logo-codigo-espagueti

Reseña – Scorn, una pesadilla tan grotesca como fascinante

| 26 de octubre de 2022
Scorn definitivamente no es para todo el mundo, eso es un hecho.

Desarrollado por Ebb Software para Xbox Series y PC, Scorn se erige como uno de los videojuegos más terroríficos en lo que va del 2022. Esta propuesta ciertamente difiere de otras obras enmarcadas en el género, lo que bien podría valerle puntos por originalidad, aunque restarle algunos al no ser precisamente un título de fácil acceso, sobre todo teniendo en cuenta que ya los juegos de terror pertenecen a un nicho muy reducido. Entonces, ¿qué nos ofrece Scorn? La respuesta trataremos de destriparla (tranquilos, no es literal) a continuación. 

Sexualidad, sadismo y pintores europeos

Lo primero que llama la atención de Scorn, y el principal factor por el cual seguramente muchos decidirán hacerse con este videojuego, es su apartado visual. Hemos de aceptarlo: la dirección artística de este título es magnífica. Fuertemente inspirado en la ominosa estética de H. R. Giger y la desesperanzadora pintura de Zdzisław Beksiński, Scorn nos ofrece un festín visual sublime y sobrecogedor. No van a faltar las estructuras mecánicas que literalmente cobran vida, las veladas y no tan veladas referencias a la sexualidad de una especie humanoide (todo está lleno de agujeros en donde debemos de introducir nuestros dedos, manos), y las constantes escenas marcadas por el sadismo más inmersivo que pudo habernos propuesto un videojuego.

Imagen: Ebb Software

Por otro lado, creo que la cantidad de tiempo invertida en este título fue más que justa, 8 horas a lo mucho. Considerando que un survival horror puede volverse muy pesado cuando son muy largos debido al estrés que generan, Scorn nos ofrece una experiencia de juego equilibrada en ese aspecto.

La experiencia es sumamente inmersiva, y no porque el juego es en primera persona: los escenarios viven su dolor en silencio, y será nuestra tarea tratar de descubrir todo lo que esas paredes, que parecen bloques de vísceras y computadoras al mismo tiempo, tienen preparados para nosotros. La música y los efectos de sonido son igualmente incómodos, lo cual resulta bastante gratificante.

Imagen: Ebb Software

Si eres fanático de la franquicia de Alien, entusiasta del arte que Cannibal Corpse muestra en sus portadas, o ávido lector de los Libros de Sangre de Clive Barker, esta será, pese a sus bemoles, una experiencia que vas a sufrir y a disfrutar.

No te confundas, no es un shooter

Gracias a las primeras imágenes que se dieron a conocer de Scorn, muchos nos fuimos con la finta de que sería un shooter al estilo de Resident Evil 7 o Doom Eternal, pero nada más alejado de la realidad. Scorn es en realidad un juego de puzzles, nada sencillos y bastante retorcidos, hay que reconocerlo. Sí, en medio del camino nos encontraremos con todo tipo de hostiles criaturas que no dudarán en mover una falange para conducirnos al nada dulce camino de la muerte, y para acabar con ellas contaremos con armas y muy escasa munición (al final es un survival horror, ¿no?), pero el combate se encuentra por completo en un segundo plano, y vaya que puede ser frustrante.

Imagen: Ebb Software

No me malentiendan: no me molesta que Scorn no sea un shooter, aunque sí, no soy fanático de los puzzles. Lo malo aquí es que hay tantos monstruos en medio del camino que se vuelve necesario hacerles frente si quieres continuar con la historia, es decir, no puedes huir como en Outlast, pero tampoco puedes acabar con los enemigos y eso se convierte en una experiencia un tanto insatisfactoria.

Fuera de lo mencionado líneas arriba, Scorn ofrece una narrativa oscura y misteriosa, y para entenderla, te tienes que ganar ese derecho. El título está en español, aunque eso sirve más bien poco, pues dentro del juego no hay nada de texto, lo que suma a esa atmósfera tan sugerente que le caracteriza.

Lo bueno
  • Una estética impresionante, deudora de la obra de H. R. Giger y Zdzisław Beksiński
  • Un lore oscuro y misterioso
  • Todo, hasta el sonido, puede resultar incómodo: otro punto a favor de la experiencia
  • La dificultad de los puzzles, que si bien yo no soy fanático, me resultaba bastante satisfactorio resolverlos
  • El tiempo: alrededor de 8 horas, la justa medida para un juego de este tipo
  • El precio: está a menos de 400 pesos, y en Game Pass se encontró disponible desde día uno
Lo malo
  • Los controles que si bien no son de tipo tanque, para nada se siente fluidos
  • Las mal implementadas dinámicas de shooter
Veredicto

¿Recomiendo Scorn? Como lo dije líneas arriba, si eres fanático de la franquicia de Alien, del trabajo de H. R. Giger o de Zdzisław Beksiński, ciertamente encontrarás en este título la inmersión que estabas buscando. Además, teniendo en cuenta su reducido precio, y que se encuentra disponible para los usuarios de Games Pass, siempre es bueno probar algo nuevo, aunque no se trate realmente de tu tipo de juegos. Pero debes de tener en cuenta que al final Scorn es un juego difícil: difícil, no solo porque así lo hacen sus mecánicas y su diseño de juego, sino porque toda la experiencia audiovisual puede resultar grotesca e incómoda.

Si eres capaz de sortear estos elementos, y más aún, voltearlos a tu favor, entonces sí: definitivamente te recomendamos jugar Scorn. Una cosa nos queda clara: es una experiencia que en denitiva no vas a olvidar muy fácilmente.

 

ANUNCIO

Más reseñas