logo-codigo-espagueti

Reseña – Trek to Yomi: una clásica historia de samuráis

| 28 de junio de 2022
Una historia de samuráis inspirada en las legendarias películas de Akira Kurosawa.

Akira Kurosawa es un extraordinario director japonés que nos ha brindado algunas de las películas de samuráis más icónicas y vanagloriadas que existen en la historia del cine. Cintas como Seven Samurai y Yojimbo son apreciadas por el público y aclamadas por la crítica, por lo que no es de extrañar que hayan sido una inspiración para muchos proyectos en las décadas posteriores a su lanzamiento.

Trek to Yomi es un claro ejemplo de esos esfuerzos creativos, un videojuego de aventuras de acción a cargo de Flying Wild Hog y Leonard Menchiari, disponible para consolas de PlayStation, Xbox y ordenadores, con un estilo basado en los contrastes del blanco y negro; un arte muy similar al de los mencionados largometrajes de Kurosawa.

Y sí, el concepto y esencia de este juego se manifiesta desde la primera cinemática, en una historia que desde un principio busca plasmar el orgullo y pasión de los guerreros nipones. Pero, ¿En verdad vale la pena adentrarme en las 8 horas que dura la aventura de este samurái con sentimiento de culpa? Bueno, de eso vamos hablar a continuación.

Imagen: Devolver Digital

El camino del guerrero

La historia de Trek to Yomi sigue al joven samurái Hiroki, quien emprende un viaje para proteger su ciudad contra un poderoso señor de la guerra que amenaza todo lo que conoce y ama.

La venganza aderezada con un sentimiento de culpa será el hilo conductor de la narrativa. Dada la naturaleza del juego, los argumentos se nos van presentando de forma directa y constante, con un ritmo poco pausado que no da respiro al jugador, y que tampoco le permite generar ningún tipo de relación con el universo que le rodea.

Esto genera una especie de vacío, pues los fondos que retratan villas del Japón feudal, los bosques frondosos y los paisajes sobrenaturales, se sienten como simples paredes ornamentales totalmente inexpresivas.

Imagen: Devolver Digital

En ese sentido, desde la jugabilidad tampoco hubo una respuesta para contrarrestar dicho efecto. Es decir, si vas a desarrollar un juego en el que la exploración está totalmente limitada, siempre te quedará utilizar elementos como los coleccionables para generar un vínculo entre el jugador y el contexto, dando pie a eso que los gurús llaman experiencia inmersiva. En Trek to Yomi no hay nada que como jugador nos conecte al espacio y tiempo de la narrativa, y esto sin duda, va en detrimento de la propia historia.

El viaje de Hiroki lo lleva a sitios a los que pocos pueden acceder y esto hará que el samurái deba tomar decisiones (algunas de ellas determinadas por el propio jugador) que tienen un impacto en cómo se desarrolla su historia a lo largo de los siete capítulos que componen el juego.

Este peso sobre nuestras decisiones y algún que otro diálogo interesante hacen que la atención y la expectativa se mantenga durante lapsos, sin embargo, todo esfuerzo narrativo queda sepultado por una jugabilidad acartonada, opaca y sobre todo, nada desafiante.

Imagen: Devolver Digital

Un samurái requiere de grandes desafíos

El juego de Trek to Yomi tiene una jugabilidad bastante simple. Es principalmente un juego de desplazamiento lateral donde los jugadores tienen que despachar enemigos que desafían a Hiroki en cada escena. Hiroki a menudo puede estar rodeado, por lo que bloquear, parar y moverse alrededor de los enemigos ayuda a sobrevivir a sus ataques, al igual que retroceder hasta el borde de la pantalla para que los enemigos tengan que acercarse a ti uno a la vez.

El combate se basa en bloqueos y paradas para tener éxito, y en un par de golpes (uno ligero y uno pesado). Estos últimos dan pie a ataques especiales y combos que ejecutas con combinaciones de botones. No esperes una gran variedad, y de hecho, déjame confesarte que ni siquiera los necesitas para avanzar en los niveles más complejos, pues muy pronto queda claro que la mayoría de los enemigos se pueden despachar con solo un par de golpes fuertes, dejando muchos de los movimientos que desbloqueas infrautilizados.

Del mismo modo, contamos con un movimiento de evasión y y una barra de estamina que debemos cuidar para que Hiroki no caiga cansada en medio de una batalla y quedé a merced de los enemigos.

Imagen: Devolver Digital

Hay diferentes niveles de enemigos, con enemigos más fuertes equipados con mejores armaduras y armas como lanzas o arcos, pero todos son bastante fáciles de derrotar, mientras que las peleas de jefes agregan algunos encuentros más desafiantes a la mezcla, pero nada que te haga sufrir en serio.

Desafortunadamente, más allá de la mecánica central, el combate de Trek to Yomi a menudo se siente torpe e insensible. Puede haber momentos en los que parezca haber un retraso en las reacciones, como cuando se bloquea. Al detener un ataque enemigo perfectamente se ralentiza la acción para que puedas contrarrestar, pero incluso durante esa ralentización puede haber un retraso, por lo que Hiroki no ataca a tiempo. Para un juego donde el combate es un elemento central, este es bastante desprolijo y, por ende, decepcionante.

Imagen: Devolver Digital

Clásica película de samuráis

El estilo visual y la actuación son mucho mejores en Trek to Yomi. Las imágenes en blanco y negro y el efecto de grano de la película le dan una sensación de película clásica real, y los entornos por los que avanzas se ven geniales, especialmente a medida que te aventuras en nuevas áreas. De hecho, es por ello que lamentamos profundamente que no exista una conexión más fuerte con las maravillas del Japón feudal que nos presenta este universo.

Los diseños enemigos son bastante fáciles de distinguir, por lo que puedes prepararte para los ataques que usarán. La actuación de voz también es buena usando el idioma japonés para ubicarte realmente en la era del cine que Trek to Yomi quiere imitar.

Imagen: Devolver Digital

Lo bueno
  • Fantástica estética de película de sumarais en blanco y negro
  • La actuación de voz está bien hecha
Lo malo
  • El combate se siente torpe y no responde lo suficiente
  • Todos los enemigos son bastante simples de despachar
  • Jugabilidad acartonada y opaca
  • Nula conexión a los escenarios
  • Narrativa que va en decadencia conforme avanza el juego
Veredicto

Trek to Yomi es un juego que realmente evoca el estilo de las películas de Kurosawa, con una historia decente y buenos personajes. Sin embargo, uno se va decepcionando por un sistema de combate que puede parecer torpe e insensible contra enemigos que son demasiado fáciles de derrotar, y por un entorno que se siente completamente vacío pese a su prolijidad artística. Si te gustan los desplazamientos laterales y los samuráis, puede valer la pena pasar las pocas horas que lleva jugarlo, además, si cuentas con suscripción a Xbox Game Pass no está de más darle la oportunidad.

ANUNCIO

Más reseñas