 3 vale cada peso que inviertan en él.

Más reseñas